18.7 C
Salta
martes, noviembre 29, 2022

Criminalizan a Gamboa por la lucha docente

Notas más leídas

La criminalización de la lucha docente en Salta está en marcha. Víctor Gamboa fue acusado penalmente de privación ilegítima de la libertad agravada por violencia, lesiones en banda, coacción, daños calificados a bienes de uso público, daño material (10 hechos) y atentado a la autoridad. Nadie investiga las amenazas de muerte y la vigilancia ilegal que sufrió el profesor de filosofía metanense considerado hoy por el gobierno como un peligroso delincuente que atenta contra las instituciones democráticas y la seguridad pública.

La noticia que se conoció ayer produjo un fuerte impacto entre los docentes -que se solidarizaron con el dirigente gremial en forma personal e incluso en forma conjunta desde varias escuelas y colegios-. Pero a la vez era esperada porque ya había sido acusado por el diario del gobernador y por legisladores oficialistas de liderar una banda de vándalos.

jpg_d3.jpgLa andanada de causas penales que se descargan contra Víctor Gamboa tiene su centro en lo sucedido en la Legislatura la noche en la que los manifestantes protestaron rodeando el edificio en la madrugada luego de que se abortara con el voto de la mayoría oficialista una iniciativa por la cual los diputados podían haber destrabado el conflicto en su momento más difícil.

Esa fue una noche de furia, frustraciones, violencia, tensión y lágrimas. Cientos de docentes se habí­an apostado al frente del palacio legislativo y en salida posterior que da a la plaza donde se encuentra la playa de estacionamiento.

A las cuatro de la madrugada un fuerte operativo policial con gases lacrimógenos y disparos de balas de goma evacuó a un grupo de legisladores que se consideraban “rehenes” y que no querían salir para enfrentar la protesta de los docentes, en su mayoría mujeres.

Luego declarararían que sintieron “miedo”, no sesionaron en la semana siguiente y anunciaron que iniciarían una investigación contra el “vandalismo” docente: en un confuso episodio fue agredido un hombre que luego se identificó como “lavacoches” y varios vehículos de lujo y camionetas 4×4 de los representantes del pueblo sufrieron rayones, fueron pintados con letreros y desinfladas sus gomas.

jpg_d2.jpg
El diario El Tribuno -propiedad del gobernador Juan Carlos Romero– acusó a Gamboa de liderar una banda de patoteros y lo responsabilizó por esos hechos. El vocero de la Asamblea Docente negó esas acusaciones y denunció la presencia de infiltrados y de provocadores.

Ahora aparecen como denunciantes -entre otros- algunos legisladores como Salvatierra, Gutierrez, Figueroa, junto al “lavacoches” Lucio Reynaga agredido en un confuso incidente. Ellos radicaron varias denuncias penales contenidas en el expediente 75633/07 en causas contra “Víctor Gamboa y otros NN”. Los cargos: privación ilegítima de la libertad agravada por violencia, lesiones en banda, coacción, daños calificados a bienes de uso público, daño material (10 hechos) y atentado a la autoridad.

Según estas denuncias aquella noche el profesor Gamboa se dedicó a secuestrar violentamente a varios diputados, a liderar una banda que atacó y lesionó a personas, a destruir bienes comunitarios (¿las 4×4 de los diputados?) y producir diez daños materiales a la vez que se resistí­a a someterse a las autoridades y atentaba contra ellas.

El problema para que prospere este fuerte ataque judicial es que quienes participamos en la protesta y cubrimos los sucesos de aquella madrugada podemos dar fe que nada de eso hizo Gamboa. Y que en medio de la confusión se moví­an personajes extraños a la lucha docente.

La doctora Pérez de Bayón, defensora del dirigente tendrá a su cargo la defensa mientras los diputados deberán probar que Gamboa hizo lo que ellos dicen que hizo.

jpg_d1.jpgTodo esto tiene el tufillo de una vendetta en medio de una criminalización de una protesta legítima, que alcanzó picos de tensión, pero que tuvo a los docentes como víctimas y no como agresores. Contra ellos se dispararon balas de goma, gases, se lanzaron amenazas y se los sometió a una vigilancia ilegal que escandalizó al país.

Nadie investiga las acciones anticonstitucionales de la “inteligencia policial” y el propio Gamboa no denunció todavía ante la Justicia las amenazas en las que le anunciaban que matarían a su esposa y que aún tiene registradas en su celular.

La criminalización de la protesta docente está en marcha y desde el gobierno se ha decidido señalar a Ví­ctor Gamboa como un peligroso delincuente que atenta contra las instituciones democráticas. Los diputados del partido obrero Pablo López y Claudio del Plá también fueron señalados como líderes de los “vándalos” y estuvieron toda esa noche de furia y decepción del lado de los docentes. Pero acusarlos penalmente a ellos habrí­a resultado engorroso por la cuestión de los fueros. Y una suerte de peligrosa autodescalificación para una legislatura que señalada como guarida de narcos y corruptos.

Habrá que ver cómo reacciona la Asamblea Docente frente a esta “continuación de la lucha por otros medios”. Hay quienes llaman a un paro en apoyo al profesor metanense y maestros y profesores están decididos a acompañar al delegado departamental de Metán cuando se presente el próximo lunes a las 9 en la ciudad judicial con una manifestación de apoyo al dirigente y de repudio al ataque judicial contra su persona.

Fotos: Rodrigo Castro, www.argentina.indymedia.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos