21 C
Salta
sábado, septiembre 19, 2020

Cerca de 20 mil niños holandeses sufrieron abuso de curas católicos

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

La cifra surge de un revelamiento de las quejas de miles de personas que pasaron por instituciones religiosas durante su infancia entre 1945 y 1985. Los violadores serían unos 800 sacerdotes, muchos de ellos ya fallecidos.

Miles de niños sufrieron abuso sexual en instituciones católicas holandesas, del que estaban informadas las autoridades de la Iglesia pero no respondieron adecuadamente ni ayudaron a las víctimas, de acuerdo con resultados de una larga investigación dados a conocer ayer. La Iglesia Católica holandesa pidió perdón tras reconocer su lado más oscuro: hasta 20 mil chicos fueron abusados entre 1945 y 2010.

“Sobre la base de 1795 quejas, la comisión pudo identificar a 800 autores de los abusos que trabajan o trabajaron para el obispado, y al menos 105 están aún vivos”, prosiguió el reporte. Las cifras fueron publicadas a través de un informe de una comisión instituida en marzo de 2010 por la propia Iglesia Católica, tras las denuncias de centenares de víctimas. El reporte cuantificó en “decenas de miles” a los niños y adolescentes que tuvieron que someterse a las imposiciones sexuales de los sacerdotes y frailes, desde contactos físicos hasta la penetración. Los niños eran obligados a soportar y callar.

Se trata de una cifra “absolutamente enorme”, comentó el presidente de la comisión, el ex titular del partido Cristiano Democrático Wim Deetman, en una conferencia de prensa en La Haya. El informe habla de entre 10 mil y 20 mil menores.

Las dimensiones del escándalo conmocionaron a los obispos holandeses, que expresaron mediante un comunicado su “pesar” por los abusos. “Nos solidarizamos con las víctimas a las que presentamos nuestras sinceras disculpas. Todo esto nos llena de vergüenza y de dolor”, agregaron los obispos. El documento, de 1100 páginas, denunció la existencia de una ley del silencio, que por décadas permitió que los abusos se multiplicaran, volviéndose una regla y no una excepción. La comisión recibió unas 1800 denuncias de abusos en escuelas católicas, seminarios y orfanatos y dijo que las instituciones sufrieron “ausencia de supervisión”. La comisión entonces realizó un estudio de la población en general para un análisis más exhaustivo de la magnitud y naturaleza del abuso sexual de menores, tanto en la Iglesia como fuera de ella. Basado en un sondeo de más de 34 mil personas, la comisión estimó que uno de cada diez niños holandeses que vivió su infancia entre 1945 y 1985 sufrió alguna forma de abuso en la sociedad en general. La proporción aumentó al 20% entre los niños que pasaron parte de su infancia en una institución como un orfanato o un internado, católico o no. “Para evitar los escándalos, nada se hizo: los abusos no fueron reconocidos, no hay ayuda, compensación o tutela para las víctimas”, afirmó el informe.

Según Deetman, se siguió la regla de que “los trapos sucios se lavan en casa”, y se instaló una especie de “silencio cultural”. “La teoría según la cual los miembros de la Iglesia no sabían no se sostiene. La Iglesia sabía y buscó remediarlo, aunque no lo logró”, añadió.

Otra comisión, instituida por el Ministerio de Justicia holandés, examina el rol de los Servicios Sociales que mandaban a niños a instituciones y casas adoptivas en las que se cometían abusos sistemáticos. La idea de tal indagación es saber si hubo complicidad entre esos servicios sociales con sacerdotes y frailes.

– Tiempo Argentino

1 COMENTARIO

  1. Cerca de 20 mil niños holandeses sufrieron abuso de curas católicos
    A esos 20 mil niños holandeses, hay que sumarles los miles de niños abusados en otros paises. Por ejemplo, en un estudio hecho por una compañia privada de USA, encontró que en ciertos estados de ése país, la suma de niños abusados asciende amas de 6.000.

    El Arzobispado de Boston solamente, tuvo que pagar 1.820 (milochocientos veinte) millones de US$ en concepto de indemnizaciones a niños abusados y para impedir la entrada en la carcel de cientos de curas abusadores. (Diario El Pais, España, 8/12/ 2011).

    Como si eso fuera poco, los niños abusados y sus famílias, después del dolor inmenso y la rábia de ver destrozadas las vidas de sus hijos, tienen que soportar la humillación de ver como los curas abusadores nunca son castigados, nunca entran a la carcel, sino que, como máximo castigo, la Jerarquía Católica los cambia de parroquía. Esto, en la práctica significa que les dan vía libre para que empiezen de nuevo con sus prácticas degeneradas de violaciones a los derechos humanos de niños indefensos.

    En otras confesiones, también se da este fenómeno, aunque con menor frecuencia. Se han denunciado abusos a niños por parte de rabinos.

    A la pregunta de porqué la violación de niños se da con una anormal frecuencia en curas católicos, ya una vez opiné al respecto. Creo, que los instintos pedofilos se dan con una altísima frecuencia en curas catolicos porqué éstos sufren de un profundo miedo a la realidad.Son profundamente cobardes. Esta condición los acompleja totalmente, los vuelve totalmente inseguros y los hace inhabiles para establecer relaciones normales con personas mayores y del sexo opuesto, ya que las considerán demasiado fuertes. Por eso buscan descargar sus instintos solo en niños, ya que sobre estos pueden ejercer el control por medio del terror.

    El científico inglés Richard Dawkins, ha denunciado formalmente, ante las autoridades británicas, al actual Papa como cómplice necesario de los abusos a niños indefensos.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...