28.5 C
Salta
viernes, octubre 22, 2021

Cambalache con Enrique Pinti en “Pingo Argentino”

Notas más leídas

Entusiasmo y pesimismo con “Pingo Argentino”, título de su nuevo espectáculo estrenado en el Maipo y ahora de gira nacional. Para Pinti el caballo representa al país y su jinete, al pueblo. “Jinete y caballo/han corrido al cuete/por toda la historia/y la meta ha sido/la gran frustración”, frases del tango que abre su último espectáculo.

A los 68 años, explica que no andará con rodeos- jamás lo hizo- y propone un espectáculo atravesado por la poética del tango, entre canciones y monólogos. Después del éxito de Los productores, comedia musical que protagonizó con Guillermo Francella, regresa con nuevas ganas.

El próximo sábado 17 a las 21 y a las 23, 30 hs. y domingo 18 de mayo a las 20 hs. se presenta Pingo Argentino, ganador del ACE 2007 al mejor espectáculo de humor, en el Teatro del Huerto, con entradas desde $ 80. La función del sábado se redobla en el horario de las 23, 30 por localidades agotadas.

jpg_enrique.jpg
El elenco de Pingo Argentino está integrado por Diego Hodara, Mariela Moumdjian, Andrea Buosi, Verónica Garbarello, Mara Moyano, Carla Noval, Leandro Heredia, Federico Moore, Roberto Peloni, Carlos Pérez, Pedro Velásquez, Jimena González y Pablo Juin, todo bajo la dirección general y coreografía de Ricky Pashkus.

Enrique Pinti cuenta en una entrevista que le realizó Clarín que entre los 14 y los 27 años tenía una agresividad muy fea y que no toleraba a nadie. Él mismo pensaba que estaba histérico y que le decía cosas atroces a la gente hasta que decidió canalizar su inquietud por le lado del ingenio porque cuando se relajaba tenía buena onda.

Su amistad con Ricky Pashkus

Hace 15 años que son amigos. Dice Pinti: Donde va, arma quilombo. Dice, por ejemplo: “Esperá que yo te voy a conseguir la comida”. Se pelea con el mozo, el mozo se pelea con el patrón, el patrón con el cocinero y finalmente la comida viene”.

Y Pashkus habla también: “Tenemos los mismos gustos. Comer rico, sentarse y estar cuatro horas en un restaurante al aire libre sin la obsesión de ir a tal museo. A él lo que le gusta es que yo lo meto en situaciones locas”. Tendemos a saber qué lugar ocupa cada uno y qué le gusta a cada uno. Es muy difícil que nos peleemos. Yo soy “Mr. Mala Onda”. Me reconozco celoso, competitivo. Enrique es una persona mucho más generosa en su evaluación. Quiere decir que nos complementamos mucho; yo soy alguien mucho más conciente -quizás por efectos del psicoanálisis- de cómo soy. El es una persona a la que le cuesta mucho hablar mal o decir algo complejo”.

A Pinti le agrada su amigo porque es competitivo, cuando ve un jpg_riky.jpg
espectáculo le encuentra 25 detalles que no le gustan. “Yo, en cambio a los detalles me los paso por el culo. De hecho se ha dormido en muchos espectáculos.”- dice E.P.

Para Pinti la virtud de Pashkus es la nobleza y lo define como ciclotímico; para Pashkus, Enrique es inteligente y verborrágico.

Coinciden en que ambos están sin parejas. Si alguien los critica, uno defiende al otro. Para Pinti si un crítico ve algo malo en Ricky, piensa que es un pelotudo.

Pinti es otro en la radio

Por las mañanas se destaca con su humor de tono pausado en radio Continental, de 6 a 9 en “Magdalena tempranísimo”. Allí habla sobre su trabajo y su larga relación con el medio.

La primera vez que hizo radio fue en 1985 en El Mundo, un magazine conducido por Andrés Percivale. “Ahí le empecé a tomar gustito a la radio, que ya de por sí me parecía fantástica porque pertenezco a la generación que la amaba cuando no existía la TV”, repasa raudo y se remonta a épocas en que el aparato radial marrón (”un chiche”, dice) reunía a sus padres y hermano en el comedor: “Era increíble: ¡Hasta el perro escuchaba!”, se ríe.

Más tarde, Pinti colaboró con micros de actualidad de Radio Mitre y varios años después recibió la convocatoria del ciclo de Magdalena.

El testamento de Enrique Pinti

Yo, hombre del medio-pelo argentino, en mis cabales y absolutamente responsable del momento que me toca morir, digo vivir… dejo todo mi agradecimiento a las fuerzas vivas, muy vivas, yo diría avivadas, que me gobernaron con total falta de respeto e identidad profesional.

A los conservadores aristocráticos de la primera hora, les dejo un manual de historia argentina que la relean a ver dónde dice que en una república democrática alguien pueda creerse superior a los demás por cuestiones de linaje y casta, sobre todo, siendo hijos de inmigrantes como cualquiera, un hombre de esa prosapia trucha, con horrorosos latifundios digno del peor señor feudal del medioevo en pleno siglo XXI y cagarse en el pobre insultándolo con una caridad, que en 90 % de las casos es humillante e insuficiente.
A los correligionarios radicales les dejo una brújula para que, al saber dónde está el Sur y dónde está el Norte, sepan también definirse entre la izquierda y la derecha o el centro en vez de ser alternativamente seudo bolches o gorilas conservas.

A los distinguidos camaradas de la izquierda argentina les dejo un manual “titulado” ¿Qué es la clase obrera? Con modelo para armar incluido, a ver si así pueden explicarse qué les faltó para lograr un puto voto del laburante que, ante la confusión de prédica que iba desde el hermetismo intelectual a la declaración de guerra de guerrillas, prefiriendo (y esto debe ser único en el mundo) votar a la derecha o apoyar dictaduras populistas.

A los compañeros peronistas les dejo el manual de la contradicción perpetua y fanática donde se explica como un movimiento populista que lucho contra el conservadorismo puede llegar a ser un movimiento conservador que acusa de populista a los que luchan contra los conservadores y cómo se puede glorificar a Evita haciendo todo lo contrario de los que hacía ella. También les dejo un bombo para que lo conviertan en shopping y un CD doble con canciones de Menem y música de Palito Ortega cantado por María Julia.

A los milicos que tengan menos espíritu de cuerpo y a los curas que tengan menos cuerpos y más espíritu.

Y a las generaciones venideras sepan que hubo una vez un país rico, grande, lleno de buena gente al cual unos pocos pícaros avivados hundieron sin remedio.

Biografía

Enrique Pinti (nacido en 1939 en Buenos Aires, Argentina) es famoso humorista, actor y dramaturgo argentino.

Como humorista, su trabajo se centra en el desarrollo de monólogos políticos e históricos, hablando en un castellano muy directo, salpicado de insultos y adjetivos certeros para ejemplificar notorios casos de inmoralidad y corrupción. Los monólogos se asocian con segmentos musicales. Actualmente escribe para el periódico La Nación y la revista Noticias artículos relacionados con la actualidad política argentina. Admite haber votado a la Alianza en el año 1999 y a Cristina Kirchner en el año 2007. Políticamente se considera progresista.

Teatro

• Salsa Criolla

• Recuerdos del Futuro

• Circo Romano

• El infierno del Pinti

• Pericón.com.ar

• Candombe nacional

• Pingo Argentino

Filmografía

• Juan que reía

• Sentimental

• Esperando la carroza

• Flop

• Perdido por perdido

• La cara del ángel

Fuentes: Clarín, amolatv, FMM educación, Salta 21 y Wikipedia.

https://www.salta21.com/spip.php?breve615 Pingo argentino

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos