16.2 C
Salta
sábado, mayo 15, 2021

Aráoz Tapia- Manzur: lo dijeron sin culpa y con esa dicha…

Notas más leídas

Poemas de Martín Arenas

Poemario Algunas veces me encuentro mirándome las manos,Mirándome en ese cántaro lleno de lágrimas,Me veo temblando en ese mar,En...

33 dudas sobre la muerte de Néstor Kirchner

Llama poderosamente la atención que el mismo funcionario que ideó el desfile del Bicentenario estuvo a cargo de la necrofílica conmemoración pública que se organizó en torno al sepelio de Néstor Kirchner. Cámaras satelitales, estudiada coreografía circular, algunas de las claves que hicieron de las exequias del ex presidente un evento de primer nivel

Jorge Rojas y Jacqueline Dutra: flechazo

La modelo brasilera, ex de Martín Palermo, segunda en Gran Hermano Famosos, hechizó a Jorge Rojas, ex cantante de Los Nocheros. Una de las mujeres consideradas entre las más calientes de Latinoamérica, hasta las manos con el folclore. Rojas, parece vivir una pasión con ritmo movedizo.

Terrabussi, empresa con tradición argentina

Comenzaba el siglo XX, con ella la idea de una Argentina moderna, cono el correlato de la idea de un modelo agro exportador, impulsado desde la elite gobernante, surgieron en La Argentina el desarrollo de la industria alimenticia, muchas de ellas impulsadas por inmigrantes, que lograron progresar a partir del ahorro y el sacrificio y que conformarían la clase media argentina.

La poesía es Dicha sin culpa. El recital poético de Daniel Aráoz Tapia y Matías Manzur desacartona todo lo pensado. Dany actor, Matías músico, forman una dupla inusitada. Anoche en El Ático dejaron una impronta: la poesía se vive, se siente, se piensa, se imagina y tiene cuerpo. Con un espectáculo nacido en Tucumán, llegan a Salta y en una sala del centro invaden cada esquina. En la 9, aún se oye a Neruda o a Borges. Norma García Belli aporta con su visión desde la dirección.

Han sonetizado al público, han rapeado un poema, han dado sus creaciones y nos han paseado por la literatura universal con Miguel Hernández, Federico García Lorca, Lope de Vega, Jorge Luis Borges, Andrés Eloy Blanco, Pablo Neruda, Roque Dalton y Horacio Rega Molina, entre otros

Vivir para poetizarnos es una meta del espectáculo y hasta me atrevo a decir, que del escritor Daniel Aráoz Tapia. Combina al menos cuatro tipos de textos: el de los escritores y poetas, el suyo, el de Matías Manzur y el del actor. Una simbiosis profunda que marca ritmo y sonidos. Y los convierte en un texto espectacular que seduce por su energía y su fuerza pero por sobre todo por su acabada forma creativa y original.

Ponerse el sayo de actor y de cafeconcertista al mismo tiempo que rimar, versear y sacarle chispas a la guitarra de Matías y sus letras, ha sido un hallazgo.

Y lo bueno viene en envase sin ruidos, un andar silencioso y seguro que transforma a los artistas en juglares, donde los hombres y los dioses se confunden.

Salir de la “opería solemne” con vena de juego y canto, de lirismo y metamorfosis, es una idea que “Dicha sin culpa” privilegia y que por ello se lleva un “bravo” del público. Y entre los espectadores, además de otros “hacedores”, Ana Gloria Moya. No faltaron los “orishás”.

Caminamos por un duelo propio en el que nos descubrimos saltando la línea al mismo tiempo que sentimos el ambiente creado por la poesía. Más que nunca, ha sido la vedette de la noche.

jpg_dicha_sin_culpa.jpg
La fusión teatro- poesía es un logro absoluto. Un Daniel suelto, entre los versos, perdido en su personaje, en esa heteronomía que galopa su prestancia de recitador, nos complace con la búsqueda infinita del secreto de la poesía: el ritmo. Traduce al mismo tiempo, lo sensible en racional, lo reflexivo en pasional y lo extraño en propio.

Matías Manzur logra fusionarse al mimo tiempo; deja entre los pentagramas del lirismo cantado, un sello personal, al igual que se juega con sus canciones.

La dupla se lleva el encanto del juglar posmoderno, ambos en su profesión de artistas, revalorizan lo propio y lo hispánico, con un dejo de crítica a lo estructurado y establecido, a lo monótono y aburrido. En busca de la revolución de la palabra que cuaja el frío del olvido, nombran esos personajes con historia americana –como el Che- que aparecen entre los versos y no deja de ser un homenaje a lo revolucionario.

Más tarde, en 69.9, volvemos a disfrutar de Matías Manzur en concierto, un diálogo íntimo con su música. Y un grupo de artistas hablan sobre la cultura nuestra y la cercanía, la conexión, el destino, lo profundo y lo bizarro. Una noche de encuentro donde unos pocos locos son felices con la locura.

Y dicha sin culpa la poesía, es más hermosa que un zapato rojo en la punta de una colina, porque la mozuela de García Lorca se ha quitado la ropa aún, teniendo marido o porque ese otro, el de los versos, se ha colado por el filtro de una noche de luna. Dicen que fue visto por la ventana de un ático.

– Dato: rumba macumba candombe bámbula va Tembrandumba de la Quimbamba…

Nota relacionada:

https://www.salta21.com/spip.php?article683 Daniel Aráoz Tapia: una dicha intraductible en diálogo con licencia


Comentario

Conjuro y seducción de la poesía desnuda y carnal

Al ver en el anuncio la heterogeneidad de autores y temas musicales, me detuve… ¿Un recital de poesía? ¿Con estos materiales? Tuve curiosidad y fui.

Fue como pasar por una calle sin esperar demasiado y ver una casa con luz y la puerta abierta. Me asomé y dos hombres rebalsados de versos seducían a la luna que se despegaba del cielo. Dos hombres que lejos de la solemnidad que coloca a la poesía en un altar para pocos; se daban el lujo de desnudarla, de quedarse en sus piernas, de ponerle carne, de llevarla a los arrabales.

Daniel y Matías, empiezan el conjuro. Convocan a sus pares de otros tiempos, y ninguno se niega. Los acordes mecen a la gente, los versos se florecen en la boca de todos y la poesía es dicha y no leída. Dicha sin culpa, con el pecho abierto, con el cuerpo servido en la mesa, con el riesgo de caer que se parece tanto a la ilusión de volar.

Al terminar nos quedamos girando en el lugar. Nos negamos a seguir el paso del reloj y extendemos un poco más el ritual. La noche sigue en otro lugar, la poesía y la música no nos sueltan y la luna nos sigue curiosa.

Miriam Díaz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos Artículos

Poemas de Martín Arenas

Poemario Algunas veces me encuentro mirándome las manos,Mirándome en ese cántaro lleno de lágrimas,Me veo temblando en ese mar,En...

“Madame Curie” rinde un homenaje a la científica, pero no logra ser un gran film

Reconocida mundialmente por su trabajo en el universo de las novelas gráficas y, especialmente, por PERSEPOLIS, que luego llegó al cine en una...

Colombia bajo fuego

“No podemos dejar que nos maten o que maten a civiles”, hablan policías heridos durante las protestas en Colombia

Recordando a un personaje universal: Don Quijote de La Mancha

El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha es una de las obras más reconocidas de la literatura universal, cuyo primer tramo se...

Raúl Scalabrini Ortiz, un forjador de porvenires. En Salta, un Colegio lleva su nombre

Se trata del Colegio Secundario N° 5094 Raúl Scalabrini Ortiz, sito en Avenida San Martín 1767 de la ciudad de Salta, Institución surgida en...