28 C
Salta
viernes, septiembre 18, 2020

Los mártires no murieron en Palomitas sino en el Cuartel, aquí

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

Gerardo Restom ha publicado en “Tristezas Escondidas” una revelación desmitificadora sobre la llamada Masacre en Palomitas. Conocedor y testigo de los hechos, da cuenta de los detalles ocurridos en la persecución de los hermanos Outes Saravia hasta su asesinato y exclama a viva voz que los ONCE murieron en los cuarteles de Salta.

“Son un dolor callado/ como las hojas de los árboles/ que noche a noche reciben el rocío,/ que transformado en gotas de lluvia/ mojan la tierra de forma invisible…/ Son el duende misterioso/ que se deja ver cuando quiere…/ Son una herida eterna/ que no se cierra nunca,/ que cada vez duele menos/ por creerla dormida/ hasta que la manta/ del recuerdo la despierta…/ Cuesta mucho que se duerma/ ¡Y que duro el dolor cuando despierta!” Gerardo Restom

Estoy leyendo los ocho capítulos del libro de Gerardo. Me detuve en el IV, como si de pronto, la historia se me viniera encima. Pero no es que la historia es “pasado” es también presente. Así la transita, como muchos, el autor de Tristezas escondidas. Y se dirige a la juventud argentina, a la presidenta y a la ministra de guerra, hacia el final del libro. En el capítulo I dice sobre George Bush: “el gran genocida y el hombre más hipócrita de toda la tierra…”

En el capítulo VII incluye nombres de gente con la que no acuerdo, actualmente, que deban figurar como parte de una memoria cultural. Pero eso es un tema a charlar con el autor. Por ahora, se hace necesario y urgente contar esta historia, conmovedora, terrible, fatal y reveladora sobre los crímenes de los hermanos Outes Saravia y la desmitificación sobre el lugar donde asesinaron a los mártires que hasta el presente- se dice que fuera en Palomitas.

Sobre el Capítulo IV:

“Los hermanos Pablo y Enrique Outes Saravia”

El abogado Gerardo Restom describe a Pablo Eliseo Outes Saravia como un “Diógenes” que busca justicia, denunciador, perteneciente a la UCR; y a su hermano mayor, Félix Enrique, muy buen amigo y gran lector, generoso y también de dicho partido político.

Panorama de junio del 72

Creciente servicios de inteligencia y aparición de los falcon verdes. Por la Córdoba, entre Tucumán y Pasaje Gauna. Los hermanos habían asistido a una reunión en el bar y restaurante de Don Corbacho. La situación estaba rara, distinta a la de costumbre y trataron de refugiarse en el bar Tío Pancho . Pero Enrique, apuñalado en el corazón, cayó en brazos de su hermano Pablo, quien suplicaba que no se muriera al tiempo que recibió tres balazos y tres puñaladas. “Lo dieron, también por muerto y lo tiraron a los perros, mientras los sicarios rompían entero el pequeño bar…”

Lo que no sabían era que Pablo sobrevivió, las manos del Doctor Hugo Saravia Cánepa le salvaron la vida. En medio de un festejo, tiempo después, compartido también por el testigo y protagonista de los hechos, Restom, Pablo señaló al asesino: el capitán Ganghi. Outes, fugitivo de las fuerzas del orden, se refugió en casa de Kiko Aranda. En 1973 partió a Venezuela y acudió a Ernesto Ritzer, quien fuera secretario de su tío cuando ocupara el cargo de Embajador de Illia (Dr. José María Saravia). Pero Ritzer no lo recibió nunca y Pablo no puedo obtener la “tarjeta verde” para trabajar en Venezuela y luego de dos años, volvió a Salta. Apenas llegado a la provincia, a los dos días los sicarios lo ubicaron. Pablo se entregó al Juez Federal Lona “quien lo presentó en la sede de la Policía Federal”.

Palomitas: el párrafo de la revelación

“El 6 de julio de 1976 lo asesinaron. Esa noche, el pabellón de los presos políticos y parte de la Cárcel Modelo de Salta quedaron sin luz, en la oscuridad plena. Fueron sacando a los prisioneros políticos y los cargaban en furgones cerrados. Fueron ONCE, en total. Pero, es mi deber desmitificar el lugar donde los familiares creen que los mataron: Palomitas. A ese lugar llegaron muertos… a todos los asesinaron acá, en los cuarteles de Nuestro Ejército Argentino, luego trasladaron los cadáveres a Palomitas, los pusieron dentro de una camioneta y un automóvil que ellos secuestraron cerca de la rotonda de Güemes y los ametrallaron y dinamitaron”.

Después

El Juez Lona fue ratificado en su cargo por Raúl Alfonsín. Impunidad. Injusticia. Dolor. Restom llama al ex presidente de la democracia “autor de la impunidad” porque no destituyó a ninguno de los jueces de la dictadura. Critica a Néstor Kirchner porque los que juzgaron a la Junta Militar también fueron jueces y fiscales del proceso.

Restom fue prisionero

En Jujuy bajo la era del interventor Bulacio junto a otros abogados, sindicalistas, políticos, obreros de Mina Aguilar y farmacéuticos. El letrado acusa a Bulacio de haberse robado una ciudad entera, La Quiaca, para lo cual usó de depósito de mercaderías la Estación Perico para desaparecer el “botín de guerra”, trasladado en camiones militares, camiones de Mina Aguilar, trenes y ómnibus. Bulacio contrató, además, al secuestrador Comisario Ernesto Jaig.

La desaparición de TURK

Socio del doctor Héctor Tizón– gran escritor- “uno de los mejores escritores de la Argentina”.

Turk fue traído en el 2006, para que figure entre los mártires de Palomitas pero “está probado que allí no mataron a nadie”. “En total eran once cadáveres sacados de los cuarteles de Salta”.

Restom ratifica que al Dr. Turk lo mataron en Jujuy y está en el Monumento a la Memoria junto a los once mártires.

Tristezas Escondidas de Gerardo Restom, publicado en Salta en setiembre de 2008, con prólogo de Rubén Pérez. El autor del libro es un abogado conocido y reconocido en Salta, además, por sus actuaciones en el renombrado caso de Capellán.

3 COMENTARIOS

  1. La causa de Pablo Outes?
    La Causa, la lucha, la filosofía, la entrega, la bravura de Pablito Outes, Qué causa, que bravura, que etc. etc. etc.???? Se hizo matar por otra sarta de infelices pero con poder, con mucho poder en ese entonces… y qué ganó? Dejó su familia abandonada (mujer y 3 hijos) a la suerte de gente que no sin condiciones les dio una mano para que abandonen el país y se fueran a España (con una mano adelante y la otra atrás). La plata que les pagaron después de muchos años no creo que haya cubierto ni un tercio de la angustia y desazón que les dejó esa muerte anunciada y esteril.

  2. Los mártires no murieron en Palomitas sino en el Cuartel, aquí
    Y la mayoría de los relatos son comentarios de terceros, la verdad está en la realidad de los que la vieron, pero permanecen en silencio por temor, por comodidad o por ….. y el silencio y el OLVIDO continúa,favoreciendo a personajes ´como el que trató de prostitutas y porras a las maestras y hoy pretende ser representante del pueblo para trabajar por una verdadera educacion superior, o habla de democracia y estuvo en Anta pagando por votos en una elección donde salió senador el mayor representante sojero de la provincia. Me pregunto yo, Que podemos esperar de estos personajes? SOn verdaderos partidarios de la democracia demagógica o son simplemente corruptores y aprovechadores dela Democracia verdadera, como los acusa Borges cuando critica la forma en que la democracia es utilizada por los pícaros de siempre. Y estos personajes hoy se hacen de llorar, como muchos de los instigadores de lo ocurrido en el proceso o partícipes entre otras cosas por omisiòn u acción del crimen de Ragone o de la misma masacre de Palomitas.
    Perdon, me fuí de línea, quería decirles, que conocí a un hombre que dijo haber sido cuasi testigo del fusilamiento de Palomitas, me contó que veía cuerpos arrodillados y como le metían un tiro en la cabeza y el cuerpo luego daba brincos con los últimos estertores, como un pollo descogotado. Y yo le creía porque estuvo bastante tiempo alterado, hasta se tuvo que hacer curar del famoso susto y esta visión lo acompañó hasta el día de su muerte, lástima grande que se fué sin dejar escrito sus vivencias.
    Pero así fué y sigue siendo nuestra vida en este planeta tierra.
    Es importante recordar este 24 y todos los 24, para reafirmar nuestra MEMORIA, pero en todo sentido, de las acciones de los de derecha y de los de izquierda aprovechadores que se esconden en esta bandera para esquilmar mas a nuestro pueblo, y despues pensar que el Estado soy Yo.
    COmo salimos de esto. Y cREO DESPERTANDO DE NUESTRO SUEÑO oprimido y a través de la revolución que debemos dar a través dela conquista del conocimiento.
    Gracias por todo

    24/03/09

  3. Los mártires no murieron en Palomitas sino en el Cuartel, aquí
    son las verdades a medias,las cosas ocultas,los secretos terribles los que dañan ese inconciente colectivo argentino,nos retraen una y otra ves hacia atrás,nos derrumban,no nos dejan creer,escomo si el dolor se metiera en la piel y crece la impotencia …

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...