Macri firmó el decreto para que privados cobren un bono de 5.000 pesos y facilitó condiciones para abonarlo

Podrá pagarse en más de dos cuotas, según la situación de la firma. También tomarse a cuenta de paritarias. Enojo empresario por apartado antidespido.

Después de muchos tironeos, tanto del sector empresario como desde el de los sindicatos, el presidente Mauricio Macri firmó este lunes el decreto para exigir al sector privado un bono de fin de año de $5.000 a pagar en dos o más cuotas. También se avaló un plus para los estatales por el mismo monto.

Los ministros de Educación, Alejandro Finocchiaro, y de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmaron la firma del decreto en conferencia de prensa y anticiparon que también habrá una compensación parcial para los trabajadores de la administración pública nacional.

El decreto del bono a privados, que se deberá abonar en dos pagos de 2.500 pesos con los sueldos de noviembre y enero próximos, será publicado este martes en el Boletín Oficial, fue también rubricado por todos los ministros del Gabinete.

Finocchiaro dijo que durante la reunión de Gabinete que encabezó el Presidente en la Casa Rosada, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, explicó que el bono para privados "podrá ser utilizado" a cuenta de futuras negociaciones de paritarias en el sector privado.

La CGT, que frenó la posibilidad de convocar para fin de mes al quinto paro general en la era Macri tras negociar este bono con el Gobierno y los empresarios, rechazaba de plano esta chance de que los 5.000 pesos del beneficio puedan ser utilizados como adelanto de los aumentos que se acordarán en paritarias.

El bono fue eje de cruces de declaraciones y de idas y vueltas entre las tres partes implicadas, más aún luego de que algunas cámaras empresariales, como la UIA y la CAME, dejaran trascender que varias empresas no estarán en condiciones de pagar el bono pese a la obligatoriedad del mismo.

El decreto que firmó Macri es el del borrador que había circulado en los últimos días y que además ordena a las empresas avisar al Gobierno diez días antes de despedir empleados y activar una instancia de mediación entre las tres partes para analizar si es posible frenar esas cesantías.

"Establécese hasta el 31 de marzo de 2019 un procedimiento por el cual los empleadores, antes de disponer despidos sin justa causa, deberán comunicar la decisión al Ministerio de Producción y Trabajo con una anticipación no menor a diez días hábiles de hacerla efectiva", dice el decreto.

En lo que refiere al bono, se deja abierta la posibilidad de negociar empresa por empresa otro mecanismo, como por ejemplo abonar en más cuotas, aunque en acuerdo con el sindicato del sector.

"Las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo, representantes de los trabajadores y empleadores, podrán adecuar la implementación de lo dispuesto en el presente decreto en materia de plazos y montos para aquellas actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o en declinación productiva", se indica al respecto en el decreto.

A su vez, explicita que aquellos acuerdos salariales que ya fueron cerrados a lo largo del año y hayan pactado una revisión "podrán compensar el aumento" con la suma total del plus salarial, salvo que las empresas y los gremios acuerden "expresamente" su no absorción.

Además, dispone que las empresas que ya otorgaron "unilateralmente" otros incrementos sobre las subas salariales "podrán compensarlos" con la suma total del bono.

El decreto consensuado por el ministro de Producción Dante Sica con empresarios y sindicalistas establece "una asignación no remunerativa" para todos los empleados "en relación de dependencia", a pagarse en diciembre y febrero.

De todos modos, las advertencias de la Unión Industrial Argentina (UIA) y la CAME, que agrupa a las Pymes, se ven reflejadas en la "flexibilidad" del texto en lo que hace a "plazos y montos".

Por caso, Daniel Funes de Rioja, vice de UIA y titular de la Cámara de la Alimentación (Copal), había asegurado que más del 60% de las firmas no podían pagar el refuerzo.

Según trascendió, el Ejecutivo se hizo eco de los reclamos empresarios y en el artículo 3 se habilita que el pago se efectivice en más de dos cuotas, y en el siguiente faculta a empresas y gremios para que se compute este monto "a cuenta" de las revisiones y los aumentos acordados en la negociación paritaria de este año, tal como informó Finocchiaro esta mañana en conferencia de prensa.

Se tiene en cuenta, a modo de atenuante, la situación de "sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva". No son pocos los sectores que hicieron público su descontento ante la medida y dijeron que no podrían abonar el monto extra.

El decreto también establece un mecanismo de revisión previa de despidos injustificados, quizás lo que más molesta a los empresarios quienes deberán "comunicar la decisión" de despedir personal al Ministerio de Producción y Trabajo con una anticipación "no menor a diez días".

Bono también a Estatales

Los empleados públicos de la Nación percibirán un aumento salarial del 10%, además del bono de $5.000, según trascendió hoy en Casa de Gobierno.

El acuerdo se alcanzó durante encuentros entre el vicejefe de Gabinete y secretario de Modernización, Andrés Ibarra; el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica; el secretario de Trabajo y Empleo, Jorge Triaca; y el secretario General de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez.

Incluye una suma fija de $5.000 que se abonará por única vez con el salario de diciembre de este año.

Además, se acordó un aumento salarial del 5% en enero y 5% en febrero.

La medida alcanzará a unos 140.000 trabajadores incluidos en el Convenio Colectivo de Trabajo General para la Administración Pública Nacional. (iProfesional)

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook