6.3 C
Salta
viernes, junio 25, 2021

Poemas de Martín Arenas

Para disfrutar de exquisita poesía del escritor salteño

Notas más leídas

Gustavo “Cuchi” Leguizamón: “Hay que levantar un monumento al opa”

"Cuchi" Leguizamón: ¿Tabú o Mito? Sin duda un "personaje" representativo de la idisioncracia y de la cultura salteña. Polémico, sutil, hilarante. Las opiniones que aquí vierte seguramente abrirán paso al debate, la discusión y la reflexión.

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Güemes y la Batalla de Salta: el “pecado” del héroe

¿Por qué Güemes no participó en la Batalla de Salta? Una buena pregunta que requiere volver a la historia. Pareciera que mucho se ha dicho de Martín Miguel y, sin embargo, aún se sabe poco.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

Poemario

Algunas veces me encuentro mirándome las manos,
Mirándome en ese cántaro lleno de lágrimas,
Me veo temblando en ese mar,
En ese brocal desnudo donde caen ciegos
Mis mundos llenos de ganas de verte,
Entonces rompo esa ostra herida
Para sostener mi cuerpo ante el abismo.
A veces uno se parece a una pelusa
que navega en el espacio,
se parece a los andenes vacíos
donde se poemisaba Ramón,
a veces uno se parece a esa palabra
que siempre estuvo por nacer
pero que no tuvo los ovarios para parirse,
porque te siento desde la primera luz del horizonte,
porque decir te quiero es decir muero de hambre,
porque para pensar en vos me basta la razón de tu boca.
A veces uno se parece a su ciudad
a sus esquinas vacías,
a sus calles repletas de hojas muertas
A sus farolas que esperan la oscuridad para existir.
Porque a veces decir te amo es decir caramelos,
es mirarte con los ojitos de cachorro.
A veces uno se parece a un poema
y vuelve a esa forma clásica
De decir te quiero.

Néstor Martín Arenas


Y había que entregar el lomo,
Había que dejarlo servido a la caída
de los azotes.
Había que entregar las ansias,
Había que bajar la cabeza y caminar
como lamiendo el suelo,
Había que irse con las costillas al aire,
Había que llorar para adentro
para no sentirse más miserable.
Había que taparse la boca con la camisa
y gritar adentro de los hilos
que ya habían tejido la desgracia,
Había que hacer todo eso para que la bestia
ya no huela mi osamenta viva.
Había que dejarse caer encima como si uno
fuese un pedazo de estiércol! Pero no,
solo basta un no como reacción, no
como respuesta.
Un No como reacción me salió de la garganta
y se puso delante para darme tiempo
y me erguí, me saqué la miseria
y empecé a respirar y a llenar
mi cuerpo con libertad.
Con tanta libertad
que volví a soñar.

Néstor Martín Arenas
01/07/2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos que se invierta más en la naturaleza para salvar la vida en el planeta

La naturaleza necesita inversiones que alcanzan a 8,1 billones (millón de millones) de dólares en los próximos 30 años, lo que implica...

Güemes: ni gangoso ni hemofílico, la verdadera causa de su muerte

Puede haber historiadores que cumplan con los requisitos establecidos por la metodología tradicional, pero la ideología que manejan los conduce a encubrir la realidad...

Docuficción sobre Güemes

"Con tres heridas viene: La de la vida La del amor La de la muerte ". Con estos versos del poeta español Miguel Hernández inicia el primer capítulo...

Duhalde comparó a Alberto con De La Rúa: “él no está bien”

El expresidente dijo que el actual mandatario duerme poco; “Los presidentes cuando están en una situación crítica tienen muchos impactos psicológicos todos los días...

Cómo cuidar a las mascotas del frío invernal

Perros y gatos domésticos están acostumbrados a vivir en ambientes calefaccionados y el clima frío les puede jugar una mala pasada. Acá te damos algunos consejos...