24 C
Salta
domingo, septiembre 27, 2020

“Cristina robaba pero teníamos para comer, hoy tenemos que laburar”

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

Esas pocas palabras que se viralizaron remiten a los letales gobiernos que perpetuaron su poder con la fórmula “Pan y circo”, incendiaron la democracia y sabotearon nuestro destino

“Ganarás el pan con sudor de tu frente, hasta que vuelvas a la misma tierra de la cual fuiste sacado” (Génesis 3:19)

“Cristina robaba pero teníamos para comer. Hoy tenemos que laburar día a día para tener algo” (Una militante de Milagros Sala)

La definición, viralizada en los últimos días en las redes sociales, más que preocupar, espanta.

Porque es muchísimo más que una anécdota. Que una palabras dejadas caer en las redes sociales.

Espanta porque es una definición de la verdadera tragedia argentina.

La brutal y sangrante herida histórica que separa nuestro destino: los largos años –¡décadas!– de interesados y descarados gobiernos populistas, y los casi siempre fracasados esfuerzos por hacer de este país el que soñaron los nativos y también los desesperados inmigrantes que llegaron en oleadas: una nación ver-da-de-ra-men-te republicana, democrática y justa, no sólo bajo las reglas de su Constitución y de las leyes. Esencialmente, la vida y el destino que dicta la moral.

“Pan y circo”, la fórmula que nació en boca de muchos emperadores romanos (y que acabó, a la larga, con el más poderoso imperio de su tiempo), se prolongó a través de los siglos y hasta nuestros días.

Y en este, nuestro país, se encarnó para muchos gobiernos como la única forma rentable de conservar el poder.

A veces con dictaduras militares, otras con ficciones, disfraces de democracia.

El pensador y estadista francés Alexis Henri Charles de Clérel, vizconde de Tocqueville (1805-1859), después de visitar los todavía jóvenes Estados Unidos de América del Norte, auguró en su libro La democracia en América que ese país sería el más poderoso de la Tierra por dos razones: su espíritu religioso y su sagrado respeto por la ley.

Una predicción que fue larga y penosamente desmentida en el resto de América. La nuestra. Cuna de próceres y de soñadores, sí. Pero con el otro platillo de la balanza inclinado a favor de dictadores, demagogos y corruptos.

Una trampa de la que sólo se sale con dirigentes iluminados hasta el sacrificio, y con un pueblo trabajador decidido a derrotarla.

¿Vana utopía?

Así lo aparece cuando se analiza a fondo nuestra historia y, aunque individuales y anecdóticas, las palabras de esa militante de Milagros Sala, dirigente todavía detenida por gravísimas sospechas de corrupción durante el gobierno de “CFK” (Cristina Fernández de Kirchner, también comprometida por esas sospechas.

“Ella robaba pero teníamos para comer. Hoy tenemos que laburar día a día para tener algo”.

Indigna, duele, pero define los años de pan y circo. De la destrucción de la cultura del trabajo. Del reparto indiscriminado de planes sociales… pagados por lo que sí trabajan. De la exangüe economía que dejó a su paso…

Es cierto que esas palabras merecieron el repudio de muchos por la vía de las redes sociales. Pero también que millones creen lo mismo que esa militante.

¿Eso es la grieta?
No. Eso es el abismo.

– Por Alfredo Serra – 23 de abril de 2017
Especial para Infobae

1 COMENTARIO

  1. “Cristina robaba pero teníamos para comer, hoy tenemos que laburar”
    Que pena que se interprete asi lo que esta pobre chica quizo decir!!! Pero sirve para crucificar al kirchnerismo, claro. Peguen nomas. ¿No se dan cuenta que lo que quizo decir es “antes teniamos para comer, (lo normal) ahora hay que trabajar mucho mas para comer”(porque todo subio muchisimo)????
    Un poco de piedad! Al pais lo hundimos entre todos. Sigan pegando. En cualquier momento seremos todos los golpeados.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...