21 C
Salta
jueves, octubre 1, 2020

Carlos Perciavalle, un rey cotidiano

Notas más leídas

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...

El denominado “Rey del Café Concert” se presentó el domingo 22 de abril en el Teatro del huerto a las 21 en un espectáculo de casi dos horas. Con su nuevo show “Yo Carlos II”, Carlos Perciavalle recorre todo el país y exclama: ¡Voy a volver a Salta!, fascinado por el teatro, el público y la ciudad. Orgulloso de sus 50 años de carrera artística, dejó en los espectadores una imagen de Rey cotidiano, ese personaje que uno se imagina de compras, en la cocina o aprendiendo a manejar una computadora, pero con todo el glamour y el donaire de un grande del escenario. Perciavalle, otra de las figuras cuya historia forma parte de los consagrados del espectáculo junto a Gasalla y a nuestro recordado Tato Bores, entre otros. No se olvida de figuras como Claudia Lapacó y China Zorrilla. Para los argentinos, Perciavalle no tiene fronteras, nacido en Uruguay, conquistó con su vuelo artístico al país entero. A sus 65 años, es elogiable y ejemplar sus ganas de estar en las tablas. Por siempre bienvenido, Carlos II.

“Prometo no hablar de política”, dice Perciavalle y hace alusión a la imagen del presidente y la primera dama, con lo que logra sacar carcajadas. Por supuesto, un humor moderado, sin golpes bajos a nadie, sólo con esa gracia acelerada y glamorosa.

En un tono de madurez, aclara a sus espectadores salteños que su show se va modificando de acuerdo a la capacidad de atención del público, no deja de tener un tono crítico pero no ácido, y cuenta chistes cortos entre anécdotas de su vida. Puede darse el lujo de que su historia pueda formar parte del espectáculo por la cantidad de anécdotas que atesora y que también pasan a ser las divertidas aventuras del rey.

Carlos Perciavalle debutó hace 50 años con la obra “Recuerdo a mamá” de Jhon Van Drutten. Hizo cine (Clínica con música, Un viaje de locos, etc.), televisión (El show de Carlos Perciavalle), teatro (La mandarina a pedal, Nosotros tres, El diario privado de adán y Eva), entre otras producciones artísticas; trabajó con Andrea Tenuta (Cabaret), Zulma Faiad, Tato Bores (La jaula de las locas), Antonio Gasalla, Susana Jiménez, Claudia Lapacó, China Zorrilla, Moria Casán entre tantas figuras del espectáculo. Su último trabajo en la calle Corrientes, es la revista “Corrientes, esquina Glamour” producida por Gerardo Sofovich, espectáculo en el que trabaja junto a Cecilia Milone y Jessica Cirio, entre otros artistas.

Cuando nombró a Milone sólo se refirió a la reciente confesión de la actriz, sin dar ningún dato. Todos sabemos ya de su romance de siete años con Nito Artaza que la actriz confesó en el programa de Viviana Canosa con intermediación de la terapeuta “del escándalo”. Pero Perciavalle, contaba algunos chistes y hablaba sobre la armonía de los artistas y en varios picos humorísticos de su show habló de la necesidad de humanizarse y dar afecto en este mundo complicado. Pensamiento interesante, ya que recuerdo que Alfredo Alcón, en un reportaje que le hice en Salta cuando protagonizó “El gran regreso” junto a Cabré dijo que le gustaría comunicarse con los actores de Salta, para contar las cosas en común.

No viene mal nombrar al talentoso actor, ya que el rey expresó que era su parámetro como actor dramático y que en una especie de “imitación” a este, sólo podía sacar sus dotes cómicas y es así que se decidió, con orgullo, a transitar por el camino de la risa y cosechar la alegría del público durante 50 años de su vida.

La emoción me llegó cuando escuché cantar al artista. Perciavalle es un idealista del show y de la vida, y su creencia en el presente hace que su futuro y su carrera sigan siendo un éxito. En sus costados cotidianos, sus pasajes por cirugías muestran también, la difícil situación de los artistas que para Continuar el Show se operan y pasan por el bisturí como uno pasa por el banco a pagar sus facturas. Si bien el fenómeno no está instalado en Salta, las cirugías plásticas están de moda en mujeres de buena posición. Unas lolas en nuestra ciudad, cuestan 6 mil pesos. Los artistas de Salta no pueden operarse porque cobran sólo $5 o $7 y hasta $15 una entrada al espectáculo- que nunca es masivo- pero sí lo pueden hacer mujeres de políticos, de empresarios y aquellas que durante dos años juntan el capital aunque para ese momento, ya cuesta el doble. También los travestis lo logran por el mercado de la prostitución. En Buenos Aires los lifting son cosas de todos los días; en Salta, es algo que no se nota mucho. En el norte la belleza es natural, aún.

Emotivo, con chispas, audaz, inteligente, rápido y sensible, Perciavalle se ganó en Salta la corona del público. El monólogo telefónico final, me pareció sumamente elogioso, ya que a pesar de estar conectado vía telefónica -ficticiamente- con su amiga China Zorrilla, exhibió de modo sutil, las grandes dificultades de la comunicación, el sobreentendido, el fragmentarismo y esto de estar con el otro pese al ritmo vertiginoso que nos impone la vida.

Aplausos para su carrera, aplausos a su perseverancia y a sus ganas de autocriticarse, reírse de sí mismo y buscar en el otro la mejor parte de su esencia humana.

Artículo AnteriorDrácula
Artículo SiguienteLeón Gieco censurado por mentes fascistas

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Mafalda necesita un abrazo: murió Quino, su papá

La noticia sobre su partida, sacudió al país entero y acaparó las redes sociales y todos los medios. Un hombre genial...

Salteño compró 3 tubos de oxígeno y el préstamo es gratuito

Lo escribió en su red social. ¡Buenos días! Lunes y comenzamos de la mejor manera, después de tanto...

Sáenz y un cuestionado nombramiento

Circula en los WhatsApp una designación del gobernador de Salta Sáenz nombró a la que sería novia de su...