35 C
Salta
jueves, octubre 1, 2020

Barack Hussein Obama asume hoy

Notas más leídas

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...

Quizá ningún presidente de los Estados Unidos había despertado tanto entusiasmo en su país y en el mundo desde John Fitzgerald Kennedy, como Barack Obama. Ambos llegaron jóvenes a la Presidencia de la nación más poderosa del mundo y ambos despertaron las esperanzas de cambio allí y en las demás naciones.

Barack Obama marca un cambio en la historia de los Estados Unidos porque es el primer afroamericano en llegar a la Casa Blanca. Lo hizo en contra de todas las expectativas: además de ser negro, su padre era un africano de Kenya, de religión musulmana. La sabiduría convencional aseguraba que los Estados Unidos “no estaban listos” para un Presidente negro, y menos para este.

Obama no sólo tuvo que enfrentar el racismo común que hay en los Estados Unidos, sino el descender de un musulmán en un momento en que son vistos con sospecha y hasta con odio después del atentado del 11-S perpetrado por los hombres de Osama Ben Laden. Su nombre, Barack Hussein Obama, le causaba extrañeza hasta a los propios afroamericanos, y fue utilizado por los republicanos para meterle miedo a los electores durante la campaña presidencial.

El presidente Obama ganó las elecciones en contra de las predicciones de miles de ciegos que no querían ver lo que pasaba en los Estados Unidos: que la gente estaba harta de la politiquería tradicional, y en especial de la republicana de George W. Bush; que Obama no sólo despertaba el entusiasmo de los afroamericanos, sino de miles de jóvenes blancos que no habían votado ni participado en política antes; y que los latinos que residen legalmente en los Estados Unidos abandonarían a los republicanos que no les habían solucionado las trabas migratorias a sus paisanos, y votarían en masa por Obama.

El presidente electo (hasta hoy) publicó un libro en 1995 (Sueños de mi padre), en el que describía su vida hasta graduarse de Harvard, incluyendo su época de rebeldía juvenil y el uso de drogas prohibidas. Esta entereza para contar las cosas como son contrasta con la hipocresía leguleya de Bill Clinton, quien al ser descubierto por haber fumado marihuana en su juventud, lo admitió, pero advirtiendo que no la había aspirado, historia que no creyó ni él mismo.

La honradez de Obama sin duda atrajo a los jóvenes de todas las etnias hacia sus toldas, ya que no trató de idealizar su juventud ni pasar por alto las experiencias que podrían ofender a una sociedad pacata, como es buena parte de la norteamericana, especialmente los denominados “WASP” (White Anglo-Saxon Protestant), o la aristocracia tradicional.

Obama tuvo un padrastro indonesio (Lolo Soetoro), quien se llevó a vivir a Barack Obama y a su madre a Yakarta, en donde el joven norteamericano conoció y vivió la pobreza del Tercer Mundo, experiencia que quizá lo ayude a comprender más a Latinoamérica y a Colombia.

Barack Hussein Obama tiene una labor dificilísima por delante porque asume la Presidencia durante la crisis económica peor que haya conocido el mundo, y con retos enormes en todos los continentes, y le será muy difícil llenar las expectativas que ha levantado.

Ojalá lo logre.

– Fuente: El universal

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Mafalda necesita un abrazo: murió Quino, su papá

La noticia sobre su partida, sacudió al país entero y acaparó las redes sociales y todos los medios. Un hombre genial...

Salteño compró 3 tubos de oxígeno y el préstamo es gratuito

Lo escribió en su red social. ¡Buenos días! Lunes y comenzamos de la mejor manera, después de tanto...

Sáenz y un cuestionado nombramiento

Circula en los WhatsApp una designación del gobernador de Salta Sáenz nombró a la que sería novia de su...