Un halo de romanticismo en “El hilo rojo” o el hilo del destino

Un estreno muy esperado debido a la explosiva pareja que conformaron Benjamín Vicuña y María Eugenia “La China” Suárez tras la escandalosa forma en que quedaron “unidos” en la vida real. Este film muestra la historia de “un amor perfecto en el momento equivocado”.

El título de la película alude a una leyenda – cuyo origen puede ser chino o japonés- que dice así: un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper.

Se trata de un amor a primera vista entre Manuel, un enólogo, interpretado por Benjamín Vicuña y Abril Saguier, una azafata, encarnada por María Eugenia Suárez, quienes cruzan miradas en un aeropuerto mientras escuchan en sus celulares el mismo tema musical: “You Know Im Not Good” de Amy Winehouse. Atrapados en una química inexplicable, él la busca en el avión donde se besan apasionadamente, ella a riesgo de que la descubran y la echen, y quedan en verse al bajar. Por esas cosas de la vida, en medio del tumulto y un extraño episodio, se desencuentran.

De modo novelesco y hasta inexplicable, pasan 7 años. Sus vidas han cambiado por completo. Él está casado con Laura (Guillermina Valdés) y ella con Bruno (Hugo Silva). Son felices. Esa mañana se despiertan como todos los días, rodeados del amor de sus respectivas familias, sin imaginar siquiera que volverán a unir sus destinos en Cartagena de Indias.

Algo de romance se desarrolla antes de la furia pasional que se desata entre ellos. Lo esperable acontece, y lo que no, también. La China Suárez interpreta muy bien a una mujer indecisa ante lo inesperado, luce completamente bella; él, más dulce y sensible, acompaña intensamente las situaciones. Ella se rige por ciertas convenciones sociales que le causan una culpa que la presiona de manera inevitable. Él, parece más dispuesto a aventurarse, aunque se muestre muy aquietado en su vida social y más activo en lo profesional.

El choque amoroso entre dos potencias es lo más esperado por la platea, en su mayoría femenina, quien arroja suspiros cuando Vicuña llora o se quita la camisa. Creo que se trata de una película marketinera en la que solo era necesario inventarles una situación con algún paisaje de fondo y ponerlos en la cama a amarse. En un punto, el guión es secundario puesto que lo carnal se torna central; este adquiere protagonismo cuando el espectador se pregunta “¿y ahora qué?” La historia podría haber sido cualquiera, da igual; lo importante -pareciera- era verlos a ellos dos en la intimidad. Pero va un tanto más allá: hay una lógica, tiene un sentido, hay un argumento, hay una atmósfera, hay situaciones que involucran a las parejas de cada uno de ellos.

El final depende mucho de la mirada de cada uno, de cómo interprete la relación título-contenido del film.

Aunque lo real superó a lo ficcional, nuevamente, vale la pena ilusionarse con un amor atado a una leyenda, con un halo de romanticismo moderno.

- Título original: El hilo rojo
Director: Daniela Goggi
Actores: María Eugenia Suárez, Benjamín Vicuña, Guillermina Valdez y Hugo Silva
País de origen: Argentina
Clasificación: Apta para mayores de 13 años

Dejanos tu comentario

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.