#50 Aniversario del Día de la Tierra

El desprecio por la naturaleza, por sus procesos sustentadores de vida, ha hecho que la biodiversidad, que es garante de bienestar y equilibrio en la biosfera, sea mucho menor. Como resultado cada día tenemos menos capital natural, debido al impacto producido por nuestra especie.

En la primavera de 1970, el senador de Wisconsin Gaylord Nelson creó el Día de la Tierra como una manera de atraer la atención nacional hacia los retos ambientales de la época.

Desde esa primera convocatoria en la que congregó a 20 millones de personas en EE.UU., el Día de la Tierra se ha convertido en una tradición mundial. A partir de entonces, este día se celebra cada año el 22 de abril con una participación superior a dos mil millones de personas en 180 países de todo el mundo.

La economista costarricense Christiana Figueres, artífice del Acuerdo de París contra el cambio climático, subraya la necesidad a corto plazo de controlar la crisis sanitaria provocada por el coronavirus Covid-19.

En relación al uso de la tierra, propone "plantar árboles y preservar nuestros bosques, los manglares, las praderas de pastos marinos y las turberas", y pide que sea un proceso hacia “la gran regeneración".

En medio de la actual pandemia, no olvidemos el cambio climático que representa el mayor desafío para el futuro de la humanidad y los sistemas de soporte vital que hacen que nuestro mundo sea habitable.

Ahora es el momento para que los ciudadanos pidan una mayor ambición global para enfrentar nuestra crisis climática. A menos que todos los países del mundo den un paso adelante, y lo hagan con urgencia y ambición, estamos enviando las generaciones actuales y futuras a un futuro peligroso.

2020 tiene que ser el año en el que se produzca un cambio transformador que aproveche las acciones positivas que se están realizando y las haga más grandes y visibles en todo el mundo, dice Kathleen Rogers, presidenta de la Red del Día de la Tierra.

Conclusión

Desde la Asociación Amigos de los Parques Nacionales solicitamos que así como cada uno de nosotros se asegura de que quienes nos rodean estén bien y seguros, también es una gran oportunidad para examinar nuestra relación individual y colectiva con el mundo natural y cómo nuestras actividades impactan al Planeta.

Para la Naturaleza la desaparición de los humanos, tal vez no sea un problema...ya que la Madre Tierra seguirá produciendo nuevas especies que se adaptaran al nuevo mundo.

- Por Prof. Norberto Ovando * y Gpque. Adalberto D. Álvarez**
* Presidente y ** Vicepresidente

Asociación Amigos de los Parques Nacionales (AAPN)
Expertos Comisiones Mundial de Áreas Protegidas (WCPA) y,
Educación y Comunicación (CEC)
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN)

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook