Se van

Llegaron un día de diciembre de 2015, y con los mismos aires de superioridad y soberbia que siempre la ha caracterizado, la oligarquía argentina increíblemente avalada por el voto de la ciudadanía, se auto denominó como el mejor equipo de los últimos cincuenta años.

Y con el gastado mito del liberalismo económico, volvieron a aumentar sus riquezas acumuladas sobre la especulación, el latifundio, la corrupción contratista del Estado y ahora desde las posiciones de poder institucional, para repetir una historia tan conocida como triste.

Apoyadores de todos y cada uno de los golpes militares en Argentina, desde la Sociedad Rural al igual que en 1976, colocaron a su presidente en el gobierno para asegurar sus privilegios, llegando a ser autorizados a exportar sin límites sus cosechas, llegando al extremo perverso de no tener obligación de liquidar un solo dólar.

Se ufanaron de ser impolutos, honorables, dueños de la moral y la tolerancia, mientras blanqueaban capitales fugados en negro a paraísos fiscales con una ley hecha a su medida, y una ministra de seguridad con serios problemas de adicción, decidía la vigencia del gatillo fácil contra todo opositor.

Y luego de cuatro años de orgía mediática devastadora, persecución judicial a ex funcionarios, y lavado de manos sobre el desastre de la economía endilgando las culpas a ignotas tormentas o cosas que pasaban en el mundo, tuvieron el descaro de proponerse para ser reelegidos.

Y salieron a la palestra de la mano de los mismos medios hegemónicos que se habían enriquecido con gigantescas pautas de publicidad, a decir sin sonrojarse que no había que volver al pasado, porque el mundo lo veía como el fin de la Argentina.

La intolerancia, el narcotráfico, la corrupción, el autoritarismo y la falta de libertad, eran los calificativos a sus opositores, evidenciando que hablar mal de los demás era la impotencia de no poder hablar de virtudes propias.

El aumento de la pobreza, la escalada de la mayor inflación de los últimos veintiocho años, la deuda infinita y el desempleo de dos dígitos, cambiaron la realidad de mi Argentina, y ante la vacía frase “sí, se puede” el pueblo le respondió: no podemos más.

La pobreza cero, el no voy a devaluar, crearemos trabajo, habrá un millón de créditos hipotecarios, los tres mil jardines de infantes, el no pago de impuesto a las ganancias, y otras tantas promesas vacías, los volvieron a poner en el lugar del que nunca debieron salir, sus oscuras miserables posiciones de riquezas mal habidas.

Y aunque hubo que esperar cuatro interminables años, llegó el día ansiado por las grandes mayorías, y sin honra, sin éxito, en el más absoluto fracaso, con sus rostros insípidos y desencajados, se van.

Nada mejor que cerrar esta columna con las enriquecedoras estrofas que en estos días se hicieron virales:

Se van sin ser remera, ni canción, ni poesía.
Se van ricos y más ricos de lo que vinieron.
Se van llenos de odio todavía.
Se van sordos, se van odiando, se van sin pueblo que los despida.
Se van con despedidos, con muertos, con suicidios en sus espaldas.
Se van vomitando marketing y vaciando la política.
Se van insultando a las Madres y Abuelas.
Se van cerrando fábricas y mentes.
Se van cínicos.
Se van con las manos en las espaldas, se van riendo sus triunfos mercantiles.
Se van sin cantar.
Sin llorar.
Sin sentir.
Se van dejándolo todo arrasado.
Se van a sus cuevas y a sus comodidades.
Se van sin escrúpulos.
Se van sin memoria.
Se van eructando las sobras.
Se van sin patria.
Se van sin vergüenzas.
Pero se van.

Daniel Tort
FM NOTICIAS
88.1 MHZ. “LA MADRE QUE LAS PARIÓ”

- TEMA MUSICAL:

YA SE VAN...SE VAN O SE VAN - YouTube
#YASEVAN es una canción de protesta que propone llamar la atención y repensar el daño que hacen las corporaciones extractivistas en el mundo entero. Este tipo de empresas, mineras, petrolíferas y alimentarias, al estar involucradas de manera directa o indirecta en el consumo de las personas, afectan negativamente sus vidas. #YASEVAN es un grito de resistencia y consciencia, una forma de insistir en una idea para mostrarnos alternativas posibles y pacíficas de lucha y así, mejorar nuestra realidad. El 9 de Julio de 2016 (Conmemoración del Bicentenario de la Independencia de Argentina) se lanzará de manera virtual el videoclip de #YASEVAN, una canción colectiva de protesta contra las corporaciones transnacionales, basada en la independencia de los recursos humanos. Es una canción compuesta por Rodrigo Tarsitano, grabada e interpretada de manera independiente, apartidista y colectiva por más de 30 artistas de Argentina y otros países de América Latina y Europa. La pista instrumental de la canción está disponible para su descarga gratuita en www.yasevan.com. El propósito es que pueda ser igualmente cantada y grabada de forma colectiva por artistas de cualquier lugar del mundo. De esta manera, lograr que el mensaje propuesto recorra el planeta entero, obviando fronteras, razas y géneros. YA SE VAN Llegaron unos hombres hoy al pueblo, no sé bien quién los dejó entrar. De piel blanca, traje y anteojos negros y papeles por firmar. Vinieron a sembrar el nuevo trigo sin dar motivos ni explicación. Vinieron a cambiarle el apellido al campesino que diga que no, pero… Estribillo: Ya se van. Ya se van, se van. Ya se van. Se van o se van. ¿Ves ese avión que cruza y con humo dibuja el cielo azul? No trae ni un pasajero sino veneno a los campos del sur. Juraron que el oro negro bajo este cerro traería prosperidad. Pero solo nos destinó al destierro, a vida de perros y enfermedad. “El agua del lago tiene un gusto raro”, dijo mi hijo aquella vez. Era un niño sano, hoy son nueve hermanos, pero eran diez. Ya nadie escupirá sangre ni tragará saliva de aquí en más. Que la vida en América Latina sea más cara que un metal, así que… Estribillo: Ya se van. Ya se van, se van. Ya se van. Se van o se van. Interludio: Una lluvia pesticida cayó un día en la gran ciudad, Supo el que no sabía y al que sabía, no le dio igual. Prohibo que toque la tierra cualquiera que no nació aquí. Llévense toda su mierda, los quiero fuera de mi país. Estribillo X4: Ya se van. Ya se van, se van. Ya se van. Se van o se van. Llegaron unos hombres hoy al pueblo, pero nadie los dejó entrar. Música y letra por Rodrigo Tarsitano. Grabado en La Terraza Home Studio y estudio Submarino Naranja por Tomás Amante y Nicolás Magistrielli, entre febrero y junio de 2016. Mezclado y masterizado por Nicolás Magistrelli en estudio Submarino Naranja. Voces: Rodrigo Tarsitano, Agustin Donati, Dani Ferretti, Alvaro Vazquez, Juan Demarco, Ro Rapoport, Martin Strambini, Leonardo Parra Castillo, Sebastian Mattiassi, Anamoli, Esmeralda Escalante y Yago Escrivá (Aínda Dúo), David Amado, Hermano Sol, Gimena Alvarez Cela, Karina Vismara, Jay Bird, Dolores Cobach, Tomás Amante, Cam Beszkin, Fede Petro y Brian Zditowski. Guitarras acústicas: Rodrigo Tarsitano y Karina Vismara Dobro: Nico Bereciartua Contrabajo: Alejandro Moffardin Mandolín: Brian Zditowski Piano, Mellotron y Vibráfono: Gimena Alvarez Cela Cello: Paula Carreira Viola: Anne Lalarue Violin: Nicolás Burgos Percusión: Nacho Díaz VIDEO Cámaras: Flori Pagés, Juan Sallaberry y Virginia Verstraeten. Edición: Juan Sallaberry http://yasevan.com/links/

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Facebook