22 C
Salta
miércoles, diciembre 7, 2022

La metamorfosis: tinieblas en la ficción, luz en la inspiración

Notas más leídas

Damián Mahler recargado, anoche, en el Teatro del Huerto. Patetismo, poesía, tragedia, ilusión, metáfora, música. La versión libre de “La metamorfosis” de Kafka por el terceto Taccagni, Mahler, Bangueses aporta un aire de sombría alucinación. Creo que nadie pudo escapar de su propia metamorfosis. ¿Quién serás al despertar? Un raptus que interpela al sentido y devela ángulos crípticos.

Producida por los inseparables Ángel Mahler, Pepe Cibrián y la incorporación de Isabel Majdalani, La metamorfosis se convierte en una veta nueva en la producción de la comedia musical argentina. Han logrado su propia transformación. Con justeza se ha dicho que lo mejor de la firma artística fue Drácula, el musical, me atrevo a decir, de lo que vi en Salta, que esta nueva obra -la Metamorfosis- supera toda lógica de representatividad. Con opiniones diversas, y en la mía propia, es una combinación sublime entre el teatro y el género musical.

Al desnudo, cinco artistas componen el mecanismo interno y externo de una sociedad viciada de normas. “Sólo el trabajo te hará libre”, es una frase que se entremezcla con el anverso y el reverso de lo “enfermo”. Gregorio kafkiano, es la metáfora del problema humano en una familia que se traslada desde esa microestructura celular, hacia lo macro social. En la obra, el sentido del cambio es negativo: todos están enfermos. Gregor los mata, antes, todos mataron a Gregor. Una ecuación indomable.

Gregor Samsa y Gretel, forman en escena una dupla perversa. Noelia Vanrell es Gretel, la hermana oscura del monstruo. Se luce y se destaca en sus desplazamientos, en el gestus, en su voz entre dolorosa y dulce impone una sumisión inexorable. Una musa de las tinieblas.

Mariano Taccagni– autor del libro y letras- es Gregor, atrapado por la esfera que lo circunda, preso de las carencias afectivas familiares. Su tormento es la única forma de ser libre. Canta muy bien, logra esa sugestión entre lo fantástico y lo real, entre la locura y la cordura.
La anormalidad le ha devuelto su humanidad perdida. Es hermoso en su costado monstruoso, más cerca de lo real. Antes fue víctima del sistema opresor, ahora, su inmovilidad sirve para movilizar las cargas que pesan a su paso. Gregor fue un instrumento, ese piano ya no toca y no compone una sinfonía. Entonces ha muerto.

Alejandro Vázquez, compone al padre y al jefe, sus dos personajes representan al conservador bestial, corrupto, violento, frío, interesado. Muy bien logrados sus personajes.

Stella Maris Faggiano reveló a una madre sumisa y enferma, ajustada composición que nos enfrenta a una verdad femenina: la debilidad cuesta la muerte. En forma paralela, Magali Sánchez Alleno como Milena, la enamorada de Gregor, exhibe también ese costado débil, que más que femenino, impone cierta cobardía en la mujer que la propia Gretel descubre. Gretel es fuerte, pero ni con su fortaleza agresiva puede superar esa debilidad. Se traiciona y traiciona, sufre y hace sufirir, mata y se mata; sorprende.

La incorporación de Milena, en sus amoríos con Gregor, pudo haber deslucido el planteo de la obra pero no fue así. Hay pasión en la muerte, desencanto en la vida y falsa ilusión en el amor. No cae en un romanticismo desesperado, cae en una desperada búsqueda del romanticismo. Punto a favor del espectáculo.

Un elemento nuevo, además de la aparición de la amante kafkiana, es el incesto. Un tratamiento dosificado que sugiere un rasgo más de la enfermedad de los protagonistas.

El conjunto cierra perfectamente con el vestuario y un mínimo de elementos escenográficos; los espacios se marcan con la iluminación; los parlamentos cantados y los parlamentos no cantados se comunican estéticamente. Armónica representación; el personaje implícito que jugó parte de la tragedia fue la tiniebla de cada ser, desesperadamente imperfecto. Dioses impíos.

Son las siete de la mañana. Suena el reloj. ¿Quién serás al despertar?

Los compositores

jpg_damian.jpg Damián Mahler nació cuando se estrenaba Drácula, el musical en 1989. Es fanático de Rata Blanca. Boceteó La metamorfosis en el año 2005 y la estrenó en Buenos Aires en el Teatro Del Globo.

“Esta obra es atípica, para nada uno de los musicales a los que Cibrián y Mahler nos tienen acostumbrados. Es distinto y tiene una intensidad emotiva muy fuerte, por el realismo de la obra de Kafka”, cuenta el joven Mahler, y agrega: “Tratamos de buscar que la gente se sienta identificada con el personaje. ‘¿Estoy haciendo lo que quieren que haga, o lo que realmente quiero hacer?’ Ese sería el mensaje más fuerte”- dijo para larazón.com.

A sus dieciocho años Damián Mahler se destaca como músico y director en diversos musicales. Es el autor de las partituras de “Subconsciente, el amor de los conscientes” y “Entre príncipes y princesas”. Actualmente se encuentra en proceso de composición de diversos infantiles. “La Metamorfosis” representa su primer trabajo en musicales profesionales para adultos.

Entre las obras de Mariano Taccagni se destacan los musicales “La Callas, una Mujer”, “Midas, Rey” y “Jack, el destripador”. También es autor de “Narciso, el más bello musical”, “Morly toca el saxofón”, “Antígona de Tebas”; y los inéditos “Zoomos Libres”, “Circe, la Maga”, “Safo de Lesbos”.

Como actor protagonizó “Drácula, el musical”, “Kolbe, sólo el amor crea”, y “Narciso y Goldmundo”. También integra los elencos de “Grease!” de Jacobs y Casey; “Jesús de Nazareth” de Mahler-Abregú. Como cantante solista participó del “Disney Channel Launch” para Argentina y México y en Roma, Italia en la “Jornada Mundial de la Juventud”.

Ricardo Bangueses es actor, cantante y director, forma parte de diversos elencos de musicales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos