28 C
Salta
martes, septiembre 29, 2020

Recuperación Democrática: tributo de jóvenes radicales a Raúl Alfonsín

Notas más leídas

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

La Juventud Radical de Salta en esta loable fecha, en que asumiera el doctor Raúl Alfonsín expresamos estas simples palabras, pero palabras que al fin son sentimientos í­ntimos nacidos de corazones argentinos, jóvenes y radicales.

10 de diciembre de 1983

DIA DE LA RECUPERACION DEMOCRATICA

El 10 de diciembre de 1983, hace ya 24 años, tomaba los mandos de la Nación el doctor Raúl Alfonsí­n. Pero no era cualquier asunción la que ese día se produjo: fue el renacer de la Democracia misma en nuestro amado país.

No fue un díaa común. Habí­an pasado mas de dos tercios del siglo XX sin que se volviera a ver la asunción de manera constitucional de un presidente. Esta vez no fue un golpe de estado lo que llevó al doctor Alfonsí­n al mando del estado; tampoco alcanzó a ser presidente por medio de proscripciones.

Este dí­a quedará guardado en la memoria de cada uno de los argentinos cuando luego de una elección libre, sin fraudes ni otros tipos de escándalos que mancharon el resto de las elecciones en lo que iba del siglo, los argentinos tuvimos la oportunidad de ejercer nuestros derechos polí­ticos sin coacción alguna.

Pero esto no fue fruto de una simple voluntad guiada por al ánimo democrático: todo lo contrario. El costo de poder participar de elecciones con todas las garantí­as es resultado de una lucha tenaz por parte de los partidos polí­ticos y demás organizaciones sociales que en todo momento bregaron por la restauración de la República una vez perdida a causa de la fuerza y la intolerancia. Mucha sangre fue derramada en la historia de nuestra patria que, guiada por la eterna esperanza de una real democracia, sacrificaron miles de compatriotas para poder llegar hasta este dí­a que tanto orgullo nos da.

Y como radicales, más razón tenemos para festejar una fecha como ésta: nuestro esfuerzo no fue en vano. Cumpliéndose lo que una vez el Dr. A. Illia habí­a prometido a todos los correligionarios y ciudadanos, cuando en aquel nefasto y antidemocrático acontecimiento el buen hombre era sacado a la fuerza de la Casa Rosada dijo: volveremos, volveremos!!!…y esta ves no nos derrocarán porque los pondremos en su lugar!…

¡Y así­ fue doctor Illia!!! Volvimos una vez más. Y la democracia fue un triunfo que logramos nosotros los radicales! Nos enorgullece saber que luego de tantas décadas de lucha conseguimos una vez más traer la Democracia a nuestro amado paí­s.

La última vez que pudimos ver brillar la libertad en la historia fue justamente en la presidencia del Dr. Illia, aunque fue como un guijarro de luz perdido en la inmensidad de la oscuridad. Anteriormente, desde 1916 a 1930, el radicalismo logra instaurar en el corazón de todos los argentinos por vez primera el significado de los principios republicanos, democráticos y de libertad en su más alta expresión. Esa magnifica obra, por ser atentatoria contra los intereses reinantes de una oligarquía antipatria, le costó al radicalismo la proscripción y la persecución encarnizada del poder estatal en su forma más aborrecible, lo que determinó que vuestro amado partido pasara de liderar masas a la clandestinidad por resultar extremadamente peligroso para el régimen de entonces.

La tarea del radicalismo, entonces, se asemeja a la monumental acción que tuvo Prometeo al robar el fuego del cielo y dárselos a los hombres. Tamaña osadí­a tuvo como consecuencia que el mismo fuera encadenado en lo alto de la montaña para que un águila le picase los intestinos por el resto de la eternidad…

De la misma manera, tuvimos que padecer los radicales en nuestro esfuerzo por reconquistar un ideal tan majestuoso cual es el de poder vivir en plena democracia.

Por ello es que no dejamos de felicitar a todos los correligionarios que hicieron posible alcanzar el sueño y fin mismo de nuestro partido.

Y mil gracias al Dr. Alfonsí­n por haber sido quien tomó el sacrificio de encarnar ese sueño y llevar adelante aquel gran y honesto gobierno, que pese a sus errores (porque fallar es de humanos), demostró una vez más que los radicales somos los paladines de la Democracia y los auténticos defensores de la Libertad y la Justicia. Porque sabemos que la reivindicación del gobierno del pueblo, de los derechos del pueblo para elegir y controlar el gobierno de acuerdo con los principios de la Constitución, plantea una lucha por el poder en la que no podemos ni debemos bajar los brazos, una lucha que vamos a dar y en la que vamos a triunfar.

Los radicales tenemos una meta: la vida, la justicia y la libertad para todos lo que habitan este suelo; tenemos un método: la democracia para la Argentina. Tenemos un combate: vencer a quienes desde adentro o desde afuera quieren impedir esta democracia.

1 COMENTARIO

  1. homenaje a la Democracia
    No creo poder agregar una sola palabra más a lo dicho en el artículo. Gracias por expreser públicamente lo que tantos que luchamos por llegar a ese momento, los que militamos por un ideal que se hizo realidad -no por el partido, sino por la nación-.
    Como dijo un pensador días pasado, en otro contexto, pero válido de aplicar, creo que creceremos como pueblo, como nación, como estado, el día en que asumamos la historia como hechos motivo de análisis y no como una mera memoria militante, ese día Illia y Alfonsín recibirán del pueblo todo, el reconocimiento que se merecen.
    atte
    monica aramendi

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Salteño compró 3 tubos de oxígeno y el préstamo es gratuito

Lo escribió en su red social. ¡Buenos días! Lunes y comenzamos de la mejor manera, después de tanto...

Sáenz y un cuestionado nombramiento

Circula en los WhatsApp una designación del gobernador de Salta Sáenz nombró a la que sería novia de su...

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...