11 C
Salta
martes, septiembre 29, 2020

10 maneras de ahorrar combustible

Notas más leídas

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

La Felicidad. Cuento de María Teresa Andruetto

Buscamos la felicidad sin saber dónde está, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una. Voltaire La felicidad se...

Sigue nuestro consejo y exprime la máxima cantidad de kilómetros a cada litro de gasolina que compres.

Se espera que la gente vuelva a viajar más esta temporada. Con el estímulo de una perspectiva económica optimista se calcula que una gran cantidad de personas saldrán a la ruta en primavera y los próximos fines de semana largos.

Entonces, los consumidores con problemas de efectivo querrán reducir tanto como puedan los costos de combustible. Pero eso no significa que debas quedarte en casa. Aquí te ofrecemos 10 maneras de exprimir la máxima cantidad de kilómetros a cada centavo gastado en la gasolinera. Algunos implican hacer un mantenimiento apropiado de tu vehículo, pero en la mayoría se exige un cambio de comportamiento. Todos ayudarán a aliviar los sufrimientos de tu billetera.

Deja de conducir como un loco

Cambiar la manera de conducir es la forma más eficiente de reducir la cantidad de combustible que consume el automóvil. Acelera gradualmente, conduce tranquilamente y con cuidado y podrías economizar hasta 33% en combustible en la carretera y 5% en la ciudad, en comparación con lo que gastarías con un estilo de conducir agresivo, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA, Environmental Protection Agency de Estados Unidos). Eso significa dejar a un lado esos arranques a toda velocidad en los semáforos y esas maniobras repentinas con el acelerador a fondo en la carretera.

Limita el uso del pedal de freno

Anticipa las detenciones para evitar las frenadas repentinas. De hecho, pon el pie en el freno la menor cantidad de tiempo posible. “Cada vez que pisas el freno [en un vehículo tradicional a gasolina], desperdicias energía”, dice Eric Kaufman, gerente de ingeniería de economía de combustible y calidad de conducción de General Motors. Mira bien el camino que tienes por delante y marcha en punto muerto hasta los cruces que estén delante de ti en los que veas vehículos detenidos.

Cumple con los límites de velocidad

Un automóvil o camión que avance a 90 km/h puede ahorrar alrededor de 15% más de combustible que el mismo vehículo avanzando a 105 km/h. Aunque cada vehículo alcanza su economía óptima de combustible a una velocidad diferente (o gama de velocidades), por lo general la autonomía disminuye rápidamente a velocidades superiores a 100 km/h.

Utiliza la velocidad programable siempre que sea posible

Sin dudas, es una comodidad lujosa. Pero, si se la usa correctamente, la velocidad programable también puede servir para ahorrar combustible. Hace más fluidas las órdenes del conductor, ayuda a mantener una velocidad uniforme y permite que el conductor mire bien el camino en lugar de reaccionar a cada pequeño cambio en el tránsito que lo rodea.

Evita tener el motor en marcha con el vehículo detenido por más de un minuto. Si estás estacionado esperando a alguien, apágalo y vuelve a ponerlo en marcha cuando la persona regrese.

Evita tener el motor en marcha con el vehículo parado

Dejar el motor en marcha con el vehículo parado usa más combustible que apagarlo y volverlo a encender. Así que si vas a estar detenido durante más de un minuto, apaga el motor. Eso quiere decir que no desperdicies combustible en el carril para servicio de los locales de comida rápida; estaciona y entra en el local. Y apaga el motor del vehículo mientras esperas a la salida de la escuela primaria para recoger a tus hijos.

Apaga el acondicionador de aire

Cuando el tránsito está lento en la ciudad, mantén apagado el acondicionador de aire, de ser posible. Baja las ventanillas y abre las entradas de aire para mantener cómodos a los pasajeros. El acondicionador de aire es una carga que usa combustible y si estás dando vueltas por la ciudad, puedes ver que la autonomía mejora ligeramente si lo mantienes apagado. En la carretera, sin embrago, mantén las ventanillas cerradas y el aire acondicionado bajo. Dejar las ventanillas abiertas perjudica el aerodinamismo e impide economizar combustible.

Pulsa y deslízate

Esta es una de las técnicas favoritas de los ahorracombustible, esa raza única de conductores que hacen esfuerzos extraordinarios para obtener el mayor beneficio de cada litro de gasolina. Sin embargo, sólo puede hacerse con vehículos híbridos. El primer paso es acelerar el vehículo hasta alrededor de 50 o 60 km/h. Luego, desacelera lentamente hasta que no aparezcan flechas de energía en el monitor de energía, lo que indica que el vehículo no está dependiendo del motor ni recargando la batería. Como consecuencia, el automóvil comienza a deslizarse. Cuando la velocidad baja hasta alrededor de 50 km/h, repite todo el proceso. La técnica de pulsar y deslizarse mejora la economía de combustible al minimizar el uso del motor de combustión interna.

Planea los viajes con anticipación

Haz todo lo que debas hacer en un solo viaje, en vez de salir varias veces en el día. Organiza tus paradas de modo que estén una cerca de otra y así no tener que volver a pasar por donde ya anduviste. Incluso quizá puedas estacionar en un lugar central e ir caminando hacia algunas de tus paradas, en lugar de conducir y estacionar en cada una. Para ir todos los días al trabajo o asistir a eventos, organízate para compartir vehículos o planifica viajar en horarios menos congestionados. Cuando hay menos tránsito, es más probable que puedas conducir con más fluidez. Usa las ayudas de navegación de internet o de tu vehículo para evitar perderte (y por lo tanto desperdiciar combustible) cuando te dirijas a lugares que no conozcas o a los que nunca hayas ido.

Debes estar al día con el mantenimiento

Un auto bien mantenido funciona al máximo de su eficiencia. Los motores ineficientes (con bujías falladas, por ejemplo) no hacen un uso óptimo del combustible. Asegúrate de que el filtro de aire y el de combustible estén limpios. Reemplázalos si no lo están. Incluso algo tan simple como tener los neumáticos inflados a la presión máxima recomendada por el fabricante puede aumentar el rendimiento del combustible hasta un 6%, mientras que los alineamientos de ruedas periódicos pueden ayudar a mejorar la economía de combustible hasta un 10%, de acuerdo con la EPA.

Deshazte de lo que no necesites

Limpia ese maletero, sector de carga o plataforma de camioneta. Quita los elementos innecesarios que lo único que hacen es agregarle peso a tu vehículo. El peso adicional reduce el rendimiento del combustible. De acuerdo con la EPA, la autonomía se podría reducir hasta un 2% por cada 45 kilogramos de peso innecesario. Además, quita todo lo que cause resistencia aerodinámica, como protectores contra insectos, portaequipajes o cajas de carga. Tienen el mismo efecto que agregar peso; es decir, aumentan la exigencia del motor, lo que causa un desgaste prematuro y reduce la eficiencia de combustible del vehículo.

*Durante casi dos décadas, el escritor y editor Chuck Tannert, residente en Nueva York, ha escrito sobre todos los temas que van desde automóviles hasta aparatos para viajar. Antes de sumarse al equipo de MSN Autos, Tannert trabajó como editor senior de automovilismo en Cargo y Popular Mechanics, y su trabajo ha aparecido en muchas publicaciones, incluidas Men’s Fitness, Men’s Journal, Penthouse, Popular Science y Wired.

– Chuck Tannert – MSN Autos

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Sáenz y un cuestionado nombramiento

Circula en los WhatsApp una designación del gobernador de Salta Sáenz nombró a la que sería novia de su...

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...