30 C
Salta
jueves, septiembre 24, 2020

El Belgrano ayer, hoy y siempre

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

¿Por qué tanta resonancia en este caso particular?

Me permito proponer esta opinión debido a que se bombardean instituciones victimizándolas al analizarlas anacrónicamente o se proponen lecturas desde ideologías que resultan distorsionadoras de la realidad o se mea fuera del tarro cuando se juzga el actuar de la justicia que no siempre le acierta pero hace lo que puede y de la mejor manera.

Me refiero a las notas publicadas en algunos medios (Intransigente, Tribuno, otros) sobre el tema titulado en base al Colegio Belgrano de Salta.

Sucedió una cuestión de amenaza y violencia entre dos chicos de esta institución, la cual fue a derivar a la justicia por un lado, y por otro entró el Cole Belgrano en un remolino de críticas venidas desde los nostálgicos ex alumnos y desde los siempre resentidos y prejuiciosos pertenecientes a esa clase decadente de sentirse menos que los demás.

…perdón! Violencia en las escuelas y colegios son cuestiones frecuentes y cotidianas en todos los establecimientos educativos sean del tipo que sean.

Ahora, ¿por qué esta resonancia en este caso particular?

La primer nota llamativa es la actitud de los padres de los chicos que siendo una cuestión de ejercicio de las propias responsabilidades se deriva a la Justicia o lo que es peor se mediatiza armándose un puterio de aquellos, porque de esto también muchos medios sacan provecho.

La educación es primariamente cuestión de los padres y si estos se ausentan o son inválidos en el ejercicio de su paternidad no los va a reemplazar ni un juez, ni un director o representante legal de una institución escolar y menos aún una ideología, como puede ser la de género en su versión de la violencia (y con esto para nada quiero subestimar la cuestión de la violencia familiar que si es alarmante y urgente su atención, ya venga desde la propia pareja entre sí o desde alguno de los padres con los hijos o desde algún pariente, etc, etc…).

Hacerse cargo de la educación de los hijos es también enseñarles a relacionarse, con quién se involucra, a defenderse y a no ser violentos. Desde los distintos sectores de la sociedad se podrá clamar con estas banderas pero la cosa empieza por casa como solían decir los viejos.

Por otro lado muchos han querido proclamar la porquería de sociedad que se vive en el presente como por ejemplo en el escrito del Intransigente “José de Álzaga: Los tiempos cambian… en el Colegio Belgrano”.

No todo tiempo pasado fue mejor, como se declama en el escrito. Me consta de manoseadas y algo más que destruyeron la vida de jóvenes que sufren en soledad en el pasado glorioso siglo XX. En realidad todas las épocas tiene lo bueno y lo malo y si de esperanza y optimismo hablamos, el presente es lo mejor tiempo. Hay que poner los pies sobre la tierra y en el tiempo que vivimos: siglo XXI, Salta, Argentina, América Latina y el Mundo.

Tampoco se puede dejar de lado la cuestión de que todos somos herederos del pasado y que en realidad, nosotros los actuales, parimos la cultura del futuro. Así que a no quejarse hay que hacerse cargo de nuestros frutos sociales, de lo bueno y de lo malo que dejamos a la prole que viene. Victimizarse por la herencia social recibida es una postura propia de inmadurez adolescente, que por otro lado hoy por hoy es endémico en la palestra social. La exaltación del tiempo pasado por sobre el presente es una nostalgia inútil y característica de personas egoístas. En realidad se debe y es conveniente para todos trabajar por la construcción de una sociedad mejor, ya, ahora y aquí.

– PD: Para Don José, el coqueo es sanísimo y Evo Morales un excelente luchador por la dignidad humana. Por favor dejemos de lado la xenofobia.

2 COMENTARIOS

  1. El Belgrano ayer, hoy y siempre
    Excelente, Sr. Marcelo García. Excelente, clarito, simple, del más puro sentido común. Muy bien analizada la actitud de los padres. Muy bien puntualizada la intervención del amarillismo, en especial la de tipejos como el tal “álzaga”, socarrón, irrespetuoso, arrogante… Así es el asunto: la educación (instrucción más formación) comienza en la casa. Sr. García, su concepto y su pluma sobre este tema: GRACIAS. FELICITADO.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...