30 C
Salta
viernes, septiembre 25, 2020

Clarín, los hijos de Ernestina Noble y la Justicia

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

La primera noticia apareció en Crítica de la Argentina en su edición del 6-07-2009. Aludía a las declaraciones de José Pirillo, ex dueño del diario La Razón. Ahí podía leerse bajo el título “José Pirillo declaró en la causa.

Videla hizo gestiones por los hijos de Ernestina Noble”, el siguiente párrafo: “El ex dueño del diario La Razón, José Pirillo, declaró ante la Justicia que en 1985 el actual CEO de Clarín, Héctor Magnetto, le dijo que fue quien ‘hizo la gestión para que (Jorge) Videla le consiguiera los chicos’ a Ernestina Herrera de Noble.

El testimonio se sumó el viernes a la causa que desde hace siete años duerme sin definir si los hijos adoptivos de la dueña del multimedio son hijos de desaparecidos.

Ante la presentación, Abuelas de Plaza de Mayo pidió al juez federal Conrado Bergesio que cite a declarar a Pirillo.”

A su vez, el semanario Miradas al Sur en su edición del 16 de agosto último bajo el título “Los hijos de Ernestina y la Justicia” , con la firma de Rubén Pereyra sostiene: “Cuentan los periodistas que pasaron por la redacción de Clarín en los años ‘80 que todas las informaciones que tenían que ver con esta temática debían ser supervisadas por Joaquín Morales Solá, en ese entonces uno de los hombres más importantes en la dirección periodística del matutino.

Precisamente fue Morales Solá quién, en ocasión de la detención de Ernestina Herrera de Noble, el 19 de diciembre del 2002, editorializó en La Nación: ‘Una noche fría de ese tiempo ingrato, la directora de Clarín, nos sorprendió con el relato de la adopción de sus hijos. Había también lágrimas, muchas lágrimas en sus ojos, pero correspondían a las emociones que despierta la alegría. …. Más de 25 años después, la señora de Noble sigue llorando por esos hijos. Su detención dispara una primera injusticia: una madre no debería ser detenida solo por serlo’”.

Es llamativo el concepto de justicia del ahora escriba de La Nación.

Ante la actualidad de estos hechos sumidos en una dudosa oscuridad, resulta oportuno recordar y compartir el largo reportaje realizado a Estela Barnes de Carlotto, el 1-09-2008 en el programa radial El Tren , que se emite de lunes a jueves, de 20 a 21 horas por Radio Cooperativa, AM 740, conducido por Gerardo Yomal y Hugo Presman, y que en la parte referida a este tema transcribimos a continuación:

“Héctor Magnetto es un hombre terrible”

—Este programa ve con muy buenos ojos la tarea de Abuelas de Plaza de Mayo, toma nota de las versiones que nos llegaban a esta mesa de trabajo en relación a los hijos de Noble, la dueña del diario Clarín, y muchos se preguntan en estas versiones que Ud. no tomaba cartas fuertemente sobre el asunto y que había algún tipo de arreglo político. Hasta se llegó a decir que Ud. estaba negociando el premio Nóbel de la Paz con un silencio en relación a Clarín.

—No, por Dios, esa imaginación perversa que tiene la gente… ¿Por qué piensan eso? La justicia es muy lenta, es un proceso difícil para estos temas, nosotros teníamos la denuncia de que la señora de Noble tenía dos chiquitos que serían hijos de desaparecidos desde 1984 aproximadamente. Y bueno, llegó un momento en que ella siendo una civil, no emparentada con militares, fuimos a verla tres abuelas. No nos recibió ella sino Magnetto (Héctor).

—El hombre fuerte de Clarín.

—Que es un hombre terrible, que en principio nos recibió muy bien. Cuando le dijimos que era por ese tema, se escandalizó, ¿cómo la señora va a adoptar hijos de guerrilleros? Nosotros le dijimos “hay denuncias”. Y culpó a un montón de personas por esa denuncia. Nosotros le dijimos “no, esas denuncias vinieron de otros lugares, anónimas, pero muy fuertes”. Le dijimos, “nosotras venimos a conversar porque si llegaran a ser, sería bueno un análisis para que los chicos tengan también su verdad, pero nadie modificaría la situación familiar si son adopciones de buena fe”.

A la segunda reunión que fuimos, tampoco nos recibió ella sino él. Nos pidió un intercambio. El nos decía quiénes eran las madres verdaderas de estos chiquitos que los habían abandonado, si nosotros les dábamos los nombres de los informantes que nos habían traído estas denuncias. Una cosa infame.

Nosotros dijimos que así supiéramos, jamás lo diríamos, es reservadísimo, son anónimas. De todas maneras, le dijimos, “lo que Ud. propone es degradante”. Nos fuimos y no volvimos más. Y ahí quedamos, esperando si había alguna reacción de una mujer civil que tiene dos chiquitos que dice quererlos. Si hay una denuncia debería decir, “vamos, hagan los análisis, total yo no he hecho nada.

Si son o no son, me sacan la duda”. Pero una persona que le hacía una denuncia a esta señora radicó la misma en el juzgado de San Isidro con el Juez Federal Dr. Roberto Marquevich.

—Le costó el puesto a Marquevich.

—Claro, y él entonces tomó cartas. Esta mujer no sólo denunció una trampa económica, sino que dijo que esta señora tiene dos hijos de desaparecidos. Y se lo dijo al juez, por lo tanto ahí vamos nosotros y hacemos una denuncia formal ante el juez, para que se investigue. Ahí toma cartas en el asunto Marquevich, que fue siempre muy rápido para estos casos, y la detiene, porque cuando lee los expedientes había unas irregularidades terribles.

—No sé si Ud. ha tenido la oportunidad de leer La Noble Ernestina del periodista y abogado Pablo Llonto, donde está transcripta la adopción, más allá de que sean o no hijos de desaparecidos, cosa que hay que constatarlo. La adopción tal cual como se hizo tiene irregularidades que no resisten el menor análisis…

—Bueno, eso le costó su trabajo al juez Marquevich de una manera atroz, porque fue por ese motivo que lo echaron, perdió su carrera.

—Fue tal la presión política, económica…

—Pero nosotros no dejamos nunca de seguir adelante con el tema, porque al caer el Dr. Marquevich, que era quien estaba activando todo, la causa quedó en un juez subrogante y encajonada. Nuestros abogados concurrieron permanentemente al juzgado.

—Ud. tiene mucha experiencia, porque ya son 93 nietos recuperados. En el caso de los hijos adoptivos de la señora Ernestina Herrera de Noble, ellos se niegan a hacerse el análisis de ADN en el lugar donde se debe hacer, en el hospital Durand.

—Ellos pretenden… uno dice ellos, pero debe ser el entorno que tienen los dos chicos, y algunos abogados que manejarán este asunto. Pretenden analizarse en algún laboratorio particular, cosa que es imposible, es ilegal, hay una ley que establece que hay que hacerse los análisis en el Banco Nacional de Datos Genéticos que está en el Hospital Durand. No se puede hacer en cualquier laboratorio y menos en la medicina forense, que no tiene recursos para hacer esto y manda a otro laboratorio, así que sería bastante irregular.

—Uds. no lo aceptarían…

—No, no lo aceptamos nosotros ni lo acepta la propia ley ni el propio juez. En segundo lugar, se pretende que se compare el resultado de su sangre con solo dos familias que son las que inician esta cuestión como posibles familias de estos chicos. El tema es que tampoco se hace eso en el Banco, sí se dirige la primera observación a esas dos familias. En caso de resultado negativo, se compara con todo el Banco de Datos, porque los chicos están anotados por las edades que les han puesto quienes han querido anotarlos. Cotejan con todas las familias, que posiblemente por los años de los chicos, pueden ser también los padres.

—Y con futuros elementos que se agregan al Banco de Datos…

—Exacto, y entonces también piden que ese resultado no quede archivado en el Banco, que se los devuelvan. Y eso tampoco puede ser, esa sangre procesada queda en el Banco. Si no dio con nadie, esperamos que en un futuro pueda haber otras denuncias que sí sean familiares de estos chicos, porque todavía no está completo el Banco en denuncias.

—Si uno actúa con la más elemental lógica, daría la impresión que es posible, dado que ofrecen compararlo con el ADN de estas dos familias, que tal vez no sean hijos de esas familias, tal vez lo sean de otra.

—La trampa está en eso, en que saben que no son de esa familia, posiblemente sabrán de quiénes son pero no quieren que se compare con el resto del Banco porque va a saltar. El tema es que los chicos en algún momento anunciaron, según la señora, su deseo de darle curso a esto, de hacerse los análisis, pero aparecen estas condiciones que no son válidas ni son posibles de aceptar.

—Cuando a Ud. le dicen que el análisis de sangre contra su voluntad está violando la intimidad del que debe hacerlo, ¿Ud. qué contesta?

—Primero, ya son adultos, son personas grandes. Yo creo que esto ya no merece el temor de un pinchazo, como puede pasar en un chico. Segundo, que hay una metodología nueva, que se está usando en los casos de negativa de este tipo, que es allanamiento de la casa para el rescate de elementos que contengan ADN, cepillos de dientes, peines con cabello, etc. Y de allí surgen los últimos casos, casi fueron por ese tipo de accionar de la justicia que tiene que cumplir sí o sí con el esclarecimiento de estos delitos, que son de acción pública. Es un delito que afecta a la víctima, a las posibles familias y a toda la sociedad. Esto afecta a todos. Por otra parte, son adultos que con un razonamiento adulto pueden pensar, “si yo soy, hago después lo que quiero”, porque nadie lo va a obligar a que cambie su vida sino que recupere sus derechos. Y la garantía, en este caso de los Noble, de que los chicos van a seguir viviendo donde están, teniendo la fortuna que tienen y la herencia que van a tener el día de mañana, porque nadie quiere perjudicar a esos chicos si son víctimas. Y si no lo son, los nietos que estamos buscando seguirán su vida, y todo en paz, todo en tranquilidad.

—¿Y la señora de Noble la recibió a Ud. en algún momento?

—No, ni tampoco nos llamó, estamos hablando de personas mayores con sentimientos y sabe que, este dolor de la búsqueda es muy duro, muy fuerte. No ha habido nunca un gesto. Pero nosotros no olvidamos. Ahora me da muchísima risa y a la vez indignación eso de que yo negocio un premio, como si el premio Nóbel fuera negociable… por Dios, pobre el Comité si escucha esto, debe estar alarmadísimo. Y lo otro: que yo me beneficio con dinero. Hubo un hombre que está muerto ya, Guillermo Patricio Kelly, que dijo eso. Era un hombre muy extraño. Entonces yo a veces me sonrío, porque digo, “qué fácil es desvirtuar eso”. Si vienen a ver mi casa, donde yo vivo, en un barrio súper humilde en La Plata, que se llama Tolosa, en una casita muy sencillita que la compramos en el año ‘80 con mi marido, que la vamos arreglando de a poquito, ese es mi único bien.

– Por Hugo Presman – 5 de septiembre de 2009 – Revista Zoom

Nota relacionada:
Los hijos de Ernestina Herrera de Noble, podrían ser de desaparecidos

https://www.salta21.com/spip.php?article2322

2 COMENTARIOS

  1. Clarín, los hijos de Ernestina Noble y la Justicia
    El dinero todo lo puede y si tienen alguna duda… Hasta podria derrocar a un presidente/a por meterse contra esta gentusa de mucha plata y poco corazon. Pero hay un Dios, que mira y en algun momento hara justicia.

    • Clarín, los hijos de Ernestina Noble y la Justicia
      Los hijos adoptivos de la Sra. Noble son ya mayores de edad y por lo tanto
      estan en su derecho de poder discernir si quieren hacerse un ADN o no. Todo
      este circo se utiliza para apelar al sentimentalismo del publico y que se olvide de los temas verdaderamente importantes. No digo que la Identidad no lo sea, pero hay miles y miles de chicos que fueron adoptados de buena fe, y que no tienen nada que ver con los desaparecidos ni con la dictadura. Esas
      familias no tienen porque pasar un mal momento. En todo caso, sus padres los han criado con todo el amor y la dedicacion del mundo y no hay derecho a perturbar la armonia de esos hogares.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...