Música Por el camino de la fe

En la catedral salteña, repleta, lo abrió el afamado Cuarteto Petrus con el segundo de los Tres Movimientos Porteños de ese intelectual del tango nuevo como fue el maestro José Bragato en el cual se describe la música representativa del espíritu del hombre porteño.

Salta, jueves 16 de mayo de 2019. Cuarteto Petrus: Pablo Saraví y Hernán Biatrico (violines); Adrian Felizia (viola) y Gloria Pankaeva (violonchelo) Tres movimientos porteños: El nº 2 “Romántico” de José Bragato. (1915-2017). Cuarteto de Cuerdas en fa mayor op. 10 de Maurice Ravel (1873-1937). Quinteto Vento: Cecilia Ulloque (flauta), Nicolás Panatteri (clarinete), Sebastian Vallejo (oboe), Fabian Contreras (fagot) y Claudio La Rocca (Corno): Pequeña música de cámara op. 24 nº 2 de Paul Hindemith (1895-1963) y Quinteto de Ezequiel Diz (1977).

El Secretario de Turismo de la Municipalidad, Mario Ernesto Peña y el rector de la escuela de Música de la Universidad Católica de Salta, Jorge Lhez, representando a las instituciones de la que forman parte y como una expresión cultural de la ciudad, imaginaron este magnífico festival a la usanza europea.

En la catedral salteña, repleta, lo abrió el afamado Cuarteto Petrus con el segundo de los Tres Movimientos Porteños de ese intelectual del tango nuevo como fue el maestro José Bragato en el cual se describe la música representativa del espíritu del hombre porteño. Luego un fantástico cuarteto del francés Ravel de principios del siglo XX, que como de costumbre en el autor usa la forma sonata, de carácter refinado y preciosista. Juego de pizzicatos con aires debussyanos, contrastes en su movimiento lento para cerrar con un transparente torbellino que usa motivos previos. El premiado grupo ocupó el gran nivel.

Luego llegó de Córdoba. el notable Quinteto Vento integrado por instrumentistas de indiscutible virtuosismo. Iniciaron con una página de uno de los motores de la música del siglo XX, el alemán Paul Hindemith, que demostró una vez mas su bagaje teórico hasta convertirse en un polifonista excepcional, para muchos el mejor de su época hasta cerrar con un joven compositor argentino Ezequiel Diz desconocido en nuestras tierras, de música cálida, alegre entusiasta con dos tangos, dos scherzos, un pasaje lento y al final un pasaje enérgico de música urbana. La página es de 2005 y forma parte del grupo de composiciones con las cuales Diz se convirtió en un referente de su generación.

Viernes 17 de mayo de 2019 en la Basílica menor de San Francisco. Solistas: Maestros Emmanuele Baldini y Pablo Saraví (violines). Camerata UCASal. Director Maestro Jorge Lhez. Est tempus penitentiae de Claudio Bazán (1966). Concierto para dos violines BWV 1043 de Johann Sebastian Bach (1685-1750). Concierto para violín en sol mayor Hob VII a de Franz Joseph Haydn (1732-1809. Una noche excepcional.

Creo que es la primera vez que en nuestra ciudad se reúnen dos solistas descomunales. Emmanuele Baldini, de nacionalidad italiano pero afincado en Brasil, “concertino” de la magnífica y famosa Orquesta Filarmónica de San Pablo y Pablo Saraví “concertino” de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires acompañados de un ripieno altamente eficaz como la Camerata UCASal tocaron con brillantez el Concierto para dos violines de Johann Sebastian Bach.

Los dos solistas produjeron un esplendoroso momento con una de las obras más hermosas del genial Bach. Miradas, algunas expresiones de mutua aprobación entre el uno y el otro, el diálogo permanente entre ambos fue de una justeza y precisión extraordinarias. Admirable la perfección de sus pentagramas que desnudan una escritura magistral. El primer “allegro”, música pura, abrió el juego para un dulce “adagio” de sentimiento profundo y así poder llegar al avasallante segundo “allegro” con el que se cierra una maravillosa obra del barroco alemán. Realmente el punto más alto del festival sin desmedro del resto.

Antes del doble concierto escrito en re menor, se escuchó la obra del concurso de composición que se puso en marcha con motivo de este encuentro y que ganara el cordobés Bazán. Es de breve duración pero aún así y a partir de dos acordes dramáticos, viene un lenguaje que expresa la enorme pena que genera el injusto sufrimiento de Jesús. Se trata de una descripción que enlaza frases de estructura contemporánea con el neoclásico de principios del siglo XIX. Meritorio trabajo.

El cierre de una noche inolvidable estuvo a cargo del maestro Baldini con el concierto de Haydn en el que fue un solista de enorme musicalidad acompañado por un grupo instrumental sabiamente dirigido por el maestro Jorge Lhez. De enorme calidad la cadenza del virtuoso solista en el primer movimiento, un feliz “adagio” y finalmente el arrollador impulso de un final “a tutti”.

Sábado 18 de mayo. Atrio del Convento San Bernardo. Coro y Orquesta Misional de San Xavier (Bolivia). Música de las misiones de Chiquitos (Bolivia).

Con el apoyo de la Municipalidad de San Xavier y su alcalde, han llegado a Salta los jóvenes integrantes de los citados Coro y Grupo Instrumental para ejecutar música renacentista y barroca americana de la región aludida, desafiando la baja temperatura y el aire libre. La dirección general está a cargo del profesor Eduardo Silveira y la formación vocal a cargo de la profesora Carla Pereyra. El hallazgo de música escrita por jesuitas, y nativos de la época colonial, son la base de Archivos de tal importancia que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad. Escuchamos una misa de Martín Schmid, páginas de Biagio Marini, Johann Joseph Brentner, varios anónimos y un moderno Ave María del italiano Ennio Morricone.

Con esta presencia, se cerró el segundo festival Por los Caminos de la Fe que enaltece la cultura capitalina en una loable gestión de las autoridades de la Municipalidad de Salta y la Licenciatura en Artes Musicales de la UCASal.

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook