30 C
Salta
jueves, septiembre 24, 2020

Lucía Puenzo presenta en la Berlinale “El niño pez”

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

Argentina abrió su paso por la Berlinale con la conmovedora “El niño pez” de Lucía Puenzo, una sobrecogedora historia de amor entre dos amigas adolescentes que se transmuta en melodrama, “thriller” e incluso en cine fantástico.

La argentina Lucía Puenzo prensenta en la Berlinale fuera de competición El niño pez, su nueva película, después del éxito cosechado con su anterior propuesta: ‘XXY’

La hispano-argentina El niño pez se proyectó dentro de la sección de Panorama, fuera de concurso, y conquistó con la mezcolanza de pasiones que las protagonistas, Inés Efron y Mariela Vitale, encarnan en pantalla y que pasan por el deseo, la pasión, los celos y la rabia.

“Quería que fuera como un estallido, pero silencioso, interno” explicó a Efe Lucía Puenzo, su directora, que debutó en el cine con gran éxito de crítica y público gracias a XXY (2007). El niño pez narra el intenso romance entre Lala (Efron), una joven adinerada de Buenos Aires, y su empleada doméstica paraguaya, interpretada por Vitale, Ailín, alias ‘la Guayi’.

Basada en una novela escrita por la propia Puenzo, la cinta revierte el orden lineal de la obra y comienza con la huida de uno de los personajes para desgranar, a golpe de “flashback”, los antecedentes de la historia.

“Lala está confusa y desorientada en un momento de la trama y es el espectador quien debe tomar los retazos de la historia fragmentada para recrear los acontecimientos”, apuntó Puenzo. Esa configuración escénica permite al espectador acompañar a Lala en el “recorrido emocional” desatado en un punto de la historia y que “rompe su mundo en pedazos”, según la directora, de 33 años.

“Lo más importante era encontrar el ritmo de la película. Y, cuando llegamos al montaje, me di cuenta de que en su versión lineal no lo tenía. Así que empecé a cortar y recomponer hasta dar con el tempo que buscaba”, señaló.

La cinta cuenta con la participación de los españoles Pep Munné -en el papel del padre de Lala- y de Carlos Bardem, que interpreta a un comisario corrupto, y recupera para la gran pantalla a Arnaldo André, veterano galán de telenovela en Argentina.

André, a quien Puenzo describió como alguien muy “generoso” capaz de una “enorme grandeza” y de “parodiarse a sí mismo” en pantalla, encarna en la cinta al padre de la Guayi, un papel creado ex-profeso para él, resultado de combinar los personajes del hermano y el abuelo de la chica en la novela original.

No es esa la única concesión de la película con respecto a la novela (escrita por Puenzo hace diez años), pues se pasa de un protagonista literario canino -Serafín, el perro de Lala- a la propia Lala, en la cinta, lo que implicó una completa vuelta de tuerca en la óptica de la narración.

Paraguay se presenta en el filme como el lugar de escape soñado por las amantes, en el que confluyen sus sueños de libertad y rebeldía y las fantásticas leyendas del país, como la del niño-pez que da título al filme. “Además, ‘La Guayi’ habla y canta en guaraní, un idioma “melodioso” con “algo del canto de los pájaros”, según Puenzo.

Convencida de que el origen subjetivo de sus trabajos es siempre “un misterio, puro capricho”, Puenzo considera que a la hora de narrar una historia debe prevalecer “una escena poderosa” y no un tema, porque si no ésta se vuelve “seca y puramente racional”.

La cineasta aseguró que su propósito no fue nunca hablar de una relación lésbica, sino que esta fue producto del “juego” narrativo en que implicó a los personajes de Lala y la Guayi. Su último protagonista es un prófugo millonario, que asciende a tal categoría en la novela “La furia de la langosta”, que está ultimando ya esta directora, guionista y escritora.

Puenzo augura un año difícil para el cine, también en Argentina, aunque confía en que siempre “habrá formas de ser creativo y de poder filmar”. Considera “injusto” que se apliquen las mismas reglas para las produccones de Hollywood y para las argentinas, pues “no llegan a la pantalla con las mismas armas”.

El niño pez se estrenará el 9 de abril en Argentina, el 6 de mayo en Francia y en agosto en España.

– EFE, Berlín, 6 de febrero de 2009

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...