15 C
Salta
jueves, enero 28, 2021

Maradona fracasó en Salta con su circo del “fulbito”

Notas más leídas

Arte en cerámica en Salta a un nivel sublime

Gozo, emoción, vuelo, raíz, quietud, tersura. Erotismo terroso y materia diáfana. Inmutable conexión con lo profundo y lo leve, con nuestros ancestros y nuestro tiempo. La muestra Arte Artesano Cerámica, una notable experiencia vital y estética.

Han fallecido personas mayores de 60 años con patologías previas Noruega ha recibido y administrado más de 20.000 vacunas Pfizer ha anunciado su...

La genialidad de los chicos de la mano de Silvia Katz

El “Libro de preguntas posibles e imposibles” del Taller Azul de Silvia Katz, pintora y docente infantil, vuelve a dejarnos perplejos e inundados de una sensación de riqueza interior. Pero además, de inteligencia emocional.

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

El astro del futbol mundial pasó por Salta con un espectáculo de “showball” que aprovecha su fama y la de otros futbolistas veteranos. Pero sólo 3 mil salteños fueron a verlo -entre ellos el gobernador Urtubey y el intendente Isa-. Entradas caras.

Diego se instaló en un hotel cinco estrellas del centro de esta capital y dió una conferencia de prensa el viernes a las 18. A su término unos setenta fanáticos -que buscaban obtener una foto o un autógrafo- lo vitorearon cuando salió del hotel para subir a un micro junto a otras figuras del “showball”.

Diego les dijo a los periodistas salteños que se encuentra muy bien, elogió el showball como un deporte-espectáculo, dijo que no le elegirá los novios a sus hijas y que respeta sus decisiones en ese sentido, que mantiene una muy buena relación con su ex mujer -la madre de sus hijas, Claudia- y que su relación con su actual pareja es inmejorable. Definió a las autoridades de la FIFA (Federación Inernacional de Fútbol) como una “mafia” y dijo que prácticamente no pudo pasear por Salta porque estaba encerrado todo el tiempo en el hotel.

Los periodistas deportivos comentaron que lo vieron “bien” al Diego y analizaron sus comentarios sobre la selección, el fútbol, los equipos de showball que se enfrentarían luego en el Delmi -uno de ellos representante del Paraguay-. El contacto de Diego con sus fans a la salida del hotel fue breve. Salió trotando, levantó los brazos, sonrió. Se detuvo un instante antes del subir al micro, en medio de gritos y de flases, pero rápidamente se esfumó en él.

Es un hombrecito petiso, que sonríe, y tiene una apariencia común, lejana a la que da por televisión. En fin, sorprende que este hombre genere tanto interés y hay que recordar para no extrañarse de todo el circo que se arma a su alrededor que fue la máxima figura que dió hasta el momento el futbol mundial junto al brasileño Pelé. Entonces sí uno se explica tanto fervor…

El circo del fulbito

Si detrás de todo este circo del fulbito no hay otra cosa que la intención de generar dinero, el paso de Diego por Salta no fue precisamente un éxito. Su show atrajo sólo a unas tres mil personas, en un estadio Delmi que tiene una capacidad para once mil. Las entradas caras podrían justificar este fracaso: plateas a 130 y populares a 50.

Como no venía bien la venta bajaron la popular a 30. Al comenzar el show en la noche del sábado sólo un cuarto del estadio estaba cubierto. Había público en las gradas altas, pero las plateas estaban prácticamente vacías. Para darle algo de calor al espectáculo se permitió a la gente de la popular pasar a la platea.

Diego hizo su show, sus malabares con la pelota, metió un par de goles, cayó aparatosamente, se levantó para seguir trotando y tocando pases y jugando a la gran estrella que da sus últimos fulgores y de paso embolsa algunos miles de dólares.

“Sí, el espectáculo me gustó. Es una oportunidad para ver no solo a Diego sino a grandes como el Goyco. No vino gente porque las entradas estaban caras. Yo compré una platea y me dejaron pasar con mi hijo que no pagó. Yo creo que si la popular la ponían a 15 o 20 pesos y la platea a 50 se llenaba. Pero con estos precios no podés venir con toda tu familia porque tenés que gastar mucho”, reflexionó Javier (32) que miró el espectáculo junto a su hijo Santi (9).

Como dos espectadores más, muy distendidos, sin la habitual corte de adulones que rodea a los gobernantes se los vió al gobernador Juan Manuel Urtubey y al intendente Miguel Isa, en otra aparición pública conjunta que confirma una luna de miel que ya se está poniendo demasiado pegajosa. Pero en fin, el show debe continuar…

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Entre 25 y 40 millones cuestan los carnet de vacunación

El Gobierno abrió una licitación para comprar 20 millones de carnet de vacunación contra el coronavirus, para los que podría gastar entre 25 y...

“Me hartan los ignorantes que, una vez descubiertos, se jactan de su ignorancia”

Rogelio Ramos Signes nació el 14 de diciembre de 1949 en La Rioja, capital de la provincia homónima, República Argentina, habiendo transcurrido...

En época de pandemia el turismo virtual ofrecería nuevas oportunidades

Una nueva propuesta de turismo virtual que utiliza técnicas matemáticas y transmisión en vivo podría ayudar a revitalizar la industria del turismo que ha...

Un sismo de 7.1 sacudió la Antártida

Poco después de que se conociera la noticia de que un sismo de magnitud 7,1 en la escala Richter sacudió este sábado a la...

No vacunarían en Argentina este año al menos a 15 millones de personas

Muchas personas entre los 18 y 60 años que no tienen ninguna enfermedad de base tendrían que esperar más de la cuenta para recibir...