21 C
Salta
sábado, septiembre 19, 2020

¿Somos corruptos los argentinos?

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

La corrupción es un problema generalizado de nuestra época, hay corrupción en los gobiernos, en los parlamentos, en la justicia, en los ciudadanos, en los negocios y hasta en la cultura. El mayor problema es la corrupción de las mentes y las ideas, y cuando ella se generaliza en el estrato social.

Hace 15 años empecé a alertar y pregonar en mis clases tanto en el secundario como en la Universidad, sobre la corrupción generalizada, sosteniendo que todos somos corruptos, porque por ejemplo si hacíamos una compra y nos daban 2 pesos de menos en el vuelto hacíamos un escándalo y si nos daban de más o algo no nos cobraban, nos hacíamos los tontos. Entonces una sociedad donde el 99% piensa que si algo hace él es porque es vivo, y si se lo hacen es porque son malvados, como se amalgama, como cierras el entramado social.

Esto se ha profundizado con el tiempo y nosotros vivimos la violencia de grupos que con razón luchaban por sus derechos, pero no tenían prejuicios en quitar vidas inocentes; del terrorismo de estado, de la captura, desaparición, muerte y sustitución de personas en aras de la pureza de ideales supuestamente nacionales, de la corrupción y del vaciamiento de las arcas de la Nación en beneficio del staff del Estado; de la discriminación, la persecución y desplazamiento de gente que no piensa como nosotros, en pos de imponer una ideología social a cualquier precio y sin importar lo que piensa el otro; la protección y el blindaje de quienes son amigos aun a sabiendas de sus delitos y perversiones; la paradoja de pretender suplir la indignidad y la indigencia con planes y subsidios o permitiendo ocupaciones en lugar de dar una efectiva y verdadera dignidad al ser humano; el auge del narcotráfico y las barras bravas.

Recuerdo que al secuestrarse a un prominente hombre público italiano, el jefe de Policía solicitó autorización al gobierno para torturar a uno de los jefes de la banda secuestradora, que había sido detenido, para que dijera donde estaba, siendo la respuesta a su pedido “que la República Italiana no podía darse el lujo de practicar terrorismo de Estado.”

¿Somos entonces corruptos los argentinos?

Es posible que hayamos perdido la memoria y seleccionemos algunos episodios y otros no.

¿Alguien recuerda cual fue la contribución de Favaloro a la ciencia y cuáles sus principios por los que murió? ¿Por qué el primer Director Supremo dijo la renuncia de un hombre de bien es siempre irrevocable? ¿La historia del juez Gartland que sospechado de corrupción fue juzgado por la Corte y declarado inocente, y al notificarse y preguntarle la prensa si volvería al Juzgado, dijo cómo voy a volver, la gente que viene a mi Juzgado sabrá que será juzgada por un Juez sospechado? ¿La compra de los fusiles Mauser en Alemania, y el ministro que al recibir su comisión dijo cuántos fusiles se compran con este dinero y endosó el cheque? ¿La compra de las Fragatas en Inglaterra cuando el ministro al recibir su porcentaje, dijo la Nación Argentina agradece este descuento? ¿Qué es lo que iba a decir el Fiscal Nisman en el Congreso? ¿ A quién patrocinó la abogada exitosa, cuándo y en qué Juzgado? ¿La historia de decena de miles de varones y mujeres que van a lugares distantes y apartados a enseñar, dar cultura y tratar que sus hermanos crezcan y vivan dignamente? ¿La inmensa cantidad de gente con sentido social que da su tiempo, su vida y sus bienes para que la gente que vive en la pobreza, en la indigencia, en la calle, viva mejor y pueda desarrollarse dignamente? ¿Alguien entiende a los que piensan que hay que hacer crecer a los demás e insertarlos en la sociedad en lugar de pretender paliar sus deficiencias con planes y subsidios que sólo los enquistan más en sus problemas?

Pareciera que hay dos formas conviviendo en el hombre argentino, uno solidario, bondadoso, desprendido y pacífico; y otro egoísta, poderoso, rencoroso, autoritario y discriminador.

Es la eterna pulsión entre los valores de la verdad, la belleza y el bien, y los emergentes valores modernos, fama, dinero y poder.

Qué queremos o qué preferimos es la cuestión. Porque la corrupción no es un problema institucional, ni de gobiernos de turno, es una elección de la sociedad, en un momento de su historia.

Queremos la verdad, la realidad, la unión, la paz, la solidaridad y la armonía entre todos nosotros a despecho de las diferencias, o queremos un relato armado a nuestra medida que nos convenza, de aquello que pensamos por anticipado, y de lo cual no estamos dispuestos a transigir, ni a discutir, ni a permitir que nadie lo niegue, a cualquier precio.

¿Somos corruptos los argentinos?

– Por Elías D. Galati – Radio Miami

1 COMENTARIO

  1. ¿Somos corruptos los argentinos?
    SI, ES UN VERGONZOSO CAPITULO DE LA VIVEZA CRIOLLA, DONDE SE CONSIDERA UNA VIRTUD PARA FESTEJAR METER UN GOL CON LA MANO EN UN MUNDIAL O TENER UN PRESIDENTE QUE ROBE A DOS MANOS (Ahora quieren votar a uno para que robe a una mano!)

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...