13 C
Salta
lunes, septiembre 28, 2020

Cacho Buenaventura está medio Crazy

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

El viernes 3 de octubre por la noche, a las 22 hs., el Negro presentó el espectáculo “½ Crazy” en el Teatro del Huerto. Con sala colmada de espectadores alegres, la función llegó hasta las 24, 30 de la noche. Si hubiese volado una mosca, nos hubiésemos reído de ella. En este sentido, Cacho Buenaventura lo logró plenamente. Crazy y medio.

A los 52 años, el Negro tiene más anécdotas de vida, más experiencias sencillas desde donde hace humor. Colocarse como personaje de las historias puede ser de mucha exposición: hablar de sus hijos, del amor con su esposa, de sus nietos, del vecino, de los compañeros de villar, de esos personajes solitarios y humildes que transitan su ciudad… Sin embargo, en esa cotidianeidad que le imprime, logra encontrar una singularización genial para hacerlo.

El toque de distinción de Cacho Buenaventura es la singularización. Logra poner lupa a esas situaciones y personajes que no somos capaces de “mirar”: la Cansadora, aunque así llame a su esposa, se nos vuelve, en la estructura humorística del chiste, una mujer de historietas, un personaje más. Saca de lo particular, de ese universo propio, lo que hay día a día en el universo de cada uno para hallar rasgos generalizadores.

La verdad es que creo que este artista se ha ganado un lugar muy importante entre su público. Y párrafo aparte merecen sus historias médicas: cómo se vive el control clínico, los exámenes de rutina, los diagnósticos. Reírse de lo malo y de lo bueno es una actitud sana. Perder la solemnidad del miedo a las enfermedades y a la muerte es prácticamente una lección moral.

Las tiernas humoradas sobre su nieto y la llegada del hermanito, los ponen a este nono, patas para arriba. Pero desde una experiencia madura, te enriquece. Te dice que más importante es charlar con tu nieto y salir con la familia al zoo que ver Crónica TV. Hay críticas sanas al cómo vivir diariamente sin enfermarse. Trabaja con lo antitético como visualizador de la mirada positiva y triunfalista frente a la vida.

Como buen caradura: canta. No es lo mejor de su show, es un condimento. Lo acompañan cuatro músicos, entre los que se encuentran dos jóvenes que se han incorporado recientemente. Uno de ellos es hijo de Pacheco que trabaja junto al Negro hace 36 años; y entre otro de los más antiguos, se encuentra Salazar que hace diez que está en el show.

La serenata final, dedicada a las mujeres y que resignifica el romanticismo cliché, rompe la idea de los hombres frente al absurdo de esta estrategia y se ubica en el lugar de un tercero seductor que le da a ellas lo que ellos no. Y se mete a las mujeres en el bolsillo. Quién no muere a los pies de un hombre que hace locuras hermosas para seducir…

¿Vivir para el dinero? Retoma la idea de la igualdad frente a la muerte. Ricos y pobres se igualan en ese lugar. La anécdota del cajón pequeño para ese hombrón que no cabía en él, fue tan disparatada y tragicómica que la moraleja salta por sí misma.

De sí mismo se ríe siempre como cuando dice: “de chiquito era precioso…” Y cuenta que lo sacaban tanto que en una de esas veces, lo cambiaron…

Alguien se preguntará después de leer esta nota: dónde está el humor. Voy a seguir el consejo del Negro de no salir a contar los chistes que escuchamos porque van a pensar que estamos loquitos. Además de ser irreproducibles porque están puestos dentro de un contexto, al talento lo tiene él.

– Dato: a Cacho le gusta comer empanadas salteñas.

Leer también:

https://www.salta21.com/spip.php?article192 “Contra una persona contenta nadie puede”- dice Cacho Buenaventura

Artículo AnteriorCurso de fotografía dictado por Antonio Chávez
Artículo SiguienteVerona

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...