Breves

Los alimentos congelados ¿pueden ser una buena opción?

Muchas veces consultamos con los especialistas en nutrición si conviene congelar o no los alimentos o bien si es aconsejable consumir alimentos que ya vienen previamente congelados.

No hay duda alguna de que en la época actual donde todos tenemos varias ocupaciones y el tiempo parece no alcanzar, poder contar con la opción de tener algunas comidas congeladas nos permite ahorrar tiempo. Vamos a dar respuesta, entonces, a algunos de los muchos interrogantes que surgen sobre estos temas:

¿Mejor frescos que congelados? Los alimentos congelados, por lo general, no pierden calidad nutricional ya que hoy en día en la industria se utilizan métodos rápidos de ultracongelación que mantienen casi intacto los nutrientes y las características organolépticas. Si bien elegir alimentos frescos que puedan ser consumidos en el momento de la compra nos da la certeza de sabores, colores y texturas que estamos eligiendo, hoy en día los alimentos congelados pueden ser – con los cuidados correctos – una muy buena opción de acuerdo a nuestras necesidades y posibilidades.

¿Son mejores los congelados que ya vienen preparados? Esto depende de cada producto y es importante analizar caso por caso. Algunos productos que vienen congelados pueden tener sal, aditivos y conservantes que nosotros no agregaremos al momento de congelar los alimentos que compramos frescos, por eso es muy importante informarse para elegir en cada caso la mejor alternativa.

¿Es lo mismo utilizar una bolsa plástica que una bolsa especial para congelar? Las bolsas para congelar son de material especial que no se modifican con la temperatura y tienen un sello hermético que ayuda a conservar el producto en un entorno más seguro. Si vamos a congelar alimentos es fundamental hacerlo siguiendo los mejores procedimientos en pos de cuidar nuestra salud.

¿Se pueden descongelar alimentos a temperatura ambiente? Hay que pensar en el congelador como en un "botón de pausa", que nos da más tiempo para consumir los alimentos porque inactiva el crecimiento de las bacterias que están presentes en él. Lo recomendado es pasar del congelador a la heladera y dejar descongelar los alimentos en esta.

¿Un alimento que se descongela no debe volver a congelarse? Preferentemente no, ya que cuanto más se manipule (congelación-descongelación) mayor será el riesgo de contaminación. El proceso de descongelado favorece la multiplicación bacteriana y podría correrse el riesgo de una intoxicación alimentaria. El consejo es consumir lo más pronto posible cualquier tipo de alimento después de ser descongelado. A excepción de que el alimento descongelado, se cocine completamente (si es posible calentarlo), de esa forma podría volverse a congelar ya que el calor destruye las bacterias presentes en los alimentos y la posibilidad de contaminación es muy baja en este caso.

¿La congelación deteriora la textura de los alimentos? La mayoría de las carnes, frutas y verduras no se deterioran con la congelación y se conservan mejor. Algunos alimentos, como aquellos que contienen almidones - como papas y bananas, entre otros - sí se modifican con las bajas temperaturas y adquieren una textura viscosa. Tampoco debe congelarse la mayonesa ni las salsas grasas ya que el frío las fragmenta separando el agua de la grasa.

Más allá de si elegimos frescos o congelados, siempre es importante que tengamos en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que resume en cinco puntos claves la inocuidad de los alimentos:

mantener la limpieza;
separar los alimentos crudos de los cocidos;
cocinar completamente;
mantener los alimentos a temperaturas seguras según cada caso
y usar agua y materias primas seguras.

Siguiendo estas sugerencias estaremos cuidando nuestra salud y la de nuestras familias con cada elección.

- Por la Dra. Virginia Busnelli (MN 110351), Médica especialista en Nutrición. Directora Médica de CRENYF

- Eikasía