13 C
Salta
domingo, septiembre 20, 2020

Escuela Agrícola sin agua y sin clases ¿se agotan las napas del sur?

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

En la Escuela Agrícola las clases no se dictan normalmente desde el martes 21, porque no hay agua. Esta situación habría sido ocasionada por una baja en el nivel de las napas debido a la creciente urbanización en la zona sur de la capital.

La Escuela, ubicada a la vera de la Avenida Kennedy (que lleva al aeropuerto y a Campo Quijano) tiene su propio pozo y su propia bomba. En principio se pensó que el problema podría estar en la bomba. “Pero no, si la bomba funciona bien; además es nueva, no tiene más de 2 años”, explica un empleado de la institución.

Lo cierto es que desde el martes 21 de agosto no hay clases en forma normal en la Escuela por falta de agua. Hasta el viernes 24 martes la suspensión de actividades pedagógicas fue total. El lunes de esta semana se reanudaron las clases pero sólo parcialmente en el turno mañana (es un establecimiento de jornada completa: las clases se dictan de 8 a 18.40). Las actividades se desarrollan sólo hasta las 11, los alumnos no tienen clases por la tarde.

La falta de agua complica las actividades productivas: en la escuela se producen lácteos, dulces y chacinados. Parte de la producción está paralizada. Para los bebederos de los animales, para la higiene de la fábrica y de los baños se trae agua en tachos desde el Jockey club. También se necesita agua para el riego, ya que la escuela funciona como una unidad productiva agrícola.

También se ve afectado el funcionamiento de la Escuela de cadetes del Servicio Penitenciario, que funciona dentro del establecimiento. Para este sector se provee agua en tanques.

No hay solución

Desde el ministerio de Educación no hubo una respuesta rápida al problema. Al parecer se debe contratar a una empresa de perforaciones y ésta no realizará ningún trabajo si antes no se le asegura el pago correspondiente. De todos modos se indicó ayer en la Escuela que algunos técnicos habrían llegado a verificar la situación.

En cambio un empleado considera que nada se hace: “Todo está igual, esto va a seguir así por lo menos hasta el viernes. Cuando hay huelga dicen que les preocupa que los chicos pierdan clases pero en este caso no se les mueve un pelo”, critica.

La explicación más generalizada del problema dice que hay una baja en las napas debido a la creciente urbanización en la zona. El flamante Centro de Convenciones, es señalado como un nuevo emprendimiento que toma agua de las reservas subterráneas. “También el Jockey Club usa mucha agua para regar sus canchas, y está el nuevo barrio docente, y el barrio El Bosque” explica una profesora.

Entonces la solución estaría en llevar los caños que toman el agua de la napa a una mayor profundidad. “Es estacional -dice un técnico agrícola- el agua se junta durante la temporada de lluvia y para esta época ya hay un nivel más bajo”.

Sea como fuere, la falta de agua no sólo interrumpe el normal dictado de clases en la Escuela Agrícola sino que genera interrogantes sobre la capacidad de suministro de las napas en la zona sur de la ciudad.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...