14.2 C
Salta
domingo, junio 23, 2024

Resultados de las pruebas escolares en Estados Unidos demuestran retraso en los aprendizajes

El estudiante promedio aún necesitaría el equivalente a 4.1 meses adicionales de escolaridad para ponerse al día en lectura y 4.5 meses en matemática

Notas más leídas

Los estudiantes de los Estados Unidos se rezagaron aún más académicamente el año escolar pasado a pesar de los grandes esfuerzos para ayudarlos a recuperarse de los contratiempos de aprendizaje de la pandemia, según un análisis de los puntajes de las pruebas publicado el martes.

El estudio de la organización de investigación NWEA, que también administra evaluaciones en las escuelas K-12, llega cuando se acerca rápidamente la fecha límite de 2024 para que las escuelas gasten los últimos 190 mil millones de dólares en dinero federal para el alivio de la pandemia.

Hay formas en que las escuelas pueden aprovechar mejor sus recursos y tiempo limitados para impulsar el aprendizaje, dijo Chase Nordengren, investigador principal del grupo para estrategias educativas. Dijo que las escuelas podrían agrupar a los estudiantes según sus necesidades y brindar instrucción específica, por ejemplo, ajustando los grupos a medida que progresan los individuos.

“Hemos estado tratando de enviar el mensaje de que este es un período de recuperación de varios años, si no décadas, y requerirá un replanteamiento fundamental de las formas en que no solo educamos a los estudiantes, sino que pensamos en cómo se agrupan los estudiantes y cómo pensamos en su aprendizaje”, dijo.

Un asistente de instrucción ayuda a un estudiante (REUTERS/Cheney Orr)Un asistente de instrucción ayuda a un estudiante (REUTERS/Cheney Orr)

El estudio utilizó datos de aproximadamente 6,5 millones de estudiantes que realizaron la evaluación MAP Growth en lectura y matemáticas desde el inicio de la pandemia. Esos números se compararon con datos sobre el crecimiento académico de tres años antes de la pandemia.

Los resultados de este año, el tercer año escolar completo desde que golpeó la pandemia de COVID-19, son en cierto modo peores que los del año pasado, cuando el análisis de NWEA mostró que los estudiantes lograron en gran medida avances académicos paralelos a su crecimiento previo a la pandemia, dijo Karyn Lewis, directora del Centro para el Progreso Escolar y Estudiantil de NWEA, y coautor del estudio.

“Y debido a que los niños están progresando a tasas inferiores a las tendencias anteriores a la COVID, eso significa que no estamos reduciendo esas brechas de rendimiento. De hecho, los estamos ampliando”, dijo Lewis.

Con sumas históricas de dinero enviadas por el gobierno federal, las escuelas han ampliado las tutorías, los programas de aprendizaje de verano y otros esfuerzos de recuperación.

El estudio utilizó datos de aproximadamente 6,5 millones de estudiantes que realizaron la evaluación MAP Growth en lectura y matemáticas desde el inicio de la pandemiaEl estudio utilizó datos de aproximadamente 6,5 millones de estudiantes que realizaron la evaluación MAP Growth en lectura y matemáticas desde el inicio de la pandemia

Pero el análisis encontró que el estudiante promedio aún necesitaría el equivalente a 4,1 meses adicionales de escolaridad para ponerse al día en lectura y 4,5 meses en matemáticas. Mientras tanto, los estudiantes negros e hispanos necesitarían aún más tiempo para ponerse al día, alrededor de un mes o más. Y “eso realmente solo los devuelve a los niveles de desigualdad anteriores a la pandemia que ya vimos”, dijo Lewis.

El estudio se hace eco de los hallazgos de los resultados de las pruebas federales publicados el mes pasado que encontraron que los puntajes en matemática y lectura entre los niños estadounidenses de 13 años habían caído a sus niveles más bajos en décadas.

Lewis solo podía especular sobre por qué era tan malo.

“Creo que tal vez nos hemos olvidado de llenar los agujeros de los últimos dos años en un apuro por volver al contenido de nivel de grado y estamos viendo el impacto de eso, que los niños no pueden mantenerse al día porque todavía faltan algunas piezas fundamentales”.

Nicole Jones, maestra en línea de jardín de infantes, muestra un corazón con las manos a sus estudiantes virtuales (REUTERS/Hannah Beier)Nicole Jones, maestra en línea de jardín de infantes, muestra un corazón con las manos a sus estudiantes virtuales (REUTERS/Hannah Beier)

Uno de los pocos hallazgos positivos fue en la clase que acababa de terminar el tercer grado. Esos estudiantes estaban en jardín de infantes cuando comenzó la pandemia, una edad que hizo que el aprendizaje virtual fuera un desafío, y su lenta recuperación despertó las alarmas en un estudio de NWEA publicado en diciembre. Descubrió que los futuros estudiantes de cuarto grado estaban sufriendo las mayores pérdidas de aprendizaje relacionadas con la pandemia en lectura.

Pero ahora, el último análisis del grupo de los puntajes de las pruebas de fin de año muestra que obtuvieron ganancias por encima del promedio. Lewis lo describió como “un poco como un rascador de cabeza”.

Lewis se pregunta si las familias saben lo grave que es la situación y si hay interés en que las escuelas sean lo suficientemente innovadoras para abordar el problema.

“Las escuelas están haciendo lo correcto”, dijo. “Simplemente no están haciendo lo suficiente de las cosas correctas. Y creo que eso se debe a que hemos subestimado cuán persistentes serán los efectos de COVID en los niños”.

FuenteInfobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos