18 C
Salta
lunes, enero 25, 2021

IX Festival y Academia del Nuevo Mundo: la alegría de la música

Notas más leídas

Arte en cerámica en Salta a un nivel sublime

Gozo, emoción, vuelo, raíz, quietud, tersura. Erotismo terroso y materia diáfana. Inmutable conexión con lo profundo y lo leve, con nuestros ancestros y nuestro tiempo. La muestra Arte Artesano Cerámica, una notable experiencia vital y estética.

Han fallecido personas mayores de 60 años con patologías previas Noruega ha recibido y administrado más de 20.000 vacunas Pfizer ha anunciado su...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Mañana recibirían la 2da dosis de la Sputnik los que ya fueron vacunados

Hasta el momento, Argentina lleva vacunadas con la primera dosis de la vacuna desarrollada en Rusia, a más de 200 mil personas, la mayoría...

(Segunda nota). Mientras más de un centenar de alumnos están en una tarea que no se acaba nunca, aprender, sus maestros ensayan diariamente y preparan sus conciertos de la noche, por lo general con aforos superiores al 70%. Yo diría que la organización del Festival es un mecanismo bastante bien aceitado en el cual profesores, alumnos y conferencistas (me encuentro entre ellos) tienen todo lo que piden.

El lunes 18 fueron los hermanos Germán y Clara Marcano (violonchelo y piano). Alguien dijo “los hermanos sean unidos” y ellos así lo son al menos, en lo musical. El Dúo Concertante op.41 del chileno Juan Orrego Salas, de estilo hindemithiano pertenece a la vanguardia de los años sesenta. Sin duda es para iniciados por su elaborada intelectualidad. Luego la Sonata en re menor de Claude Debussy. Si alguien tuviera alguna duda acerca de las formas en el “impresionismo musical” sólo tiene que escucharla. Después fue la bella Sonata n°1 del op. 38 de Johannes Brahms con su lírico “allegro”, su afable “allegretto” -casi un minué- para terminar con un enérgico “allegro”. El dúo funcionó muy bien con agradable complementación tímbrica. El bis fue la dulzura del “Intermezzo” de Goyescas del español Antonio Granados.

Desde la década del cincuenta en el siglo XX hay una discusión entre las corrientes historicistas y modernistas. Sobre todo en la transición renacimiento-barroco, recurriendo incluso, a instrumentos originales. Recuerdo recitales de flauta dulce que al tercer tema comienza a notarse cierto tedio. No fue éste el caso. Aldo Abreu (flautas dulces), su padre Abraham (clave), María Alejandra Saturno (violonchelo) y la eventual colaboración del violinista Simón Gollo ejecutaron un concierto rayano en la perfección . Música de los siglos XVI al XVIII, con autores como Frescobaldi, Bach, Telemann, Corelli, entre otros, permitieron el lucimiento de este notable flautista que vive en Boston donde además de interpretar música de esa época es maestro en universidades de esa ciudad. Usó todo tipo de flautas con una musicalidad, técnica y conocimiento sublimes. Secundado por su padre, un clavecinista fino, elegante, excepcional y una violonchelista eficaz, dieron una lección de alto vuelo.

El sexto concierto del Festival fue uno de los altos puntos del mismo. Nada menos que Alexis Cárdenas, el violinista de Maracaibo que triunfa en Europa y Estados Unidos. Acompañado del notable Jorge Glem en cuatro y Elvis Martínez en contrabajo fue la exuberancia técnica al servicio de la música venezolana, argentina y brasileña. Su toque, su pirotecnia sonora pasó por tonadas, joropos, sambas, bossa nova, música de Buenos Aires, todo con calidad superlativa, afinación implacable y elevado sentimiento. Tiene tal cantidad de recursos que abruma con la exhibición de todos ellos. Fue recibido con una ovación y se fue con una mayor todavía.

Nuevamente en el Teatro Baralt, viejo pero restaurado, estuvo el estupendo Cuarteto Latinoamericano originario de México. Tocan juntos desde hacen 26 años y su presentación significó un punto relevante en el Festival. Empezaron con “Rubayat” página del español Adolfo Salazar inspirada en poemas de Omar Kayahn y el surrealismo de Dalí. Luego una maravilla polifónica y rítmica del mexicano Arturo Marquez hecha casi para danza para cerrar la primera parte con unos cuadros amazónicos del brasileño Francisco Mignone. Para el final se agregó el pianista Arnaldo Pizzolante que sumó su generosidad y sabiduría para una de las obras básicas de la música de cámara: el Quinteto en fa menor op. 34 de Johannes Brahms. El grupo entregó magníficamente el edificio sonoro creado por el compositor alemán.

Luis Quintero es un guitarrista prolijo, mesurado, reflexivo. No esperemos en él la exageración del sonido sino la fineza en el toque. Sin embargo hay en su música una fiesta de armónicos, arpegios, ornamentaciones en las cuerdas primas. Cuatro temas piazzollísticos, el popular “Pajarillo” venezolano más un par de páginas redondearon una muy buena actuación. Pero antes y después estuvo el Ensamble Teresa Carreño (Gollo Biaggini, Garmendia y Contreras) decidieron, se reunieron, trabajaron y encontraron “afecto societatis”. Dinámicamente balanceado dió una sorpresa de elevada calidad en este debut. Primero fue el Cuarteto K 465 de Mozart, una obra maestra conocida como “el disonante” por sus complejidades armónicas que por los años de su composición aparecían como imposibles, para terminar con un conocido quinteto del estupendo Luigi Boccherini, elegante, majestuoso, de atractivas combinaciones tímbricas, muy conocido por su final, un espléndido “fandango”.

La semana cerró con un concierto a cargo de los profesores del FANM. Este encuentro tuvo como protagonista principal a Antonio Nuñez, el violinista uruguayo que vive en Suiza, y Marcio Carneiro, violonchelista brasileño que también vive en Europa. Fueron los puntales del doble cuarteto conocido como Octeto para Cuerdas op. 20 de Felix Mendelssohn, un verdadero prodigio escrito a los 17 años de edad. Ellos son ejecutantes de primer nivel. Nuñez tiene un sonido dulce, arco seguro, pulso firme. Carneiro una poderosa musicalidad. Los acompañaron Víctor Vivas, Pablo Maya y Tomás Fernández en violines; Adriana Virguez y Marvicpermar Urbina en violas más Germán Marcano en violonchelo. A pesar de un desajuste en el exigente “scherzo” se llegó a la “fuga” final que fue espectacular. Antes de ello, escuché el Quinteto op. 407 para corno y cuarteto de cuerdas de W.A.Mozart. El cuarteto integrado por algunos de los músicos nombrados y el corno a cargo de Joel Arias, que tuvo sonoridades agrestes, ternura y un hermoso “rondó” final.

Ya estoy en más de la mitad del Festival. Casi siempre mucha gente en el auditorio del Banco Central de Venezuela. La balanza de los hechos positivos y negativos del encuentro cada vez se inclina más hacia los primeros. Como crítico estoy feliz de haber venido.


Dato: el autor de esta nota, José Mario Carrer, está participando como invitado especial en el Festival (es crítico musical) y fue entrevistado el domingo pasado, material publicado en el diario La Verdad (Maracaibo).


Nota anterior:

https://www.salta21.com/spip.php?article1005

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

En época de pandemia el turismo virtual ofrecería nuevas oportunidades

Una nueva propuesta de turismo virtual que utiliza técnicas matemáticas y transmisión en vivo podría ayudar a revitalizar la industria del turismo que ha...

Un sismo de 7.1 sacudió la Antártida

Poco después de que se conociera la noticia de que un sismo de magnitud 7,1 en la escala Richter sacudió este sábado a la...

No vacunarían en Argentina este año al menos a 15 millones de personas

Muchas personas entre los 18 y 60 años que no tienen ninguna enfermedad de base tendrían que esperar más de la cuenta para recibir...

Mañana recibirían la 2da dosis de la Sputnik los que ya fueron vacunados

Hasta el momento, Argentina lleva vacunadas con la primera dosis de la vacuna desarrollada en Rusia, a más de 200 mil personas, la mayoría...

Dylan, Alberto y Fabiana: perro con excéntricos privilegios

El presidente Alberto Fernández decidió pasar dos días de descanso en la Residencia Presidencial de Chapadmalal. La situación generó repudio en las redes sociales por la situación...