30 C
Salta
jueves, septiembre 24, 2020

A Bruno Rodríguez lo mataron por ser testigo

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

Neuquén (8300WEB).- Bruno Rodríguez tenía 22 años. Era un testigo protegido por haber presenciado abusos sexuales por parte de nueve policías a un adolescente que estuvo detenido con él durante enero en la comisaría segunda de la localidad de Trelew. Fue asesinado.

La justicia lo había trasladado de provincia para proteger su vida; no es una novedad que quienes “saben demasiado” también corren “demasiados riesgos”. Se sabe. Y, aunque se sabe, sigue pasando, de la misma forma que continúan sucediendo los abusos como los que había presenciado Bruno.

Ya no vivía en Chubut, por miedo y por protección, pero regresó por unos días a hacer trámites a Trelew. Aparentemente, los uniformados implicados en los casos de abuso sexual no perdieron el tiempo. Ahora, la justicia planea sacar de la provincia al joven que efectuó la denuncia, en su momento, de las situaciones de las cuales Bruno había sido testigo. Parece más fácil desarraigar a las víctimas que trabajar en serio para modificar una realidad que no puede seguir sucediendo.

Recibió tres puñaladas que terminaron con su vida, aunque no con su
testimonio, ya que la justicia cuenta con sus declaraciones. Bruno,
culpable de ver lo que no tenía que ver y de decir lo que debía callar.

Por el estado de inconciencia en el que quedó luego del ataque, no pudo explicar qué sucedió, lo que deriva en que “no haya sospechosos” por el crimen.

Una práctica frecuente. Por la facilidad que tienen algunos sectores de
amordazar testigos, faltan demasiadas personas. También faltan políticas claras al respecto y un accionar concreto y urgente, para que esto tampoco suceda nunca más.

– Prensa del Pueblo – 27/3/2012

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...