21 C
Salta
jueves, octubre 1, 2020

El Pensador de Plaza Congreso

Notas más leídas

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...

Buenos Aires, (Exclusivo para Salta 21). Me da gusto saber de la muestra sobre la obra del escultor Auguste Rodin, inaugurada el sábado 12 de julio en el Museo Nacional de Arte Decorativo, de la cual se podrá disfrutar hasta el 16 de setiembre.

Los otros días, de “visita” por las carpas, pero no las del carnaval norteño, sino las que se instalaron frente al Congreso, me dolió ver a El Pensador, manchado con aerosol. Tenemos el honor de contar con una de las dos réplicas de mano de su propio autor existentes en todo el mundo; la original se encuentra en el jardín del Hotel Biron, sede del Museo Rodin en París.

A juzgar por donde tiene la pintura, parecería como si su postura le hubiera hecho defenderse de los ataques, más que estar pensando en algo. ¿Será que hacemos lo mismo los argentinos, que nos sentimos atacados y ya no atinamos a reflexionar, tan sólo intentamos defendernos de cualquier modo? El Pensador le daba la espalda a las carpas instaladas en la plaza que, a su vez, le daban metafóricamente la espalda a la deseable representatividad de todos nosotros, en el bello edificio del Congreso de la Nación o, en su anexo más moderno.

Aunque siendo rigurosos, las carpas le daban la espalda a la estatua, ya que, a las puertas de algún infierno, El Pensador fue colocado allí en 1907 Infierno que no es ni el de la Divina Comedia de Dante, ni el que el arquitecto Mario Palanti representó con algunas alegorías en el cercano Palacio Barolo, aludiendo también al purgatorio y al paraíso. Pena que no se le hiciera caso, ni en lo simbólico, ni en lo concreto, al artista Eduardo Schiaffino, quien adquiriera la obra en 1906, siendo director del Museo Nacional de Bellas Artes: él había propuesto su ubicación en la plataforma central del descanso de la escalinata del edificio del Congreso, sobre la avenida Entre Ríos.

Ese mismo día que pasé por allí, me pareció que El Pensador se podría estar preguntando en esos momentos, a quién de todos los argentinos recuerda pensar, intentando salirse de su materia metálica –que no es lo único que se oxida-, creyendo que tal vez si se encontrara en aquella ubicación buenamente sugerida por un entusiasta, colega de su creador, nuestro destino como nación habría sido otro. Daban ganas de abrazarlo, limpiarle las heridas de pintura y decirle: “no te aflijas, algún día reflexionaremos”.

Y si de paraíso se trata, el hermoso Auguste Rodin, tenía su propia versión de cómo acceder a él, así como la tuvo con El Pensador, tal vez producto de su visión personal de la Divina Comedia , inspirada a su vez en la Puerta del Paraíso , de Ghiberti. ¿Será que las carpas consideran el infierno al Congreso y por eso se instalaron a reflexionar fuera de él? ¿O será una metáfora de las carpas para hacer recapacitar a los legisladores, en la puerta de la decisión sobre un infierno de 47% de retenciones?

La versión del paraíso de Aguste Rodin, la deja en su testamento que nos viene maravillosamente bien a todos. Se las trascribo:

“El mundo sólo será feliz cuando todos los hombres tengan alma de artistas, es decir, cuando todos sientan el placer de su labor”.

…”sentir placer por su labor”, ¡qué maravilla! ¿Inalcanzable? Para nada: personalmente, creo que es un deber de cada persona.

Y también dijo que la más preciosa recompensa de quien adora su oficio es la alegría de haber procedido bien y que “actualmente, se persuade a los obreros, por desdicha suya, a que odien su trabajo y lo saboteen.”

Me imagino a nuestra presidente Cristina Kirchner y a su marido – ¡cómo me ha decepcionado esta mujer por gobernar de acá para allá con el marido a cuestas! No esperaba especialmente algo bueno de su mandato pero, que encima se ha llevado a cabo con un hombre al lado…-, yendo al Palacio Errázuriz, cuyos originarios dueños admiraban a Rodin y compraron varias de sus esculturas, encontrándomelos para recordarles algo más del testamento de Rodin: “¡Imaginemos qué maravillosos progresos se realizarían de pronto si la veracidad absoluta reinara entre los hombres! ¡Qué pronto la sociedad se desprendería de sus errores y sus fealdades francamente confesados y con qué rapidez nuestra tierra se convertiría en un Paraíso!…”

No puedo contenerme por relacionar estos temas con quienes nos gobiernan, sólo creo que hay demasiado mito acerca de qué se necesita para gobernar. Decía una psicóloga, madre de una amiga mía: “si sirve la persona, sirve lo que hace”.

Y parece que Rodin dejó de regalo a la nación francesa toda su obra, pero dejó además de la pasión de El beso, un intento por el que todos nos apasionáramos por nuestros quehaceres.

Deseo que disfruten de la versión propia de la entrada al Paraíso de Auguste Rodin, tanto como de su obra; no se lo pidamos a quienes nos gobiernan nada más: primero, exijámonos a nosotros mismos: querer lo que hacemos y segundo, sinceridad. Tal vez un día nos sorprendamos, teniendo gobernantes que quieran lo que hacen y que gobiernen con sinceridad.

Entonces, podremos abrazar a El Pensador de Plaza Congreso para decirle, todos purgados, que su espera no ha sido en vano y que si él no puede dejar de pensar, nosotros ahora tenemos un destino distinto que el de un pueblo que ignora y no quiere sus propios tesoros.

– Irene Ferrari es cantautora. Se presentó en el pasado mes en Salta, en El Ático.

Para saber más sobre Irene:

“Siento que Salta me abraza”- dijo la cantante Irene Ferrari

https://www.salta21.com/spip.php?article962&var_mode=calcul

Potencia y dulzura en una misma voz

https://www.salta21.com/spip.php?article941

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Mafalda necesita un abrazo: murió Quino, su papá

La noticia sobre su partida, sacudió al país entero y acaparó las redes sociales y todos los medios. Un hombre genial...

Salteño compró 3 tubos de oxígeno y el préstamo es gratuito

Lo escribió en su red social. ¡Buenos días! Lunes y comenzamos de la mejor manera, después de tanto...

Sáenz y un cuestionado nombramiento

Circula en los WhatsApp una designación del gobernador de Salta Sáenz nombró a la que sería novia de su...