21 C
Salta
sábado, septiembre 19, 2020

G-20, la Cumbre del Dios Mamón

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

El problema del mundo no es que el banco Santander Central Hispano gane algo menos de los 10.000 millones de euros previstos para el 2008, sino los 13 millones de africanos amenazados por el hambre. El culto al dios Mamón exige víctimas inocentes

El presidente español Rodríguez Zapatero anda estos días pateándose medio mundo, en busca de apoyos que avalen su presencia en la cumbre que reunirá el 15 de Noviembre en Washington a los líderes de las 20 principales economías del mundo (G-20).

¡Cómo no va a estar España, octava potencia mundial, en ese encuentro! Yo echo de menos una actividad diplomática similar por parte de Benedicto XVI, no porque el Papa deba reivindicar para el Vaticano una posición privilegiada en el ranking de los países ricos, sino porque alguien debería exigir la presencia en esa cumbre de los millones de empobrecidos que constituyen la mayoría numérica del planeta. Una exigencia que la Iglesia podría/debería asumir como propia.

Si en la cumbre se van a decidir los fundamentos de un nuevo orden económico mundial, esto no puede hacerse de espaldas al sufrimiento de las tres cuartas partes de la población.

No es verdad que los principales problemas de la humanidad sean el endeudamiento del Leaman Brother, el desplome de Wall Street o la bajada del IBEX.

Los verdaderos problemas son la sangría de muertos en las pateras del Estrecho, el genocidio inminente en la república Democrática del Congo, o la hambruna endémica del continente africano. Aunque los informativos nos lo presenten con sordinas eufemísticas: “muertos por hipotermia”, “fallecidos por inanición”, la realidad que golpea el estómago y la conciencia es que, en el siglo XXI, hay seres humanos –especialmente niños y niñas- que mueren de hambre y frío.

El problema del mundo no es que el banco Santander Central Hispano gane algo menos de los 10.000 millones de euros previstos para el 2008, sino los 13 millones de africanos amenazados por el hambre, los 200 mil niños de la calle de Brasil, los 25 millones de desplazados internos o los 10 millones de refugiados a causa de los conflictos armados.

Desde su cercanía compasiva al dolor de los excluidos, la Iglesia samaritana debería gritar su indignación a la cumbre de adoradores del becerro de oro. Alguien debería recordarles a los sumos sacerdotes del mercado, que la alteridad radical de la realidad son los pobres de este mundo por delante de cualquier otro interés.

Si la erradicación de la pobreza no es el asunto prioritario de la cacareada cumbre mundial, asistiremos a una ceremonia del culto al dios Mamón que exigirá la sangre de víctimas inocentes para seguir alimentando los graneros del rico Epulón.

Ojalá la Iglesia se sienta urgida por el sufrimiento de tantos hombres y mujeres y exija su presencia profética en esa cumbre. Benedicto XVI debería comenzar ya a patearse el mundo.

Fuente: http://www.eclesalia.net

Por Pepe Laguna

pepe.laguna@yahoo.es

1 COMENTARIO

  1. G-20, la Cumbre del Dios Mamón
    ¿La iglesia gritar su indignaciòn por las ganancias de los banqueros? Que esperanza. Si la iglesia ya manifestò su posiciòn hace como 20 siglos, ya lo dijeròn: los banqueros son el Cesar y lo que es del Cesar es del Cesar.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...