24 C
Salta
martes, septiembre 22, 2020

Brindo por un periodismo heroico: por el saneamiento de la corrupción en la prensa

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

Reciban este mensaje también, todos aquellos periodistas que fueron despedidos sin justa causa. Algunos quizás lograron insertarse, otros estarán a la espera de nuevas oportunidades. Navidad para la reflexión en vísperas del 2011.

El 27 de agosto el periodista Darío Alberto Illanes, quien quedó despedido recientemente de El Tribuno por publicar en nuestro medio un artículo de tono expresivo-declamatorio por la muerte de Néstor Kirchner (“Venceremos…”), nos enviaba un comentario al artículo publicado por Salta 21 el 26 de agosto: Periodistas abusados: ¿por qué no inspeccionan a El Tribuno?. Pareciera como si la pelota, ya hubiese comenzado a rodar en deterioro de los derechos laborales de Illanes.

En ese comentario, el periodista decía los siguiente: “El gravísimo problema de los trabajadores de El Tribuno es que no es posible encontrar a tres trabajadores que decidan hacer algo conjunto en bien propio y de los demás”. Defendía los intereses de todos sus compañeros, en una especie de alerta.

hi_6-165.jpgCasi como sabias palabras y como anticipándose al devenir, sentenció sin querer cierta “inmovilidad” que hasta hoy se ha percibido. ¿Qué se hizo por el compañero Darío, por ejemplo, y extensivamente, por cada uno de los despedidos de ese medio?

Sin embargo y a título de queja, es conveniente aclarar que mi enfoque es otro: el rechazo y el repudio a la corrupción en la prensa salteña que impide la libertad de expresión en cualquiera de sus formas. Tema de largo debate y múltiples denuncias que, aún, no hallan asidero en las prácticas del periodismo local.

Los que se expresan son héroes que quedan al amparo de las leyes que nos siempre los benefician. ¿Cómo desearle a un ex trabajador, entonces, una feliz navidad? Duele en lo más hondo, pero vayan estos aplausos para periodistas como Illanes que demuestran que la dignidad tiene un precio alto a pagar.

Quien hoy distribuye el dinero de la pauta oficial, quien decide a quién le dará y cuánto, tiene su propio medio por el que se cuela la obsecuencia, la desigualdad, el chupamedismo político y el parasitario sistema de “enrosque” que maneja a la opinión pública.

Unos que despiden, otros que judicializan, unos que arbitran los medios para sí y para sus “cumpas”, hoy bailarán felices alrededor de una mesa de confites y pavos. Mañana serán retribuidos con premios y honores por sus décadas en el periodismo salteño y figurarán en libros de cuarta.

Brindo entonces por un periodismo heroico que nos empuje al saneamiento de la corrupción en la prensa.

Salta 21 recuerda hoy con cariño a Sergio Poma, ex director de FM Noticias , y a Luciano Jaime, a este último – junto a Eduardo Fronda- le dediqué mi última obra de teatro estrenada en el 2009: “Reportes de viajeros” .

Comentario de Darío Illanes

El problema no es el incumplimiento del convenio colectivo de trabajo por parte de la patronal del diario El Tribuno y otros medios. Tampoco si el organismo de contralor lo hace cumplir. Mucho menos la supuesta orfandad gremial.

En mi humilde opinión, que un periodista de planta, con más de cinco años de antigüedad, cobre menos de 2 mil pesos, y que un colega sentado cerca reciba 4 mil no es demasiado relevante. El peor pago se queja en silencio y no hace nada. El mejor pagado obtiene lo que logró de algún modo particular y no hará nada por el colega.
Entonces, mi análisis no parte de lo que legalmente corresponde, sino -y perdón si escandalizo a algunos- desde una simplificada perspectiva marxista. Los trabajadores de El Tribuno (entre los que me incluyo), estamos derrotados económica, política e ideológicamente. Los tres principios básicos de la lucha de clases.

Los triunfadores en esta pugna, redunda decirlo, es la patronal, que conoce a la perfección la teoría marxista del capital, el trabajo y la plusvalía, y la aplica exitosamente. Y ya se sabe, la historia la escriben los que vencen. La visión de los derrotados es, a lo sumo, una anécdota.

El problema central de los trabajadores de El Tribuno es que no somos trabajadores con conciencia de clase. Debido a nuestros orígenes, formaciones, estudios y desempeños laborales, sufrimos la contradicción de considerarnos falazmente profesionales intelectuales cuasi liberales, y por tanto dueños de nuestras mentes y producciones, pero a la vez empleados en relación de dependencia.

Esta contradicción ideológica nos deja incapacitados para cualquier acción colectiva propia de los trabajadores que se organizan para dominar un mínimo de poder con el cual negociar para todos por todos y cada uno.

En el capítulo V de su libro “El 18 de brumario de Luis Bonaparte”, Marx caracteriza a esta clase de trabajadores como “lumpemproletariado”. Y los describe de la siguiente manera:
“…con equívocos medios de vida y de equívoca procedencia, junto a aventureros de la burguesía, vagabundos, licenciados de tropa, licenciados de presidio, huidos de galeras, timadores, saltimbanquis, carteristas y rateros, jugadores, alcahuetes, dueños de burdeles, mozos de cuerda, escritorzuelos, organilleros, traperos, afiladores, caldereros, mendigos, en una palabra, toda esa masa informe, difusa y errante que los franceses llaman `la boheme´”.

El gravísimo problema de los trabajadores de El Tribuno es que no es posible encontrar a tres trabajadores que decidan hacer algo conjunto en bien propio y de los demás.

El gran mérito es el de la patronal, que logró que nadie coincida con nadie para alguna negociación colectiva. Aplausos tristes para el capital que derrotó las mentes, corazones y bolsillos de sus empleados.

Entonces, las quejas son vanas. Cada uno recibe lo que corresponde a su más o menos diminuto individualismo frente al poder colectivo de la patronal. (D. Illanes)

Poema para Sergio Poma

Me parece oportuno republicar el poema que le dediqué al periodista el día que se marchaba por un tiempo… el 2 de enero de 2.008.

Escritor de la vida

Caravanas de palabras reposarán en tu memoria

mas una luz ha de arrojarse con valor

hacia los dominios de la verdad.

No hemos de decir que te has ido

sino que por ahora no estás.

Un monstruo de trajes oscuros

llorará también: conoce tu sangre.

Temblará detrás de tu eco que resuena

cual voz de muros que frena tempestades.

Y más tarde, entre los días,

triunfal retornarás con pasos firmes

como el guardián de los hechos.

La vida, la muerte, un tránsito.

la historia, eterna.

En tu dial la batalla; en tu vida, el triunfo.

La 88 punto 1 el refugio, los brazos abiertos, la denuncia.

Ni oprimirte ni callarte, ¡ni doblegarte!

Por la gloria del pasado, por tu acierto,

Sergio, amigo, escritor de la vida:

no te irás jamás.

– Notas relacionadas:

Periodistas abusados: ¿por qué no inspeccionan a El Tribuno?

https://www.salta21.com/Periodistas-abusados-por-que-no.html

Marcos Piorno: “la empresa provocó la situación de apriete y violencia”

https://www.salta21.com/Marcos-Piorno-la-empresa-provoco.html

– Entrevista a Darío Illanes:

Darío Illanes afirma: “la única derrota es el silencio”

https://www.salta21.com/Dario-Illanes-afirma-la-unica.html

El artículo “Venceremos”

https://www.salta21.com/Venceremos-Los-dolores-que-nos.html

El pez por la boca muere

https://www.salta21.com/El-pez-por-la-boca-muere.html

1 COMENTARIO

  1. Brindo por un periodismo heroico: por el saneamiento de la corrupción en la prensa
    Debido al respeto y admiración que me merecen los periodistas salteños Luciano Jaime y Sergio Poma, mencionados en este artículo por la colega Romina Chávez Díaz – a quien agradezco de corazón su tremenda solidaridad activa- considero inmerecido estar al lado de ellos, como también de los periodistas que aparecen en la imagen.
    El único mérito del cual me enorgullezco es intentar la honestidad, ética e intelectual, conmigo, con mis colegas y lectores. Me equivoqué, sin quererlo, muchas veces. Fui injusto otras tantas. Pido perdón.
    Considero que hay colegas que son admirables por su profesionalismo, entereza, valores, coraje. Solo por mencionar algunos del diario en el cual trabajé durante desde el 1 de enero de 1997: Antonio Oieni y Jimena Granados.
    En otros medios, destacaré a Elena Corvalán, presidenta de la Asociación de Periodistas de Salta (APES), quien el pasado 24 de noviembre, en ocasión de una magnifica jornada de debate, rescató el ejemplo humano y profesional de Jaime y Poma.
    Por eso es que aquel comentario que escribí, algo desolado, el 27 de agosto pasado, sólo pretende subrayar un aspecto gremial de mis ex colegas de redacción que juzgué y juzgo perjudicial para la mayoría: el individualismo y la ausencia de acción colectiva en pos del bien común.
    Indudablemente, tal como ha demostrado la respuesta de la empresa Horizontes luego de mi ejercicio de la libertad de expresión, se castiga dicha práctica democrática y moral. Por tanto, comprendo el silencio. No critico la estrategia defensiva de los desprotegidos trabajadores de prensa.
    Nuevamente, gracias Romina, gracias colegas.
    Seguiremos juntos, en el 2011, trabajando por un mejor periodismo.
    Más justo y libre.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...