25.3 C
Salta
viernes, diciembre 2, 2022

Romero contra Poma: el lunes se dictará sentencia

Notas más leídas

Tras los alegatos realizados ayer, el lunes se dictará sentencia en el juicio por presunta injuria del periodista Sergio Poma al gobernador Romero. El brillante alegato de los abogados de Poma generó entusiasmo, pero la posibilidad de una detención persiste

La audiencia se extendió entre las 18 y las 21. El letrado del querellante pidió en nombre del gobernador Juan Carlos Romero como forma de restaurar su honor mancillado que se condene a Sergio Enrique Poma a la pena de un año de prisión de ejecución efectiva, dos años de inhabilitación para ejercer como periodista y una retractación pública en el diario El Tribuno, el Nuevo Diario y FM Aries.

Los brillantes alegatos de los defensores del periodista, los abogados Daniel Tort y Pedro García Castiella, despertaron el entusiasmo de la sala colmada e incluso generaron gran satisfacción a través de los comentarios que de ellos llegaban hasta la pequeña multitud que seguía los acontecimientos desde el hall de entrada de la Ciudad Judicial.

Daniel Tort -en una alocución cargada de ironía y con una oratoria de gran efecto por su claridad, sencillez y potencia expresiva- atacó la validez de la cinta como elemento de prueba y desnudó sin ambages la fuerte dependencia del poder judicial respecto del poder político.

Pedro García Castiella arremetió con gran solvencia técnico-jurídica contra la posibilidad de una prisión efectiva en el caso de una nueva condena al periodista. Arguyó que no puede verse a un nuevo fallo desfavorable como acumulativo o agravante de uno anterior debido a que el hecho que en este juicio se juzga ocurrió antes del que fue objeto de la sentencia previa y porque aún sumando ambas condenas no se llega al mínimo de tres años exigido para un cumpimiento efectivo de la pena con la privación de la libertad.

El abogado de Romero, Darío Palmier, leyó a su turno como alegato un escrito pleno de elogios al gobernador exagerando sus presuntas virtudes cívicas, su prístina honestidad, su hombría de bien y buena voluntad de hombre público sin mácula ni maldad alguna. Dirigirse en términos injuriosos contra tal prohombre no merecía, en verdad, otra cosa que la cárcel.

Quienes colmaban la sala parece que tienen otra imagen muy distinta del gobernador, puesto que acompañaban con expresiones reprobatorias y burlonas el panegírico de Palmier. “Ese escrito se lo debe haber dado el mismo Romero”, conjeturó un ciudadano empalagado de tantas alabanzas al primer mandatario.

Ante las expresiones del público el juez Héctor Martínez insistía en solicitar silencio.

Con el calor de la gente

Tras la audiencia, Sergio Poma dialogó con Salta 21. Dijo que aunque se da cuenta perfectamente de la situación y del riesgo que correría en caso de quedar preso, se encuentra tranquilo. Se siente gratificado y emocionado por la cantidad de gente que lo acompaña (personal de seguridad indicó a Salta 21 que este es el proceso que atrajo mayor cantidad de gente en los últimos años). Sobre el pedido de prisión efectiva el autor de Salta, el Narcopoder señaló: “no me extraña, porque es parte de este ensañamiento: no saben cómo hacerme callar”

Justamente el pedido de inhabilitación para trabajar como periodista -si bien técnicamente puede ser solicitado- es visto como un intento de censurar a quien es considerado el crítico mayor del gobierno. Palmier mismo lo expresó así cuando dijo que el motivo de ese pedido era la necesidad de “poner límite” a las expresiones del periodista.

El lunes a las 12,30 se reanudará la audiencia, oportunidad en la que el juez dictárá sentencia. Previamente, le dará la oportunidad a Poma de hacer uso de la palabra. En la oportunidad anterior en la que el magistrado -al comienzo de la audiencia de debate- le cediera la palabra el periodista declinó esa posibilidad con la frase “que siga el circo”.

¿Qué hará el lunes cuando el juez le dé la palabra?, le preguntamos a Poma. “Voy a hablar”, contestó.

Sergio Poma ya tiene amplia experiencia en las lides tribunalicias: afronta cuatro querellas, dos del gobernador, una de su hermano “Tito” Romero y otra del comisionado del gobernador Angel Torres. Hay una quinta querella, que le fue iniciada años atrás por otro periodista: Mario Peña. El juez Marinaro -señala Poma entre risas- dictaminó finalmente “empate”, en un caso único en la historia de la jurisprudencia.

Y sí. La Justicia de Salta parece una apestosa hija de la lágrima, pero a menudo también da para la risa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos