El "escándalo financiero" que podría complicar a Alfonso Prat-Gay

Diputados de la oposición harán una denuncia por una emisión de deuda durante su gestión en el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

En los próximos días un grupo de diputados de la oposición sacudirá al Gobierno de Mauricio Macri con una nueva denuncia.

La investigación está relacionada con una emisión de deuda por unos 2.750 millones de dólares realizada a mediados del año pasado bajo la gestión de Alfonso Prat Gay.

Al parecer, ese dinero que se utilizaría para hacer una recompra de bonos cupón PBI fue utilizado para pagar gasto corriente del Gobierno. La denuncia sería por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

El ministerio de Finanzas a cargo de Luis Caputo sostiene que "esa recompra no se pudo hacer por problemas legales y jurídicos, pero en la medida que estos se solucionen se saldrá a rescatar esos cupones PBI".

"El principal responsable de este nuevo escándalo financiero es Alfonso Prat Gay, que siempre estuvo en contra que se pagara un cupón a inversores, pero el Gobierno se quedó con los dólares y no los rescató. Por eso tienen que explicar qué hicieron con esos dólares, si los gastaron o todavía los tienen guardados", manifestó uno de los diputados que trabaja en la redacción de la denuncia.

La historia se remonta al 30 de junio del año pasado. El entonces ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, colocó dos bonos en el mercado financiero por un total de u$s2.750 millones.

La intención era utilizar esos fondos para recomprar los cupones PBI que emitió el gobierno de Néstor Kirchner en 2005 al realizar el primer canje de la deuda.

"Prat Gay había anunciado días antes que el Gobierno de Mauricio Macri no tomaría más deuda externa en el transcurso de 2016. Sin embargo, colocó dos títulos a 12 y 20 años en el mercado internacional de capitales que según informó el ministerio de Hacienda serían para recomprar esos cupones PBI que vencen en 2035 con el objetivo de mejorar el perfil de deuda pública", manifiesta parte de la denuncia de los diputados de la oposición.

La secretaría de Finanzas, a cargo del actual ministro de Finanzas Luis Caputo, informó luego de la colocación que que se habían tomado u$s1.000 millones a 12 años a una tasa de 6,625% anual y 1.750 millones a 20 años con rendimiento de 7,125 por ciento.

Los bancos que actuaron en la operación fueron Deutsche Bank y Morgan Stanley, Bank of America, Merrill Lynch, y Credit Suisse.

"Lo que estamos haciendo ahora no es emitir deuda para financiar déficit fiscal sino que es un manejo de pasivos, es para recomprar los bonos del cupón PBI", explicó Prat Gay en ese entonces por medio de un comunicado que agregaba que "se colocaron 2.750 millones porque creemos que entre 2.500 y 3.000 (millones) es lo que se va a necesitar para la recompra de los bonos".

En Hacienda calculaban que, en caso que se lograra recuperar la totalidad de la emisión de cupón PBI, el ahorro sería de unos 9.500 a 10.000 millones de dólares según la cotización de esos cupones PBI en el mercado. En el mercado financiero se llamaba a esa recompra la "operación collar".

Con estos u$s2.750 millones, el Tesoro de la Nación recompraría esos bonos pero los diputados de la oposición pedirán explicaciones al Gobierno sobre el destino de los mismos.

El esquema de los bonos cupón PBI establece que estos bonos, con legislación Nueva York y también de Argentina establece que los mismos se deben pagar al año siguiente de un año cuando el PBI anual supere supere a un PBI teórico de aproximadamente el 3%, que se calcula con una fórmula que depende de cuál sea el año que se tome de ratio para proyectar la serie del PBI.

Luego, si el valor del PBI del año anterior supera el 3% el gobierno debe pagar a los tenedores de esos cupones el 5% de ese excedente en dólares, euros y pesos. Si por ejemplo el PBI de Argentina creciera este año un 3,5%, en el mercado financiero, calculan que el Gobierno debería pagar en octubre de 2018 unos 1.500 millones de dólares a los tenedores de esos cupones, señala Infobae.

Esto implica que en la medida que el potencial de crecimiento supere cada vez mas el PBI teórico del 3% anual, el valor de esos cupones podría subir muy fuerte como lo ha venido haciendo desde principios de año. En promedio han aumentado casi un 12% en dólares.

Según Prat Gay "el cupón PBI fue un regalo del gobierno de Néstor Kirchner a los acreedores". Pero ahora será el ex ministro, en caso que prospere la denuncia, quien deberá explicar a la Justicia dónde están los dólares que el Gobierno de Mauricio Macri recibió por la colocación de bonos del 30 de junio del año pasado que supuestamente eran para recomprar esos cupones PBI y que todavía no se recataron.

- iProfesional