19 C
Salta
martes, marzo 9, 2021

La Gaceta cerró el culo

Notas más leídas

Jorge Rojas y Jacqueline Dutra: flechazo

La modelo brasilera, ex de Martín Palermo, segunda en Gran Hermano Famosos, hechizó a Jorge Rojas, ex cantante de Los Nocheros. Una de las mujeres consideradas entre las más calientes de Latinoamérica, hasta las manos con el folclore. Rojas, parece vivir una pasión con ritmo movedizo.

Los Valles Calchaquíes y los diaguitas: respuesta de cientistas a Gabriel Levinas

Título original de la nota: Los Valles Calchaquíes y los diaguitas: histórica desigualdad y conflictos del presente* . Contrariamente a lo que propugna un mensaje que se intenta imponer desde los medios hegemónicos, las estadísticas muestran que hay una ampliación de la desigualdad social en la disputa por la tierra en los Valles, señala la Red de Investigadorxs del Valle Calchaquí.

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

El sentido del tiempo en la danza

La danza es un arte predominantemente visual témporo-espacial. Se desarrolla en un espacio y tiempo cronológico y psicológico, y, por otro lado, produce efectos o sentimientos que va quedando en la percepción del espectador.

Mientras iba saltando entre mensajes y mails, como quien pone en orden la buhardilla virtual, sonreí con sorpresa -casi con ternura- viendo el título on line, en la portada misma del sitio del diario: Adiós al culo blanco.

“Cielito cielo que sí,

cielito del disimulo,

de balde tiran la taba

porque siempre han de echar culo”


(Bartolomé Hidalgo / Daniel Viglietti, Cielito de tres por ocho)

A veces la aplaudo. Como cuando hace poco, con buen olfato y criterio periodístico subió el video que muestra la culpabilidad de los terratenientes y sus sicarios en el crimen del cacique Chocobar. El estremecedor documento se había filtrado a través de la blogosfera “nacional y popular”, como se llaman los cibermilitantes K. ¿Cómo no aplaudir entonces a La Gaceta si al poner ese video en su propio sitio web permitió que miles de personas en todo el mundo pudieran conocer y valorar lo sucedido el último (y trágico) 12 de octubre?

A veces la aplaudo, como cuando, entre tanta prosa adocenada remonta vuelo algún artículo bien escrito, algo así como una mosca blanca en una redacción que, en general, ha olvidado las lecciones de Tomás Eloy Martínez sobre los cruces de periodismo y literatura.

A veces la aplaudo, como cuando domingo tras domingo vuelvo a encontrar esa zona liberada (más en calidad que en ideología, desde luego) que es La Gaceta Literaria, decididamente uno de los mejores “suplementos” del país en su tipo, mérito fundamental del recientemente fallecido Daniel Alberto Dessein. En esas páginas aprendí cosas que siempre agradeceré.

Pero hoy, hace apenas minutos (¿qué son un par de horas?), me quedé con las manos vacías de aplausos. Mientras iba saltando entre mensajes y mails, como quien pone en orden la buhardilla virtual, sonreí con sorpresa -casi con ternura- viendo el título on line, en la portada misma del sitio del diario:

Adiós al culo blanco

La Gaceta Tucumán – ‎hace 3 horas‎

Junto al bronceado total, el revolucionario tejido aporta otras ventajas, como el secado rápido de la tela y de la transpiración de la piel.

jpg_hi_4-11.jpgEso que leyeron, aclaro, ahora sólo podrán encontrarlo rastreando ciertas huellas que no pueden ser borradas en google, por ejemplo si entran en el twitter del diario: http://twitter.com/lagacetatucuman

Allí podrán descubrir que, como por arte de alquimia cibernética, el título twitteado alrededor de las 2 de la tarde como:
Adiós al culo blanco http://dlvr.it/1ScZ8 hace cerca de 3 horas via dlvr.it
… se ha convertido apenas una hora después en:
Adiós a la cola blanca http://dlvr.it/1ShrF hace cerca de 2 horas via dlvr.it

Yo había estado a punto de aplaudir a La Gaceta por superar los prejuicios estúpidos, los remilgos de antaño con que todos crecimos: ésos que prohiben llamar culo al “trasero” (ésta sí me parece una palabra “mala” o, más que mala, malsonante y sin gracia), aun cuando culo detenta la más conspicua prosapia castellana. Pero bastaron tres (digo bien, tres) comentarios de lectores -y un probable “tirón de orejas” o, ya que estamos, chirlito en el culo de algún superior- para que el mágico, inverosímil título desapareciera de la web.

Vale aclarar, nobleza obliga, que el título transgresor no era precisamente copyright de La Gaceta, sino que pertenecía a una serie de artículos cortados y pegados sin más industria por la redacción online del fruncido diario tucumano. El gran mérito, ya que no en la originalidad, residía en este caso en hacerse eco, con desprejuiciada intertextualidad, de una “información”, más bien una marketinera operación de prensa de la marca británica que acaba de lanzar al mercado español los novedosos taparrabos, con un título replicado en numerosos medios de habla española (insisto, es casi una operación de prensa o digamos mejor, de marketing). Una mirada a vuelo de google permite encontrar numerosos resultados para “adiós al culo blanco”, incluyendo el propio artículo gacetero que, eso sí, cuando hacés click, se te abre con el ya maquillado, casi sonrojado:

Adiós a la cola blanca

Sábado 5 de Junio de 2010 12:57 | Una empresa vende las primeras bikinis que dejan pasar el sol.

Esta vez La Gaceta no me dio tiempo para el aplauso: cuando terminé mi recorrida por las noticias del día – entre la barbarie encarnada en el ejército israelí y la alegría personificada en la fiesta de la plaza Independencia por el jpg_hi_4-12.jpgmatrimonio gay- la palabra culo se había evaporado. Y la cola, como sabemos, no es lo mismo. Y menos “la cola blanca”, que me sabe a plasticola. De nada han servido las aplaudidas reflexiones del Negro Fontanarrosa, que se preguntaba si las “malas palabras” son tales porque acaso “les pegan a las otras”. Y entonces sentí, una vez más, que La Gaceta no aprende. Que ni Tomás Eloy, ni el Negro, ni Barcia, ni el mismísimo Cervantes pueden contra la mojigatería de La Vieja Dama Indigna del periodismo tucumano. Ojalá, hace varios años, cuando las fuerzas morales de la patria (Morales Solá, digamos) hacían de las suyas, algunos periodistas hubieran cambiado a tiempo la palabra “enfrentamiento” por “ejecución”. Pero eso, tal vez, hubiera sido no saber cuidarse el culo.

Nota del autor: Es posible que en cuestión de horas o días desista de todo o parte de lo que aquí sostengo, en tal caso espero sepan comprender y disculpar mi cola de paja. Mientras ello no ocurra, acepto críticas y caricias, unas y otras dirigidas a mis asentaderas (¡uy, qué palabra fea!). Después de todo, es la obligación de todo analista, incluido el analista político.

– Fuente: http://haciablog-zaratustra.blogspot.com/2010/06/la-gaceta-cerro-el-culo.html

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Todos tenemos la obligación de cuidar y proteger el futuro de la naruraleza, nuestro futuro

Como resultado de una pandemia mundial, estamos siendo testigos de un llamado sin precedentes para transformar la sociedad y las economías humanas y restablecer...

Documentales: Valiosa serie de entrevistas a escritores argentinos  

Por Luis Benítez     En lapso breve y con una coherencia remarcable, una editorial argentina llevó adelante la publicación en cinco tomos de entrevistas a poetas,...

Profesoras de una universidad de Mendoza se burlan de sus estudiantes

La ética y el profesionalismo se van al carajo.Cómo estudiantes hemos pasado por esto muchas veces pic.twitter.com/ZzKujtfyQz— Agustín Zamora (@ZamoraAguu) March 4,...

Barcos chinos y coreanos realizan cacería ilegal de fauna marina protegida, elefantes y lobos marinos de la Patagonia

El 30 de diciembre de 2020, un tripulante del pesquero chino Lu Qing Yuan Yu 206, a su llegada a Montevideo, divulgó...

“Me hartan los ignorantes que, una vez descubiertos, se jactan de su ignorancia”

Rogelio Ramos Signes responde ‘En cuestión: un cuestionario’ de Rolando Revagliatti Rogelio Ramos Signes nació el 14 de diciembre...