27 C
Salta
miércoles, enero 27, 2021

Esperando la carroza (aún)

Notas más leídas

Arte en cerámica en Salta a un nivel sublime

Gozo, emoción, vuelo, raíz, quietud, tersura. Erotismo terroso y materia diáfana. Inmutable conexión con lo profundo y lo leve, con nuestros ancestros y nuestro tiempo. La muestra Arte Artesano Cerámica, una notable experiencia vital y estética.

Han fallecido personas mayores de 60 años con patologías previas Noruega ha recibido y administrado más de 20.000 vacunas Pfizer ha anunciado su...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La genialidad de los chicos de la mano de Silvia Katz

El “Libro de preguntas posibles e imposibles” del Taller Azul de Silvia Katz, pintora y docente infantil, vuelve a dejarnos perplejos e inundados de una sensación de riqueza interior. Pero además, de inteligencia emocional.

En el 2003 se estrenaba en Salta la obra de teatro “Esperando la carroza” (1962) de la mano del Teatro Universitario. El contexto setentista marcó de alguna manera la importancia de la reunión con la familia los días domingos. El retrato rioplatense de las miserias ventiladas en casa, pone al descubierto los egoísmos y bondades en torno a la viejecita insoportable, excusa para sacar trapos al sol o develar secretos de una clase bien popular.

¿Qué se quiere mostrar hoy, con esta obra, en donde hay una fuerte ruptura de vínculos pero aún persiste el intento de comer ravioles los domingos en familia? ¿La envidia por una mejor posición de mi cuñada? ¿Los vericuetos del alma humana en donde una familia tipo quiere sacarse de encima la “mochila”? ¿Tal vez que la vida es la fusión tragicómica de una paradoja inagotable?

La obra de Jacobo Langsner es, por sí misma, una belleza, una joyita del teatro rioplatense. Alejandro Doria la llevó al cine y Ángel Mahler le puso música para la adaptación de Héctor Presa en un musical. En 1985, el elenco de Esperando la carroza en nuestro cine, estaba compuesto por intérpretes de la talla de Luis Brandoni, China Zorrila, Antonio Gasalla, Julio De Grazia, Bettiana Blum, Mónica Villa, Enrique Pinti, Andrea Tenuta, entre otros. Se estrenó el 6 de mayo de 1985 y hasta la fecha, no ha cesado su éxito. Incluso el propio autor, prometió una segunda parte de este clásico argentino consagrado por el público, los artistas y la crítica.

Recordemos que Jacobo Langsner, nacido el 23 de junio de 1927 en Romuli, Rumania, desde los tres años reside en Montevideo y se convirtió en un autor con fuerte presencia a partir de los 50, exitoso en el teatro y en el cine.

China Zorrilla hizo el papel de Elvira, Antonio Gasalla el de Mamá Cora, cuyo nombre es Ana María de los Dolores Buscarolli de Musicardi; Bettiana Blum el de Nora y Mónica Villa el de Susana. Detallo estos personajes y estas interpretaciones porque justamente, el sábado 15 de noviembre en la Sala Juan Carlos Dávalos, se presentó una versión jujeña en Salta y estos personajes compuestos por actrices de la vecina provincia, anclan en el sentido global de la dramaturgia y sostienen el peso de la memorable obra de teatro. Ineludiblemente, retornamos u olvidamos la marca Gasalla-Zorrilla-Blum-Villa.

La puesta es una coproducción del Teatro Mitre (a través de la Secretaría de Turismo y Cultura de la Provincia de Jujuy) y el Teatro Nacional Cervantes, en el marco de su Plan Federal. En Salta, cuenta con el auspicio de la Secretaría de Cultura de la Provincia. Ninguno de estos datos, aparece en el programa de mano por lo que el lector debe inferir que el anuncio “Teatro Nacional Cervantes 2008” se trata de una coproducción y no de actores del Cervantes, en primer lugar.

El Plan Federal – que tiene un logotipo en la tapa del programa- comenzó a gestarse hace tres años, mientras el Cervantes atravesaba una crisis política. Con la sala paralizada, el anterior director del teatro Julio Baccaro ideó este plan del Cervantes asociado con teatros provinciales para producir espectáculos en salas del interior.

Daniel Suárez Marzal tiene un gran sello como director, ampliamente reconocido y valorado por su trayectoria. Esto es muy fuerte para cualquiera, sobre todo si logró ver esta obra por la que uno se va pensando que no es tan fácil tomar un éxito y hacerlo propio. Tratándose de alguien con mucho talento, es doblemente importante señalar que no era lo esperable de una obra que tiene – diría- casi el 80 % de garantía de excelencia con el texto solamente. Pero es cierto que tratándose de un clásico al que todos conocen, debemos darle al público algo más (ese toque, esa vuelta de tuerca) y entonces, el reto ya no se para sobre el 80 % asegurado puesto que podemos quedarnos sólo con el 20, de lo malo.

De los trabajos dirigidos por el platense Suárez Marzal, he visto Jack el Destripador , en el 2006, en el que remarqué buenos efectos, un recurso escénico motivador con el juego corpóreo y la sensación de psicosis en la destacada actuación de Alejandro Melidoni; como nota sobresaliente del musical subrayé el vestuario y disparó la nota “Al prolijo musical le faltó simbolismo” (ya desaparecida del medio en la que se publicó). Con esto quiero decir que la visión del director dio en este caso y en el caso de Esperando la carroza , aspectos que se corren de lo esperable de un clásico y que logran sin embargo, seducir por la propia riqueza de la obra.

Alguien me dijo sabiamente, que un escritor trascenderá por su mejor obra y no por la peor que haya escrito; un director de teatro se consagrará por lo mejor que haya dirigido y el resto serán circunstancias. Entonces tenemos las olvidables y las notables realizaciones, pero seguramente, serán noticias ambas dos.

Volviendo a Esperando la carroza , en mi opinión, la Mamá Cora coplera (Hilaria Navarro) con la cajita, no encaja de ese modo en la obra porque no hay ningún dato que permita esta asociación fortuita, idea creada quizá sólo para ilustrar que “somos del norte”.

En cuanto a la caparazón escenográfica, visualizamos un tránsito de personajes entrando y saliendo por una puerta de la izquierda o por otra de la derecha, como si fueran callejas paralelas o peatonales privadas, dio la sensación de un “no lugar”.

Pero lo sabroso de la puesta jujeña son las actuaciones de Patricia Alejandra Lubel (Elvira), Gabriela Bertolone (Susana) y sobre todo María Jimena Sivila Soza (Nora) que nos condujeron por el hilo del relato y lograron cautivarnos con sus creaciones interpretativas. Lejos de las actrices del film famoso, compusieron tremendas mujeres que nos atravesaron con sus contradicciones, hipocresías, disgustos, padecimientos y reflejos sociales arquetípicos; entonces nos topamos con la “comedia moderna realista” de la que habla Suárez Marzal en el programa de mano.

Y como dijo un gran espectador y actor salteño, pensamiento que comparto, la obra es maravillosa por la riqueza del texto y la absurda realidad de las situaciones.

– Ficha técnica.

Elenco: Patricia Alejandra Lubel (Elvira), Gabriela Bertolone (Susana), María Jimena Sivila Soza (Nora), Hilaria Navarro (Mamá Cora), Efraín Quinteros (Sergio), Fernando Balderacchi (Jorge), Sergio Alejandro Etcheverry (Antonio), Lorena Noemí Calandi (Matilde), Silvia Gallegos (Emilia), Adán Victorio Cesarini (Tío Felipe), Blanca T. Argentina Mendoza (Elisa), Gabriela Alejandra Solanas (Gertrudis), María Belén Maldonado (hija de Elisa), Isabel Mercedes Almada (señora sorda) y Josías Emanuel Díaz (florista).

Equipo técnico: Rubén Iriarte (asistencia de dirección), Roberto Cruz (productor jujeño de la obra) y Rosa Celentano (productora del Plan Federal del Cervantes), Facundo Lozano (escenografía y vestuario), Natalia Godo (asistente de vestuario) y Daniel Suárez Marzal – Facundo Lozano (iluminación).

Dirección: Daniel Suárez Marzal

2 COMENTARIOS

  1. Espera interrupta: esta Carroza no me gustó
    Hay esfuerzo y ganas. Pero la puesta de los jujeños me pareció floja. Salvo la chica de rojo, que actuaba bien. Le dí un tiempo; no pasaba nada, me dormí.

    Al despertarme la cosa seguía mal, pero a la gente le parecía bien, se reían.

    No es que estuviera pésimo -el trabajo era digno y estaba por sobre el nivel del teatro estudiantil medio- pero no se lograba (para mí) ese clik que te mete dentro de la experiencia artística.

    Yo me fuí. Afuera una muestra sobre China me transportó realmente -con fotografías, pinturas y utensillos de bronce- al corazón de una cultura milenaria.

    Sentía gritos que salían de la sala y me desconcentraban de una auténtica experiencia estética.

    Ver mal teatro te permite apreciar el bueno. Como en un film, hay demasiados aspectos que tienen que alcanzar un nivel alto. Cuando la obra no sale -en este caso para colmo tenemos demasiado presente la película (que es excelente)-te das cuenta que lograrlo no debe ser nada sencillo.

    • Espera interrupta: esta Carroza no me gustó
      todos somos diferentes a algunos puede gustarles…a otros no. mcoincido con ustedes en que algunos personajes estaban flojos pero si investigas un poco las carreras de jimena sivila sosa, silvia gallegos y gabriela bertolone , se daran cuenta que no son actrices improvisadas o de obritas de secundario…tienen mas carrera que muchos de los que exponen sus opiniones, porque una critica teatral va mas alla que “no me gusto… . yo vi conflictos sustentados cuyos creyendos de los personajes no decaian, muy por el contrario… excelentes composiciones de personajes…en fin.elva de bs. as.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Entre 25 y 40 millones cuestan los carnet de vacunación

El Gobierno abrió una licitación para comprar 20 millones de carnet de vacunación contra el coronavirus, para los que podría gastar entre 25 y...

“Me hartan los ignorantes que, una vez descubiertos, se jactan de su ignorancia”

Rogelio Ramos Signes nació el 14 de diciembre de 1949 en La Rioja, capital de la provincia homónima, República Argentina, habiendo transcurrido...

En época de pandemia el turismo virtual ofrecería nuevas oportunidades

Una nueva propuesta de turismo virtual que utiliza técnicas matemáticas y transmisión en vivo podría ayudar a revitalizar la industria del turismo que ha...

Un sismo de 7.1 sacudió la Antártida

Poco después de que se conociera la noticia de que un sismo de magnitud 7,1 en la escala Richter sacudió este sábado a la...

No vacunarían en Argentina este año al menos a 15 millones de personas

Muchas personas entre los 18 y 60 años que no tienen ninguna enfermedad de base tendrían que esperar más de la cuenta para recibir...