20 C
Salta
martes, septiembre 29, 2020

Nadie, pieza para un vestido, un actor y un maniquí

Notas más leídas

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Lunes 26 y jueves 29 de octubre a las 21 horas en la sala Mecano Casa de la Cultura, Caseros 460. Entrada general $80.

Esta es la tercera producción que estrena Espacio In-Verso en 2015. Luego del éxito del espectáculo para niños El Cocinero Latoso, Idangel Betancourt vuelve a mirar al público adulto con una obra donde habla desde su propia condición de inmigrante.

“Nadie…, surge de un hecho real”, comentó el actor. “Una amiga que tiene un negocio de serigrafía, encontró en uno de los moldes de una gorra un escrito en chino. Le pedimos al dueño de un Súper chino que nos tradujera, y nos explicó que era la presentación de alguien que le pedía casamiento a otra persona. Intuimos que era un operario pasándole un mensaje a escondidas a una compañera, mientras trabajaban. La imaginación podía dispararse a cualquier lugar, pero enseguida apareció un hecho más contundente en las noticias internacionales. En junio de 2014, los medios dieron a conocer que una galesa llamada Rebecca Gallagher adquirió una prenda en “Low Cost”, Primark, y cuando fue a consultar cómo se podía lavar, halló en la etiqueta el mensaje de un empleado en contra de la empresa textil. El mensaje literal, rezaba: “Forced to work exhausting hours”. Además de la clara denuncia, algo en esta historia me tocó una condición cercana, la de ser un isleño, en mi caso cubano, donde la escritura ha sido una manera de tirar un mensaje al afuera”.

Sin embargo, fiel al estilo de localización de Idangel Betancourt, la obra transcurre en un taller textil en el Barrio de Flores de Buenos Aires, donde trabaja un boliviano en condiciones de esclavitud. Un coreano dueño del taller y una porteña en Londres complementan el triángulo de inmigrantes.

“No fue difícil localizar el conflicto”, explicó el también director y dramaturgo de la obra. “El problema de la explotación dentro de la industria textil, sumado a la trata de personas en Buenos Aires forma parte de la agenda de los medios a partir del incendio en 2006 de un taller textil en Luis Viale al 1269, en Caballito, donde murieron cuatro menores y dos adultos de nacionalidad boliviana que no lograron escapar del humo y las llamas. Ellos integraban un plantel de 64 esclavos textiles -la mayoría indocumentados- que estaban bajo el régimen de “cama caliente”. En 2008 dos popes de la industria textil, Ignacio de Mendiguren (Cámara de la Indumentaria) y Víctor Benyacar (Cámara Argentina de Indumentaria de Bebés y Niños), reconocieron que el 78% de la industria textil está en negro. En cifra serían unos 130 mil trabajadores, entre los que también hay argentinos. Estos datos periodísticos forman parte del texto de la obra, y configuran una relación potencial entre la ficción, el narrador de la historia y público”, apuntó Betancourt.

Como en La Tempestad reciclada, si Shakespeare hubiera conocido Argentina, Betancourt vuelve a la idea de “la imposibilidad de crear héroes. Ningún personaje tiene argumentos suficientes para torcer las fuerzas de la historia. No hay destino, sino más bien aceptación de la inmediatez. La búsqueda de felicidad de los personajes de esta obra no es una voluntad, sino una fuga”, concluyó.

Texto, actuación y dirección: Idangel Betancourt

Asistente de dirección: Noelia Gana

Asesora de Arte: Claudia Peña

Diseño escenográfico: Fernando Arancibia, Idangel Betancourt

Construcción de utilería: Fernando Arancibia.

Música: Néstor Mevorás

Accesorios y vestuario: Rossanna Bettella

Dibujo: Alexander Guerra

Diseño gráfico: Carla Coledani

– Entradas especiales para BSPA y Profesorados
Contacto: idangel@gmail.com
Cel. 0387 154040352

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Salteño compró 3 tubos de oxígeno y el préstamo es gratuito

Lo escribió en su red social. ¡Buenos días! Lunes y comenzamos de la mejor manera, después de tanto...

Sáenz y un cuestionado nombramiento

Circula en los WhatsApp una designación del gobernador de Salta Sáenz nombró a la que sería novia de su...

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...