3.1 C
Salta
miércoles, mayo 18, 2022

Grupo de eurodiputados calificó la aparición de la vicepresidenta en el CCK como un acto de “propaganda”

Notas más leídas

Sorpresa e indignación de diputados del Eurolat por el discurso “militante” de Cristina Kirchner.

La sorpresa fue mayúscula, y de pronto lo que iba a ser una reunión protocolar se transformó en un escándalo. “Somos eurodiputados, representamos a Europa e instituciones . No somos extras para su propaganda peronista. Todo esto es inaceptable.”, tronó vía redes sociales el diputado italiano Nicola Danti, del partido Italia Vive, en un resumen de lo que muchos de los legisladores que llegaron a las deliberaciones de la Eurolat sintieron al escuchar ayer, en el CCK, a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Así funciona el populismo, cuando toda ocasión se vuelve buena para la promoción electoral. No es la primera vez que experimento este tipo de fenómenos, pero ayer sucedió en detrimento de las instituciones europeas. Y esto no lo puedo aceptar”, continuó el legislador del partido de centro, en queja por el discurso de la vicepresidenta, en la que envió mensajes críticos al presidente Alberto Fernández, la justicia argentina y a la conducción económica ante un auditorio repleto de militantes de La Cámpora, legisladores y dirigentes que le responden en medio de la feroz interna oficialista.

“Hablé con muchos parlamentarios europeos y están shockeados por lo que ocurrió. La partidización de estos espacios nunca es buena”, dijo la diputada del Parlasur María Luisa Storani (UCR), quien presentó una moción durante el debate posterior a la apertura para que el Eurolat condene “las violaciones a los derechos humanos, especialmente de las mujeres” y pidió “solidaridad con Ucrania”. En el mismo sentido, el también radical Alfredo Cornejo, afirmó que “no es una buena foto ni un buen mensaje no expresarse sobre la invasión rusa a Ucrania, nos exponemos a un papelón”.

Ayer, un grupo de diputados, la mayoría del Partido Popular español emitieron un comunicado condenando todo lo que ocurrió alrededor del discurso de Cristina, celebrado con los dedos en ve y repetidos aplausos por sus seguidores, ante la pasividad y las caras serias de una parte de los legisladores europeos y también sudamericanos.

“Creemos que un acto solemne e institucional como ha de ser el de la inauguración protocolaria de la sesión plenaria de la Asamblea no puede ser instrumentalizado ni utilizado con la finalidad partidista por la que ha transcurrido el acto celebrado hoy, más propio de un mitin político que el de un parlamento democrático legislativo”, remarcaron los diputados que integran el bloque del Partido Popular Europeo (centroderecha).

La condena era extendida, en voz baja, no sólo a legisladores de la centroderecha sino también a otros de partidos progresistas, tanto en el tono y el entorno del discurso como la omisión de la vicepresidente a una condena explícita a la invasión rusa a Ucrania.

Finalmente, una condena conjunta a Vladimir Putin no pudo ser consensuada, ya que la postura de Cristina Kirchner-que condenó a la OTAN por “poner una base en Malvinas” y equiparó a Rusia con otros miembros del Consejo de Seguridad que también “violaron el derecho internacional”-fue seguida en términos generales por los parlamentarios kirchneristas, y sus pares de partidos afines de Bolivia y Ecuador, entre otros.

Como ninguna de las opciones de consenso obtenía la mayoría de los 75 legisladores, los copresidentes-el español Javier López y el colombiano Osvaldo Pérez Pineda-emitieron una durísima declaración conjunta en la que “expresan su condena en los términos más enérgicos ante la ilegal, no provocada e injustificada agresión militar e invasión cometida por la Federación de Rusia contra Ucrania en clara violación de la Carta de las Naciones Unidas y el estallido del mayor conflicto bélico en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”, en uno de los puntos del comunicado final, luego de que los desacuerdos impidieran una declaración en común.

Fueron entonces “los copresidentes” y no el Eurolat quienes condenaron por escrito la agresión militar de Putin, el día posterior a la ruidosa participación de la vicepresidenta en el encuentro de los parlamentarios europeos y parlamentarios, que quedó envuelto en una vorágine de discusiones y un enojo apenas disimulado de muchos de quienes llegaron a participar desde el Viejo Continente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos