11 C
Salta
jueves, octubre 29, 2020

Decálogo Ético para Periodistas

Notas más leídas

33 dudas sobre la muerte de Néstor Kirchner

Llama poderosamente la atención que el mismo funcionario que ideó el desfile del Bicentenario estuvo a cargo de la necrofílica conmemoración pública que se organizó en torno al sepelio de Néstor Kirchner. Cámaras satelitales, estudiada coreografía circular, algunas de las claves que hicieron de las exequias del ex presidente un evento de primer nivel

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

SARSCoV2 y VIH : Una analogía

Creo que la crisis COVID19 ha superado el guión de la mejor de las películas de terror. Una población...

7 de junio: Día del Periodista

1- Para un periodista lo más importante es la verdad. Contamos lo que vemos y sabemos, lo que podemos demostrar. Los hechos están por encima de nuestra perspectiva ideológica. También por sobre los intereses políticos y económicos de las empresas que nos contratan.

2- Nadie nos puede obligar a hacer mal nuestro trabajo. Nadie nos puede obligar a mentir. En Argentina, desde hace una década, después del conflicto entre el gobierno nacional y los grandes medios de comunicación, la verdad dejó de tener prioridad en los contenidos periodísticos. Era más importante afectar al otro, “al enemigo” que comunicar algo verdadero. Esa práctica nada tiene que ver con el periodismo.

3- Los periodistas tenemos derecho a decir que “no” sí nos plantean tareas que se alejen de la verdad de los hechos. No nos pagan para participar de operaciones de prensa ni para inventar.

4- Vendemos nuestra fuerza de trabajo, no nuestra opinión. Trabajar en un medio público no cambia la esencia de nuestra tarea. Nadie nos puede obligar a hacer propaganda de una gestión determinada. Somos periodistas no voceros.

5- No somos fiscales de la Patria, ni héroes civiles, ni vedettes. Somos personas comunes obligadas moralmente a contar lo que pasa, desde nuestra subjetividad y de la manera más precisa y completa posible. Contar por qué pasan las cosas que pasan permite generar pensamiento crítico.

6- Contar lo que el poder (político o económico) no quiere que se conozca es la mejor definición de Periodismo en su variante de investigación. Si hacemos bien nuestro trabajo vamos a contribuir a una sociedad más justa y democrática.

7- No se deben alterar los contenidos periodísticos por la pauta publicitaria. Sea privada u oficial. Lo ideal es que los periodistas no estén relacionados a la venta de publicidad. En los últimos años se extendió una modalidad perversa, “los periodistas empresarios”. Con productoras o representantes se pueden disfrazar formas de dependencia con empresas o gobiernos. Una cosa es vender publicidad para sostener un proyecto periodístico y otra muy distinta cobrar de manera encubierta para callar o alabar a funcionarios o empresas.

8- Nunca el periodista puede estar delante de la información. Esos periodistas podrían escribir “Yo y Platero” pero no una buena crónica. Tener la capacidad de ponerse en el lugar del otro, en especial de los que sufren, puede ayudar a un periodista a encontrar variantes que enriquezcan su punto de vista.

9- El periodismo no es un camino hacia la fama y la popularidad. El periodismo es una herramienta destinada a iluminar la realidad. El periodista es quien enfoca. Si prefiere estar bajo el haz de luz, algo está funcionando mal.

10- El principal dilema del periodismo actual sigue siendo ético. Escribamos en un iPad o en una libreta, emitamos por la web o desde un teléfono inteligente, el tema es qué contamos y cómo lo hacemos. En palabras de Tomás Eloy Martínez: “El lenguaje del periodismo futuro no es una cuestión de oficio o un desafío estético. Es, ante todo, una solución ética”.

– Por Reynaldo Sietecase

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

La carta completa de Cristina Kirchner

En una carta abierta, Cristina Kirchner pidió un "acuerdo entre todos los sectores" ante una economía "bimonetaria". Fuente: LA...

SARSCoV2 y VIH : Una analogía

Creo que la crisis COVID19 ha superado el guión de la mejor de las películas de terror. Una población...

Fortalecer los sistemas de áreas protegidas ante la crisis ambiental

Recordemos que representantes gubernamentales, expertos, comunidades,  pueblos indígenas, Guardaparques y ONGs ambientalistas de los 33 países de América Latina y el Caribe acordaron...

En busca de una Escuela inteligente

“Nunca viene mal argumentar por qué son tan importantes para el ser humano, lo que no quiere decir que todas sean maravillosas,...

El pequeño de Martín

No me extraña que Martín Grande quiera ver sangre docente, cadáveres de educadores para que, en las líneas de su pobre manifiesto,...