15 C
Salta
sábado, septiembre 26, 2020

Biografía de los escrachadores de Raúl Rizzo y Juan Palomino

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

La violencia se dio contra los actores, periodistas, vecinos e incluso policías. Fue vergonzoso y escandaloso. Ocurrió en Firmat, Santa Fe, en noviembre del 2008. Crónica de los hechos provocados por los agropecuarios y detalle de su patrimonio.

El escrache es una forma violenta y antidemocrática de expresarse. ‘Desesperados por injusticias’ o ‘ideologías autoritarias’ han recurrido a esa metodología a lo largo de la historia. No está mal en sí mismo tener un capital ¿Pero están en situación ‘de desesperación’ los vecinos de Firmat, Elortondo y Chovet que protagonizaron el escarche? ¿Si para ellos la situación que atraviesan justifica tamaña violencia, qué queda para los miles de vecinos de la región que están por debajo de la línea de la pobreza, sin vivienda o trabajo? (Pablo Almenna)

Firmat/ Elortondo/Chovet- Todos conocen lo que sucedió en Firmat a principio de noviembre con el escrache a los dos actores porteños. Mucho se ha dicho y escrito sobre ‘lo que les sucedió a ellos’ tan solo por haber declarado a la prensa algo que irritó, con razón o no, a un grupo de productores agropecuarios.

Por esos dichos es que les hicieron un ‘escrache’ cuando se iban a presentar en el Centro Cultural de Firmat. El tema llegó hasta la mismísima mesa de Mirtha Legrand quién con un rastro de perejil entre los dientes, y mirando a cámara dijo con tono marcial (como a ella le gusta): ‘¡así no!’. Pero poco y nada se dijo sobre lo que rodeó a aquella situación particular que vivieron las dos luminarias capitalinas.

Estamos hablando de la situación de violencia, agravio e intimidación que padecieron los vecinos comunes que fueron a ver la obra, periodistas (entre los que estaba el editor de este medio), policías e incluso los miembros del grupo de teatro que había organizado la presentación de aquella pieza teatral. Menos aún se dijo sobre los verdaderos protagonistas del ‘escarche’: aquellos ‘pequeños productores’ que estallaron en ira y cayeron en la sinrazón de violentarse y arremeter contra los actores porteños, los vecinos de Firmat, periodistas e incluso los miembros del propio grupo de teatro.

La libertad para manifestarse. El límite del respeto por los demás.
El escrache ha sido, es y será una forma violenta de manifestarse. Aunque no haya golpes, aunque no medien situaciones de fuerza física extrema; que un grupo numeroso de personas arremeta a gritos, insultos o empujones contra otro grupo minoritario (desprovisto de ánimo confrontativo) para intimidarlos acaba siendo una actitud de total abuso e intolerancia.

Desde la colocación de carteles intimidantes para con los espectadores, insultos dirigidos a los que adquirían las entradas o ingresaban a la sala (‘traidores’, ‘muertos de hambre’, ‘váyanse a vivir a Cuba’, ‘vienen a ver la obra con nuestra plata’, era lo que gritaban los productores); hasta empujones y tironeos para con el periodista Pablo Tomás Almenna (editor de este periódico) a quién le gritaron frases como ‘te vamos a matar’, ‘zurdo de mierda’, ‘montonero’; y que tuvo que ser retirado por un colega periodista y fuerzas policiales de entre la muchedumbre que lo había rodeado.

Además de eso: mantuvieron sitiado el edificio de la municipalidad sin dejar entrar ni salir a periodistas, actores o miembros del grupo de teatro hasta entrada la madrugada; y hasta revisaron los vehículos policiales para ‘controlar’ que no salieran los actores porteños (que debieron ser escoltados hasta Bigand porque una 4×4 los siguió hasta esa localidad) . Increíble.

El objetivo de los escraches suele ser que persona determinada pague un cierto precio viviendo una situación de incomodidad. Que se arrepienta (de lo que es, de lo que dijo, de lo que hizo). Que tenga miedo ¿Era eso lo que pretendían los ‘productores agropecuarios’ al escrachar a los que estábamos presentes aquella noche? ¿Querían generarnos incomodidad y miedo?

El escrache siempre ha sido utilizado o bien por aquellos que en forma poco democrática no toleran las diferencias y creen que se debe pagar algún precio por esos contrastes (el caso de los nazis frente a los que consideraban diferentes: judíos, gitanos, negros, etc.), o bien por personas desesperadas y sin recursos que ante una situación de injusticia irresuelta pretenden encontrar por esa vía de expresión (que, como dijimos, poco tiene que ver con la convivencia en la diversidad) un aliciente a esa disconformidad ¿Los que generaron esa noche semejante situación de confrontación y violencia para con los demás, pueden acaso encuadrarse en el grupo de las ‘personas desesperadas’?

¿Quiénes eran los escrachadores?

¿Los ‘productores agropecuarios’ que estaban encabezando aquel escrache eran personas realmente ‘desesperadas frente al riesgo de la inminente desaparición de los pequeños productores’? ¿O acaso los movilizaban otras intenciones (odio a la gestión kirchnerista, reivindicación del proceso militar, rencores históricos, intenciones políticas vinculadas a las próximas elecciones)? PUEBLO Regional, siempre movilizado por una ‘sana intención’ de aportar algún dato nuevo al análisis de nuestra realidad, elaboró un informe sobre el patrimonio estrictamente vinculado a la propiedad de la tierra y a la actividad productiva que poseen cada uno de los que encabezaron el escrache (sin evaluar viviendas, vehículos, maquinarias, etc.).

Para ello recurrimos a tres fuentes muy vinculadas al desarrollo y control de los negocios productivos e inmobiliarios en la región. De la pluralidad de datos con los que contamos decidimos tomar como referencia la menor cantidad de tierras, el precio de mercado más bajo de las tasaciones recibidas, y un dólar fijo a $3,30 (que al cierre de esta edición rondaba los $3,44, y subiendo…).

Con estos datos no pretendemos cuestionar la situación patrimonial de cada uno. ¿Esos escrachadores eran personas verdaderamente ‘desesperadas ante una situación económica acuciante’? ¿O acaso tenían otras motivaciones?

Adrián ‘El Ruso’ Pomillio (presidente de Federación Agraria Argentina seccional Firmat). Es propietario de alrededor de 110 hectáreas entre Miguel Torres y Bombal, en una región en la que la hectárea se valúa entre 15.000 y 20.000 dólares. Tomando el valor más bajo de esas hectárea cuenta con un capital en tierras de 1.650.000 dólares. Teniendo como cotización de referencia un dólar de $3,30.

‘El Ruso’ Pomillio cuenta con un capital aproximado de $5.445.000. Durante la presidencia de Carlos Ménem (tiempo en que los pequeños productores estaban en una situación dramáticamente peor a la actual) jamás participó de ninguno de los piquetes que se realizaban en aquel entonces.

Alberto ‘Beto’ Manelli. Vive en Firmat. Es propietario de entre 140 y 160 hectáreas en la zona del canal de Duran. 140 hectáreas valuadas en un promedio de 15.000 dólares hacen un patrimonio en tierras de 2.100.000 dólares, que en pesos serían 6.930.000. Si bien militó activamente en el PCR (Partido Comunista Revolucionario de extracción maoista) hoy en día está fuertemente influenciado por el diputado Gabriel Real y por el asesor del ex diputado Cecchi (hoy administrador de la aduana de Santa Fe) ‘El Topo’ Acerbi. Manelli administra el campo ya que todos los trabajos los hace a través de contratistas rurales (hace sembrar, fumigar, cosechar, etc.)

Roxana Pellegrini y Denise Pellegrini (las dos ‘productoras agropecuarias’ que se levantaron en medio de la obra a los gritos, arrojando papeles e insultando no solo a los actores sino a los espectadores y a las cámaras de TDC cuyas imágenes se vieron claramente en pantalla). Son de Firmat. Ellas han comprado campo pero su gran desarrollo económico se vincula con la fabricación (¿fabricación?) de correas.

En realidad se enriquecieron importando correas producidas en otros países durante la década de los ’90. Ellas se llenaron de dinero cuando estaba totalmente abierta la importación y la producción nacional se desbarrancaba generando desempleo. Se beneficiaron y son defensoras del mismo plan económico que dejó sin empleo a media ciudad de Firmat con el cierre de Vassalli Fabril (y a medio país desde Usuhaia a la Quiaca).

Carlos Trevisi es el actual presidente de la filial Elortondo de FAA. Es copropietario (junto a su hermano) de 150 has., de un valor aproximado de entre 14.000 y 15.000 dólares cada una. Por lo tanto posee un capital en tierras de 2.100.000 dólares (que en pesos asciende a una suma de $6.930.000).

Además forma parte de un grupo de productores (que se inició con el programa ‘cambio rural’) que constituyen un pool de siembra en la región y alquilan una importantísima cantidad de hectáreas ¿Cómo, el presidente de la filial Elortondo de FAA es socio de un pool de siembra? Sí.

El caso de Juan Ramón Ferreyra quizás sea uno de los más curiosos. Ferreyra es el ex presidente de la filial Elortondo de F.A.A. Él posee 0 has. Su mujer posee 0 has. No alquila campo, ni trabaja para alguien que lo haga. Militante de la UCR ¿Cómo se puede ser presidente de una entidad gremial si no se ejerce esa actividad? Cosa rara.

Riesco es contratista rural. Vive en Firmat y alquila más de 500 hectáreas. Forma parte del concejo directivo de AFA Firmat (entidad que apoyó y financió tanto los piquetes como el escrache, y que en lugar de redistribuir entre los asociados las ganancias que genera ese ente cooperativo como ordena la ley, continúa construyendo silos, y silo y silos en la curva situada entre Firmat y Miguel Torres). Riesco tiene alrededor de 100 hectáreas propias (algunos dicen que duplica esa suma) que rondan los 15.000 dólares. Posee un patrimonio en tierras de 1.500.0000 dólares ($4.950.0000 teniendo en cuenta, como estamos haciendo, un dólar a tan solo $3,30).

Signioli era otros de los vehementes escrachadores. No tiene campo. Es un empresario del transporte (propietario de varios camiones). ¿Cómo se puede ser ‘pequeño productor’ si no se tiene campo?

Eduardo ‘El Topo’ Acerbi (es abogado y asesor del administrador de aduanas Alfredo Cecchi). Posee entre 180 y 200 hectáreas en el distrito Chovet. Además heredó más de 100 has del padre. Todo eso arroja un total de 300 hectáreas. El valor de las mismas oscila entre los 15.000 y los 18.000 dólares. Los datos mínimos disponibles arrojan que Eduardo Acerbi posee un patrimonio en tierras de 4.500.000 dólares. En pesos: 14.850.000. Eso sí: él no trabaja ni una sola hectárea. Las alquila absolutamente a todas ¿Alguien con ese capital rural y que hace ese uso de la tierra puede ser considerado ‘pequeño productor? No es ni uno, ni lo otro ¿Aquel que disfruta de una renta agraria (alquilando su campo) en qué se diferencia del que vive de una renta financiera (depositando el dinero en una mutual o entidad bancaria)?

Roberto Bianco (es el presidente del Centro Económico de Firmat). Tiene en copropiedad con su hermana 1.000 hectáreas (gran parte de ellas en el distrito Chovet). Las mismas tienen un valor de entre 18.000 y 20.000 dólares cada una. Eso equivale a un patrimonio en tierras de 18.000.000 de dólares (que en pesos equivale a $ 59.400.000). Altamente vinculado a ‘El Topo’ Acerbi, les cabe las mismas consideraciones que a su ‘amigo’. ¿Con un patrimonio, solo en tierras, de casi 60 millones de pesos, puede ser considerado ‘pequeño productor’?

Beatríz Benceny de Pérez es efectivamente propietaria de campo. Tiene alrededor de 400 hectáreas en Villada, las que tienen una valuación que ronda los 12.000 dólares cada una. Su patrimonio en lo estrictamente relacionado a la propiedad de la tierra es de 4.800.000 dólares (en pesos 15.840.000). ¿Puede ser considerada ‘pequeña productora’? Además el matrimonio Benceny-Pérez es propietario de una cerealera en su localidad natal. Pero lo llamativo de la actitud tan exaltada de la señora Benceny (¿realmente motivada por ‘la inminente desaparición de pequeños productores’?) es que su marido (Pérez) es empresario del transporte, posee una flota de entre 40 y 50 camiones de transporte de leche (trabajan para la ex Nestlé) y en carácter de tal recibe abultadas sumas de dinero en concepto de ‘subsidio al gas oil’; y más aún por ser transporte internacional (sus destinos más frecuentes son Brasil y Uruguay).

¿Sabrán los compañeros de escrache y piquete de la señora Benceny de Pérez que los subsidios que recibe el esposo de Beatríz provienen, entre otras cosas, de las retenciones al agro?

Martín Sontorcuato (junto a sus 3 hermanos) tiene en propiedad 300 hectáreas que tienen un valor de 12.000 dólares cada una (‘se trata de campo bajo’, según nos señaló una de las fuentes consultadas). Ese total de hectáreas hacen un capital de 3.600.000 dólares, que en pesos equivalen a $11.880.000. Según nos informaron resultó una verdadera novedad que Sontorcuato estuviera en Firmat en aquel momento de escrache, ya que suele estar muy ocupado en alguno de sus frecuentes viajes al exterior (vacaciona en el extranjero un promedio de 3 veces al año), lo cuál obviamente no está mal en sí mismo (es más: está muy bien) pero nos sirve como elemento de análisis para descartar la idea de que ‘la desesperación’ fue lo que lo condujo a escrachar a los vecinos de Firmat que habían asistido a ver la obra teatral y a los que estábamos allí trabajando.

Aldo Vizcovich fue uno de los organizadores del escrache. Es copropietario de 60 hectáreas en el distrito Chovet, que se cotizan en un promedio de 20.000 dólares cada una. Su patrimonio, en propiedad de la tierra, es de 1.200.000 dólares; lo que equivale a un capital de $3.960.000. Además alquila campo y los trabaja junto a su hermano. Es un militante dentro de la FAA de la corriente interna ‘Chacareros Federado’ que responden al maoísta Partido Comunista Revolucionario (que plantea, entre otras cuestiones, la supresión del sistema democrático). Elaboró varios trabajos de investigación respecto a distintos temas vinculados a la cuestión agraria y a la protección de los pequeños productores (muchos de los que difundimos orgullosamente en este medio cuando era un paria dentro de FAA). Uno de ellos, precisamente, se refería a la acumulación de la propiedad de la tierra en pocas manos. Hoy comparte el reclamo con alguno de los que denunciaba en aquel trabajo: Eduardo Acerbi y Roberto Bianco. En aquel trabajo hablaba precisamente de ellos indicándolos como aquellos que se beneficiaron con la desaparición de los pequeños productores en la década del ’90 quedándose con sus tierras en el distrito Chovet. Militó en la UCR pero produce trabajos para el Instituto Jurídico Contable de Asuntos Agrarios, que dirigen los mellizos Paillole (hijos de un referente del PCR y de Federación Agraria, ‘El Vasco’ Paillole), y financia Agricultores Federado Argentinos.

– Fuente: Diario Firmat.com.ar

– Foto de portada: Juan Palomino, tomada por Salta 21 en Café Fénix, Resistencia – Chaco, el 28 de marzo, durante la Fiesta Nacional de Teatro Chaco 2009 al momento de la entrevista con el actor.

Notas relacionadas:

Juan Palomino íntimo: “vivir así”

https://www.salta21.com/spip.php?article1746

Repudio a ruralistas y Néstor Roulet; apoyo a Rizzo y Palomino

https://www.salta21.com/spip.php?article1297

1 COMENTARIO

  1. Biografía de los escrachadores de Raúl Rizzo y Juan Palomino
    CARLOS PAILOLLE DEL PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO ARMÓ EL ESCRACHE BUSCALO EN LA CAPITAL DE ROSARIO EL 16 03 09

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...