21 C
Salta
jueves, octubre 1, 2020

Mariano Grondona trabajó para la destrucción de la democracia

Notas más leídas

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...

En el escenario político de 1975, aparece Mariano Grondona: “descubre petróleo en Malvinas y señala que ‘había que pensar en el uso de la fuerza, mediante la invasión, que conlleva a una amenaza verosímil, capaz de producir un hecho consumado’. Y pregunta (ya en el 75): ¿hasta dónde llega la paciencia de las naciones?…¿cuánto tiempo puede protestar una nación, sin que se le arrebate la dignidad?”

“Ya en 1965, la prensa entera del país empezaba a publicar el pedido de un golpe de estado y, hasta tenían, como una visión unánime, quién sería el presidente golpista, apuntando al general Onganía. No sólo la prensa tenía participación en esto, sino, también, algunos conspicuos ciudadanos. El que más descolló en este pedido de golpe de estado, abiertamente, a través de Editoriales publicadas en los grandes diarios, fue Mariano Grondona. Este mismo doctor, que, actualmente, se llena la boca hablando con la palabra democracia, que la explica en griego, después de haber lamido las botas de todos los militares golpistas, simboliza la más vergonzosa caricatura del ser nacional. No estuvo sólo, lo acompañaban y se reunían en su casa, Timerman, Frondizi, militares – todos golpistas- los que, desde 1965, fagocitaban el golpe de estado, distinguiendo a Onganía como ‘El cóndor’ que planeaba la Argentina con sus alas abiertas, para cubrir con su manto el orden y el progreso (pertenece a una editorial de Mariano Grondona). Luego se asoció como aprendiz de Bernardo Neustad, que odiaba a los pobres nacidos en las villas… Lo insólito es que, hasta ahora, tienen cabida, como críticos, en nuestra sociedad”.

Grondona sobrevoló en helicóptero la Plaza de mayo pegado a su líder: Galtieri. Fue el 10 de abril de 1982. Mariano Grondona, se desempeñaba como profesor de la Escuela de Guerra. Su frase “¿hasta dónde llega la paciencia de las naciones?” anunciada en 1975, fue casi textualmente repetida por Galtieri el 1 de abril de 1982, al presidente Reagan: “también la paciencia del pueblo argentino tiene un límite”, al pedido de que no inicie la acción bélica.

“Grondona, convertido ya en vocero excepcional de la peor dictadura argentina, dice: ‘lo que vimos, junto con Galtieri, el 10 de abril (concentración en Plaza de mayo), no fue un acto partidista, sino un acto nacional…y, henos aquí, en la guerra, que ha venido a ajustar cuentas y reponer el escenario de los conflictos’”.

Luego de ello, el dictador “dirigió su mensaje bélico contra los ingleses”: “la dignidad y el honor de la nación no se negocian. Y, si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla”.

Las editoriales del profesor de guerra, proponían la guerra: “Esta obsesión casi asnal, de la Junta de 1982, de no aceptar ninguna de las Resoluciones de las Naciones Unidas, ni las propuestas de varios países, ni la intercesión del Rey de España, ni la del Santo Padre, tiene un rancio olor a traición que viene desde 1976, con las editoriales del Profesor de Guerra, Mariano Grondona, quien desde 1975 proponía la toma, por la fuerza, de las Islas Malvinas”.

Un poco de historia

“El logro del canciller Dr. Zavala Ortiz, fue que en la presidencia de Arturo Illia, había concretado el primer gran triunfo diplomático con su Resolución 2065, ante la ONU, mediante el cual íbamos camino a lograr el gran sueño argentino: recuperar las Islas Malvinas”. Fue el Dr. Zavala Ortiz, quien incluyó a Malvinas como un caso de colonialismo, luego de un siglo y medio de lucha, consiguió el voto favorable de Naciones Unidas, lo que obligaba a Gran Bretaña a empezar las negociaciones con Argentina.

El golpe de estado de Onganía no permitió la concreción de la Resolución 2065. En 1974, Gran Bretaña le propuesto a Perón como solución al conflicto que Las Malvinas fueran un condominio entre las dos naciones. Perón estaba de acuerdo y señaló: “no esperen ni un minuto más… después les demostraremos que los argentinos somos capaces para hacer realidad nuestros sueños..” En 1975, aparece en la escena Grondona…

“La dictadura que se caía a pedazos estaba conformada en Junta por Lami Dozo, Anaya y Galtieri. Y el canciller Costa Méndez”. Galtieri fue condenado a la pena de muerte en 1982 que nunca se cumplió por no estar resuelta la decisión de la Comisión Rattembach. Y años después, con el actual Ministro de Guerra, se obtiene media sanción para derogar el Código Militar. “La Cámara Nacional de Apelaciones que juzgaba a los militares del golpe de 1976 a 1983, condenó a Videla y Massera a cadena perpetua; Agosti a 4 años de prisión; Viola a 17 años y Lambruschini a 8 años, absolviendo de culpa y cargo a Galtieri, Anaya y Lami Dozo”.

Conocemos la historia del Indulto, también.

Pero todavía se puede juzgar a la Junta Militar aunque ellos señalen que prescribió, eso no es cierto. Se les puede aplicar el Código Penal en sus artículos 214 y 215 por Traición a la patria a favor del dominio extranjero y probar que el pueblo argentino no quería una guerra. El clamor del pueblo fue desoído.

La solución para el conflicto con Malvinas es “lograr que todos los componentes de las Juntas que se sucedieron de 1976 a 1982, sean acusados y juzgados por Infames Traidores a la Patria y ser condenados por aplicación de la Constitución y del Código Penal, en su artículo 215 inc. 2, que condena el sometimiento parcial de la nación al dominio extranjero”.

Al derogar el Código de Justicia Miliitar se acabó con la carrera militar con la estúpida excusa de eliminar la pena de muerte cuando en realidad eso pertenece o es dominio del Código Penal Argentino. Hay que recordar que Nilda Garré presentó el proyecto en el Senado, argumentó que con eso desaparece la pena de muerte y que estaba basado en concepciones militares y contradicciones con la Constitución de 1853. La Junta Militar que condenó al país a la derrota, se llevó 44 mil millones de dólares -entre otros montos que se echaron encima- que ingresaron a sus arcas. Les alcanza para pagar tribunales, sesiones, votos, derogaciones, etc. etc. etc.

Encuadre jurídico de los responsables

Galtieri, Lami Dozo y Anaya: mal desempeño en el ejercicio de sus funciones según art. 45 de la Constitución Nacional y según el Código de Justicia Militar art. 737, 740, entre otros. También Costa Méndez por mal desempeño en sus funciones.

La Junta Militar: condujo a la nación a la guerra, agravó la situación económica y social del país, condujo a las FFAA a un enfrentamiento para el cual no se hallaban preparadas ni equipadas, llevándolas a la derrota. Anaya entregó el dominio absoluto del mar, desmoralizó al personal, produjo descrédito; Costa Méndez no evitó la confrontación ni tuvo en cuenta la Resolución 502, propició el adelanto del desembarco el 2 de abril. El borracho de Galtieri desoyó al pueblo argentino, envió a la muerte a los soldados… etc. etc. etc.

– Fuente: Tristezas escondidas , libro de Gerardo Restom. Todo lo que está entre comillas es textual, pero no responde a un orden cronológico sino a una selección de fragmentos.

Nota relacionada:

Argentina perdería Tierra del Fuego y la plataforma submarina

https://www.salta21.com/spip.php?article1803

Leer también:

Parte II
Los mártires no murieron en Palomitas sino en el Cuartel, aquí

https://www.salta21.com/spip.php?article1715

Conversaciones con Gerardo Restom: Palomitas, la historia

https://www.salta21.com/spip.php?article1726&var_mode=calcul

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Mafalda necesita un abrazo: murió Quino, su papá

La noticia sobre su partida, sacudió al país entero y acaparó las redes sociales y todos los medios. Un hombre genial...

Salteño compró 3 tubos de oxígeno y el préstamo es gratuito

Lo escribió en su red social. ¡Buenos días! Lunes y comenzamos de la mejor manera, después de tanto...

Sáenz y un cuestionado nombramiento

Circula en los WhatsApp una designación del gobernador de Salta Sáenz nombró a la que sería novia de su...