ÚNICA FUNCIÓN

Llega a Salta "Orfeo y Eurídice"

Miércoles ​20 de junio 21:30 hs. en Avenida Belgrano 1349, Salón Auditórium, Salta. Entrada general $100. Las entradas se venderán en el Auditórium el mismo día de la función a partir de las 17 hs

Orfeo y Eurídice, Dramaturgia y dirección de César Brie.

“El centro del amor no siempre coincide con el centro de la vida. Ambos centros se buscan entonces como dos animales atribulados. Pero casi nunca se encuentran, porque la clave de la coincidencia es otra: nacer juntos. Nacer juntos, como debieran nacer y morir todos los amantes”. Roberto Juarroz

¿Cuál es y dónde se sitúa el umbral en el que la ciencia debe ceder su lugar a la naturaleza y resignarnos a morir?

Una historia de amor. El derecho a la muerte digna. La tensión entre los avances científicos médicos sobre la prolongación de la vida y el deseo, más profundo y genuino, de los seres queridos de quien yace en coma. La relación entre la vida y la muerte.

La pieza estrenada en Argentina en 2017 está basada en el caso Englaro de Italia, donde un padre luchó durante 17 años para poder suspender la alimentación e hidratación forzadas que tenían en vida a su hija totalmente inconsciente y con daños cerebrales irreparables luego de un accidente.

​ ​ Actrices: Liza Taylor y Sofía Diambra

Música original: Pablo Brie

Diseño gráfico: Alex Ze’evi-Christian y Sofía Diambra

Vestuario y escenografía: Liza Taylor y Sofía Diambra

Fotografía: Mariana Fossatti

Texto y dirección: César Brie

Sinopsis

Una mujer tiene un accidente. Los médicos impiden que muera, pero no la restituyen a una vida consciente. Su compañera lucha porque le sea permitido detener una terapia que mantiene en vida sólo un cuerpo inerte. Ese era el deseo que Eurídice había expresado. Nos basamos en el caso Englaro, en Italia, donde un padre luchó durante 17 años para poder suspender la alimentación e hidratación forzadas que tenían en vida a su hija totalmente inconsciente y con daños cerebrales irreparables luego de un accidente.

El mito de Orfeo habla de la relación entre el amor y la muerte, habla del luto, del aceptar o no que el otro pueda partir. En nuestro tiempo toca también un argumento que nos interpela. La ciencia nos ha prolongado la vida. ¿Pero cuál es y dónde se sitúa el umbral en el que la ciencia debe ceder su lugar a la naturaleza y resignarnos a morir?

Sobre la puesta en escena

Creamos imágenes y metáforas sobre este argumento. Luego tejimos esas imágenes con los textos que preparé para cada instante. Imaginamos dos caminos cruzados. Uno el de la vida cotidiana y otro el de la vida hospitalaria. El primero va de una silla a una cama través de una calle que se transforma. El camino hospitalario, blanco, es el de los tratamientos terapéuticos. En el cruce de estos caminos y en las zonas de sombra los otros protagonistas. Los parientes, los magistrados, la multitud.

Notas a Orfeo y Eurídice

“Volví a Italia desde Bolivia en 2009 cuando fallecía Eluana Englaro, que pasó 17 años en coma vegetativo y por la cual sus padres lucharon para que se les permitiera apagarla y dejarla morir. El caso Englaro me estremeció. Pensé que la lucha de esos padres para permitir a su hija morir y no vivir en un estado de indignidad absoluta era un acto de amor extremo e incomprendido. No era exactamente eutanasia sino el derecho a una muerte digna.

Seguí el caso pero no participé en el debate público que acabó con manifestaciones y slogans en las calles y plazas en las cuales los católicos acusaban de asesinos a los médicos que permitieron a Eluana morir y los laicos acusaban a los católicos de no aceptar que cada uno es dueño de su vida. Todos esos slogans me parecían mezquinos frente a la actitud digna, reservada y valiente del padre de Eluana.

La noche en que Eluana falleció, el parlamento italiano trataba de votar una ley impulsada por la derecha, que revocara la sentencia de la Corte Suprema en la que se autorizaba al padre de Eluana, Beppino Englaro, a encontrar un lugar donde con las debidas atenciones, su hija pudiera dejar de ser alimentada e hidratada y finalmente morir.

Estudiando el mito de Orfeo y Eurídice encontré otras cosas. Las versiones modernas coinciden en que Orfeo se da vuelta a propósito antes de salir del Hades. Que decide dejar morir la amada por la cual bajó al infierno y llegó a conmover a Hades y a Perséfona, su mujer. Algunos sugieren que Orfeo sintió el olor de los muertos, otros, que se dio cuenta que Eurídice ya no podía volver. Orfeo cuando sale del Hades pregonará el amor homosexual y terminará despedazado por las bacantes ofendidas por su desprecio a la mujer.

Pero la guía oculta en este trabajo fue el maravilloso poema de Rilke: Orfeo. Eurídice. Hermes.

Imaginé el Hades como la sala de terapia intensiva donde una persona está a merced de los médicos que no logran volverla a una vida consciente pero le impiden morir. Y el doloroso acto de amor de quien trata de apagar al ser amado y ahorrarle la humillación de vivir como un vegetal. No damos juicios en la obra, exponemos los argumentos de los médicos que no pueden dejar morir a su paciente, el argumento del amante que trata de poner fin a un dolor. El de los magistrados que luego de haber negado todas las instancias, al final, en la corte de Casación deciden que es un derecho también el poder morir. Dimos voz a Eurídice enferma: su voluntad había sido expresada por ella antes del accidente que la redujo a un vegetal. Dimos voz en realidad a todas las voces, pro y contra, para que cada uno elija dentro de sí el camino que prefiere. De hecho, Englaro siempre sostuvo que lo que hacía por su hija no lo generalizaba a los demás, pero que era un derecho.

En la versión italiana, la relación padre hija volvió a ser la relación de dos amantes, hombre y mujer. Como en el mito. En nuestra versión argentina, los amantes son dos mujeres. El mito de Orfeo habla de la relación entre el amor y la muerte, habla del luto, del aceptar o no que el otro pueda partir. En nuestro tiempo toca también un argumento que nos interpela. La ciencia nos ha prolongado la vida. ¿Pero cuál es y dónde se sitúa el umbral en el que la ciencia debe ceder su lugar a la naturaleza y resignarnos a morir?

César Brie

Dijo Jorge Dubatti

César Brie propone esta temporada una nueva creación, como siempre, de la más alta calidad: Orfeo y Eurídice. Brie reelabora el mito clásico del amante que desciende al infierno a buscar a su amada, pero para hablar sobre la muerte asistida o eutanasia. Dos mujeres (bellamente interpretadas por Sofía Diambra y Liza Taylor) se conocen y forman una pareja. Una de ellas sufre un accidente automovilístico, los médicos logran que no muera, pero queda en estado vegetativo, sin conciencia ni conexión con el mundo. «Su compañera luchará porque le sea permitido detener una terapia que mantiene en vida un cuerpo inconsciente», explica Brie. La misma Eurídice, testigo de otro accidente, en plena conciencia, había pedido a su amada que, en caso de «muerte en vida», preferiría morir. El mito de Orfeo, uno de los más potentes de la cultura clásica en la contemporaneidad, ha tenido numerosas variaciones en la literatura argentina, y especialmente en el teatro, en obras de Alberto Rodríguez Muñoz (Los tangos de Orfeo) y Griselda Gambaro (La casa sin sosiego), entre otras. Brie le da al mito una vuelta de tuerca original: a diferencia del Orfeo original, que quiere rescatar a su mujer de la muerte, el suyo (la suya, su «Orfea») quiere dejar que Eurídice «se vaya». Siempre el teatro escrito y dirigido por Brie se entrama con situaciones dilemáticas del presente, de allí su alto valor político y polémico. El dramaturgo enfoca grandes temas, tratados con la mayor creatividad escénica. En el caso de Orfeo y Eurídice sobresale la potencia del minimalismo escénico, el recurso del teatro del relato (o narraturgia) y, especialmente, el juego con las fotos animadas. Brie es un maestro en el manejo de los planos de narración y en los niveles de historia pasada, presente e incluso futura. Invita a transformar la relación con la muerte, más allá de la tragedia: otro vínculo con el duelo.

Jorge Dubatti, revista Acción

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook