Cómo sacaba el dinero de la Argentina Ernesto Clarens, el financista de los Kirchner

En los últimos 15 años Ernesto Clarens realizó más de 200 viajes al exterior. 164 de ellos fueron a Uruguay. Y 91 los hizo en barcos privados a Puerto Camacho, ubicado en la localidad de Carmelo. El acceso cuenta con una particularidad: desde allí se puede ingresar sin dificultades a un barrio cerrado, El Faro, donde el histórico financista de los Kirchner tiene una casa.

Clarens es uno de los involucrados en la causa de los cuadernos de las coimas K que se abrió por los registros de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, número dos de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación. El empresario fue mencionado por algunos directivos como el receptor de los bolsos con coimas en pesos que se les pagaban a ex funcionarios del gobierno kirchnerista. La semana pasada ofreció colaborar con la Justicia como arrepentido, pero el juez Claudio Bonadio todavía no homologó el acuerdo.

El informe que presentó el periodista Luis Majul en 4Días, el programa que se emite por A24, refleja la facilidad con la que se puede cruzar la frontera a través del Puerto Camacho. No es raro entonces que la Justicia sospeche que entre los años 2003 y 2018 Clarens trasladó 200 millones de dólares.

"Uruguay es un colador. Si en Carmelo se penetra más hacia el interior, el caudal permite perfectamente el calado de cualquier yate sin ningún tipo de problemas", graficó la diputada de Montevideo Graciela Bianchi.

En tanto, el contador Daniel Espinosa, titular de la Secretaría Antilavado de Uruguay, comentó: "En las últimas evaluaciones de riesgo de lavados, el principal riesgo que identificamos son los fondos regionales vinculados a actividades delictivas".

Y añadió que quienes quieren blanquear fondos siempre se sintieron "atraídos" por su país. "Tenemos seguridad jurídica y varios activos que pueden ser usados para negocios lícitos e ilícitos", dijo.

El equipo de 4Días viajo a Colonia en barco y luego, por tierra, se dirigió a Carmelo. Luego ingresaron al barrio privado donde tiene casa Clarens. Las imágenes del puerto dan cuenta de la falta de controles que existen. Hay apenas un funcionario de la Aduana. El puerto es una gran oportunidad para quienes quieran ingresar dinero sin problemas.

Gastón Blanchetiere, legislador porteño que integra el equipo de Graciela Ocaña, también sostuvo que "los controles son débiles". "En algún momento se habló (de traslado de fondos) por vía marítima y aérea. En algunas partes de Uruguay hay pistas no declaradas, entonces se abre un camino para movimientos de dinero negro", explicó.

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook