“Salir de la caverna” arrasó en Salta

Qué querrá decir arrasar, ¿no? Diría Darío Sztajnszrajber. Podríamos filosofar un rato, un poco, algo, nada… De arranque nomás, “qué es la nada” es como la décima pregunta que arroja al público. (¿Será que la pregunta es un objeto arrojable?)

Teatro del Huerto lleno el jueves 6 de septiembre en Salta. Se abre un telón invisible y afirma. “Cuánta gente… ¿Qué es la gente?” Se pregunta por la pregunta de la pregunta y repregunta. Hasta que dice con humor: “imagínense dos horas a este nivel” y hace un gesto de declinación. El público estalla en carcajadas tras el silencio. Un espectáculo donde el convivio se renueva, la filosofía renace y el rock vive, pero no cualquier rock, el rock filosófico. O sea, ese rock nuestro que cantamos sin saber o sabiendo cuántas preguntas existenciales contiene. Una banda sonora exquisita junto a la talentosa Lucrecia Pinto en la voz.

Mi nota podría ser fragmentaria e injusta con todo lo que se vive dentro de “Salir de la caverna”: “dentro de salir”, subsume en sí misma la frase, una idea paradójica sobre estar dentro saliendo. Como la propuesta de Sztajnszrajber: repetimos una especie de circularidad al descubrirnos dentro mientras salimos y volvemos a entrar. Quizá, a veces, en la idea de que estamos afuera y aún seguimos dentro.

Me parece que este pensador, nos puso en la Caverna de Platón de manera real y al salir del Teatro hicimos de cuenta que salimos de la caverna, pero seguimos en ella. Hicimos la experiencia en vivo y en directo del Mito de la Caverna que retoma Platón en “La República”. Increíble. Es más pensante de lo que pensábamos.

Sentir la mística del flanêur, el hábito del paseante que se ve por las callejuelas libre, engañado por las sombras que proyecta la caverna, así vamos siendo vigilados y castigados por un poder que lo ve todo y es ciego, puesto que se apresa a sí mismo, como si nuestra mente y cuerpo fueran nuestras cavernas invisibles. Esta es la metáfora de la alegoría de Sztajnszrajber según mi propio entendimiento. En el cuerpo y en la mente hay cavernas y las cadenas que nos mantienen esclavizados se han hecho parte, se han normalizado, se han naturalizado. Preguntarnos, libera.

Lo único que puede sacarnos a la luz es pensar. Excelente.

Sztajnszrajber recorre supuestos, presupuestos y conceptos acerca de la filosofía, las cadenas invisibles, la normalización y el poder. En este pensar y repensar, plantear y replantear, “Salir de la caverna” es una experiencia de deconstrucción del ser. Enseguida hay que volver a pensarse y reconstruirse. Te obliga a salir de la caverna y ver la realidad tal y como es. Después, ¿qué hay después?

La filosofía no da respuestas. Problematiza. No hay recetas para vivir dentro ni fuera de la caverna. La normalización ayuda, aparentemente. Sentirnos cómodos y privilegiados nos coloca en situación de estar… bien. Es difícil dejar la caverna, la rutina, lo conocido, lo que creemos que ya sabemos, lo que creemos que está bien, lo que estamos acostumbrados a ver cada día.
¿Qué veríamos, si no?

¿Qué haríamos, si no?

¿Cómo seguiríamos, si no?

Nadie sabe hasta que rompe las cadenas invisibles y sale de la caverna. ¿A dónde va? ¿A otra caverna, infinitamente? ¿Cuándo fue que me convertí en esclavo de mis propias cadenas?

Para reconstruir la vivencia, armaré un Poema Fragmentario tipo pastiche que será la alegoría de la alegoría, de la alegoría de Sztajnszrajber.

Salir de la caverna: crítica poética al espectáculo platonsztajnszraiberico

¿Por qué estamos?
¿Que hay después del después?
Hay. Pero debió “haber habido”
¿Puede darse la nada?
¿Qué es la nada?
Silencio.
Se oyen estas palabras,
ahora no se oye nada…
¿Podemos oir la nada?
¡Qué estarán pensando!
¿Pensamos igual?
Usamos la misma gramática
en contra, a favor.
Nacemos y estamos codificados
como machos y hembras, padres e hijos, malos y buenos...
Morir:
siempre llegamos a eso,
la nada.
¿Estaría hoy alguien “aquí” que se está a punto de morir?
Pero si todos estamos a punto de morir…
Y si soy yo, ¿quién interpretó al revés?
¿Y si el mundo está al revés?
Hacerse estas preguntas es hacer filosofía
¡Para qué buscar lo que nunca vas a encontrar!
¿Se puede salir de la caverna?
O hay infinitas cavernas para seguir saliendo.
Si en el fondo no hay fondo…
...nadie tiene una posición privilegiada.
Los anillos de Beto, o,
el flanêur de Charles Baudelaire!
O Charly: “Lástima nacer y no salir con vida”.
O Darío: “Estamos condenados a que una cuchara sea una cuchara”.
La filosofía es hacer la experiencia de lo imposible:
“no seas tan cruel”, canta Lucrecia.
Introyectarse. Sé lo que quiero.
La principal pelea es contra uno mismo: ¡oh, Michel!
El poder es la normalización,
actuar como quiere él.
El poder tiene resistencia,
el poder genera resistencia y la necesita.
¿Cómo poder contra el poder?
Con la filosofía, ejercicio de resistencia.
R
E
S
I
S
T
E
N
C
I
A

Sobre Darío Stajnszrajber

Licenciado de Filosofía (UBA) y ha llevado la disciplina a la televisión (Mentira la verdad Canal Encuentro) a la radio (Demasiado humano, Futurock) como así también a los escenarios (Desencajados: filosofía + música). Docente en todos los niveles de posgrado a primaria con veinte años de labor en secundario. en FLACSO, la UBA y la UNLP.

Hoy da clases en el CBC de la UBA en FLACSO y en la universidad de Hurlingham. Publicó el libro “¿Para qué sirve la filosofía?” y “Filosofía en 11 Frases” (Editorial Planeta). Recibió el diploma al mérito del Premio Konex en Periodismo y Comunicación del año 2017 en la categoría de Divulgación.
(Filósofo y creador del espectáculo)

Sobre Lucrecia Pinto

Cantante, docente de canto y actriz. Trabajó en diferentes comedias musicales, entre ellas: “El loco de Asís”, “Canciones para mirar” (Teatro Metropolitan) y “Pasen y vean: el Reino del revés” (Teatro Regio); “El Grito Pelado” (Teatro de la Ribera) y “La Trup sin fin” (Teatro Nacional Cervantes), ambas bajo la dirección de Hugo Midón y Carlos Gianni. Creadora y productora junto a Darío Sztajnszrajber de “Desencajados: filosofía + música”.
(Cantante, arregladora y creadora del espectáculo)

- Fotos tomadas por Salta 21

- Notas relacionadas:

-  Entrevista en 13 preguntas a Darío Sztajnszrajber
http://salta21.com/Entrevista-en-13-preguntas-a-Dario-Sztajnszrajber.html

-  Los emergentes (Felipe Pigna y Darío Stajnszrajber): Dos agitadores del pensamiento
http://salta21.com/Los-emergentes-Felipe-Pigna-y-Dario-Sztajnszrajber-dos-agitadores-del.html

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook