16.4 C
Salta
viernes, febrero 3, 2023

“Ganamos por dos votos”, dijo el líder gay Di Bello

Notas más leídas

(Enviado especial) Los padres de José María Di Bello –integrante del primer matrimonio homosexual de América Latina- son salteños y él se considera un salteño más. Sobre la ley de matrimonio igualitario dijo anoche, a las 21,30: “en este momento ganamos por dos votos”.

La respuesta de Di Bello a la consulta que le realizó Salta 21 en el obelisco marca la extraordinaria paridad en el voto entre los senadores que hoy rechazarán o consagrarán el matrimonio entre personas del mismo sexo dentro del orden jurídico civil en la República Argentina.

Porque la expresión “en este momento”, con el acceso privilegiado que él tiene al panorama cambiante de las decisiones en torno a la votación de hoy en el Senado significa que nada está totalmente definido.

Es que a la sesión pueden faltar “uno de los nuestros”, o “dos de ellos”, y todavía hay unos pocos indecisos que pueden inclinar la balanza en un sentido u otro, nos explica.

También aclara Di Bello que no se podrá ingresar al recinto. Ni siguiera él o la presidenta de la Federación LGBT María Rachid podrán hacerlo, como sí lo hicieron en la sesión de diputados. Y se espera que una multitud acompañará en las afueras del Congreso Nacional todo el proceso de debate y la votación posterior en una sesión que puede ser tan maratónica como infartante.

Ante la consulta de si le había sorprendido o molestado la carga de descalificación y agresividad que se desplegó contra los gays en el debate que se realizó en la Legislatura de Salta respondió que conoce bien nuestra provincia. Sus padres son salteños y desde niño estuvo en contacto permanente con la ciudad de Salta adonde viajó a menudo, prácticamente todos los años, hasta que cumplió los 16. “¿Conocés la talabartería El Potro”, pregunta. “Bueno, es de familiares míos”.

Sobre el proceso que lo llevó a convertirse en uno de los referentes de la comunidad gay en la Argentina y el modo en que lo vivieron en su familia dijo que al principio no les gustó mucho pero que finalmente se acostumbraron, porque fue una decisión que él tomó a partir de su infección con el HIV, de militar públicamente en la lucha contra el sida.

José María Di Bello estuvo en Salta junto a María Rachid y dio una conferencia de prensa en la UNSa. en la que explicó la posición de las organizaciones de gays y lesbianas de todo el país sobre el proyecto de ley del matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero luego junto al dirigente salteño Rodrigo Liendro (de ALUDIS) se retiró del recinto cuando ya finalizaba el debate y apenas terminada la intervención en la que María Rachid denunció –indignada- que allí se habían dicho “barbaridades”.

Cuando ya se marchaban, la presidenta de la Federación LGBT, nos dijo entonces acerca de la posibilidad de aprobación en el Senado de la ley de matrimonio igualitario “creo que la ley va a salir”.

Anoche Di Bello consideró que a esta altura de la lucha ya la unión civil sería inaceptable por discriminatoria y en este sentido coincide con la apreciación de Claudio Morgado y del INADI: crear una ley especial y diferente para las uniones homosexuales equivale a consagrar en el país una suerte de apartheid.

– Notas relacionadas:

Del derechazo religioso en el Congreso al ruidazo gay del obelisco

https://www.salta21.com/Del-derechazo-religioso-en-el.html

Independencia gay: “los putos también tenemos derechos”

https://www.salta21.com/Independencia-gay-los-putos.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos