16.2 C
Salta
sábado, mayo 15, 2021

María Elena Di Cessari, la resplandeciente…

Notas más leídas

Poemas de Martín Arenas

Poemario Algunas veces me encuentro mirándome las manos,Mirándome en ese cántaro lleno de lágrimas,Me veo temblando en ese mar,En...

33 dudas sobre la muerte de Néstor Kirchner

Llama poderosamente la atención que el mismo funcionario que ideó el desfile del Bicentenario estuvo a cargo de la necrofílica conmemoración pública que se organizó en torno al sepelio de Néstor Kirchner. Cámaras satelitales, estudiada coreografía circular, algunas de las claves que hicieron de las exequias del ex presidente un evento de primer nivel

Jorge Rojas y Jacqueline Dutra: flechazo

La modelo brasilera, ex de Martín Palermo, segunda en Gran Hermano Famosos, hechizó a Jorge Rojas, ex cantante de Los Nocheros. Una de las mujeres consideradas entre las más calientes de Latinoamérica, hasta las manos con el folclore. Rojas, parece vivir una pasión con ritmo movedizo.

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Me refiero a esa mujer que hasta el martes 21 de julio le decía sí a la vida, que con sus 43 años construía la felicidad “codo a codo” junto a su esposo Javier.

Aquella mujer que no se le achicaba a las problemáticas para ser mamá, para celebrar la vida y hacerlo participando de la creación junto al Creador y así tras las búsquedas y ayudas asistidas fecundaba a dos vidas en su seno….

María Elena Di Cessari fue asaltada en la noche de este fatídico martes en su domicilio de Villa Ballester, del municipio San Martín, Buenos Aires, por una pareja de jóvenes, según dicen. Que se resistió al asalto, según dicen. Que los malditos chorros la apuñalaron en el cuello, según dicen, para robarles $20, según dicen… Dicen las crónicas policiales que esta mujer resplandeciente arriesgó su vida y la de sus mellizos de 5 meses de gestación por pesos y objetos… La verdad que realmente debe haber suplicado para que no dañaran el fruto de su vientre que con tanto empeño y amor buscó….

No es un hecho más de la violencia y la falta de seguridad, es un indicador de la caída estrepitosa en que se encuentra la naturaleza humana. Esta caída que muchos observan pasivamente sin preocuparse más de lo que están porque demasiado tiempo les lleva miserear felicidad en su burbuja cotidiana. Caída donde agoniza la belleza humana y que otros observan para sacarle algún rédito sensacionalista desde la prensa amarilla-roja en algunos medios de comunicación. Otros alimentarán el morbo comentando y comentando este caso para dar algo más de intensidad gris a su magra y hueca existencia.

La verdad es que mientras nuestros gobernantes, dirigentes y cada uno de nosotros no seamos concientes de la cultura ambiente que flota en la atmósfera social, seremos cómplices y socios de estas tragedias que tanto afectan al alma de cada uno.

Los ideólogos de las distintas orillas filosóficas, los sociólogos y tantos otros genios del intelecto humano no tienen el más mínimo pudor para llamar a la sublevación masiva por las convicciones que representan para lograr una sociedad paradisíaca. La verdad que hoy en día hay que llamarse a la rebelión contra la maldita cultura de la muerte que nos invade de antemano conduciéndonos a hechos atroces como estos.

Rebelarse contra la chatura existencial, contra los desvalores, contra el facilismo, contra el autoengaño y el engaño inducido al que tanto apela la sociedad de consumo.

Rebelarse contra los discursos y las palabrerías que nunca terminan en hechos concretos para el bien social.

Rebelarse contra el ritmo diario que aleja de los afectos y de los seres queridos porque se corre tras necesidades miserables o tras necesidades que deberían de estar al alcance de todos.
Rebelarse contra la inmundicia moral que riegan a diario en la conciencia de las personas muchos medios de comunicación atrofiando el sentido valioso de la existencia de cada uno de nosotros, de nuestros hijos.

Rebelarse contra todo aquello que esclaviza la dignidad de la persona humana para ser explotada por algún maldito interés egoísta y que en definitiva termina matándola desde lo más profundo de su alma.

Desde este espacio público, pero no por esto menos cálido ofrezco mi condolencias a la familia de María Elena Di Cessari, a su esposo Javier, a sus padres y queridos todos y realmente que Dios la tenga en su Gloria junto a sus maravillosos hijos y que este mismo Dios no se apiade de los asesinos…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos Artículos

Poemas de Martín Arenas

Poemario Algunas veces me encuentro mirándome las manos,Mirándome en ese cántaro lleno de lágrimas,Me veo temblando en ese mar,En...

“Madame Curie” rinde un homenaje a la científica, pero no logra ser un gran film

Reconocida mundialmente por su trabajo en el universo de las novelas gráficas y, especialmente, por PERSEPOLIS, que luego llegó al cine en una...

Colombia bajo fuego

“No podemos dejar que nos maten o que maten a civiles”, hablan policías heridos durante las protestas en Colombia

Recordando a un personaje universal: Don Quijote de La Mancha

El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha es una de las obras más reconocidas de la literatura universal, cuyo primer tramo se...

Raúl Scalabrini Ortiz, un forjador de porvenires. En Salta, un Colegio lleva su nombre

Se trata del Colegio Secundario N° 5094 Raúl Scalabrini Ortiz, sito en Avenida San Martín 1767 de la ciudad de Salta, Institución surgida en...