15 C
Salta
domingo, septiembre 27, 2020

Langosta hombre

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

La explosión de langostas en varias zonas puso en alerta los mecanismos de control de plagas, pero este insecto bíblico sigue su derrotero y es muy temido por su voracidad y actitud destructiva en sembradíos. Las plagas de langosta son un desastre natural devastador.

Han sido temidas y respetadas a lo largo de la historia y, desgraciadamente siguen causando estragos en la actualidad. Ellas pasan por una fase llamada gregaria, cuando se dan las condiciones medioambientales se juntas en grandes, ambulantres y voraces enjambres. Una sola langosta puede comer cada día el equivalente a su peso en plantas.

Ahora bien dentro de nuestra especie, o sea la humana también existen, por así llamarlos hombres-langostas, que están en la cima de la pirámide depredadora y no existe en la actualidad ninguna criatura que le dispute el puesto y hasta mata por deporte, otras especies matan para sobrevivir, el hombre es consciente del asesinato que está cometiendo.

Es un voraz destructor de la fuente natural de su propia vida, en cierta forma se siente un poco Dios; creador, inventor, transformador, dueño de la vida, patrón del universo, se olvida que todas las cosas en la naturaleza no están hechas por azar, que cada especie ocupa su lugar en la rueda de la vida, que cada una tiene un rol.

Destruye su hábitat con verdadera saña, como si odiara la bellísima morada en que vive, y a las criaturas que le acompañan y viven con él. Conocemos a grandes contaminadores, depredadores que hasta caminan por las calles sin inmutarse, ahh!!! Y otras langostas que salen únicamente a las calles en épocas electorales a buscar votos. Mil disculpas a la especie de los acrídidos por esta comparación, pero hay muchos de la especie humana que se disfrazan de “tucuras”, depende la ocasión.

– Por Pedro Martínez y Víctor H. Guardia

Concencia ambiental – Tucumán

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...