15 C
Salta
miércoles, enero 27, 2021

Contra el aborto clandestino

Notas más leídas

Arte en cerámica en Salta a un nivel sublime

Gozo, emoción, vuelo, raíz, quietud, tersura. Erotismo terroso y materia diáfana. Inmutable conexión con lo profundo y lo leve, con nuestros ancestros y nuestro tiempo. La muestra Arte Artesano Cerámica, una notable experiencia vital y estética.

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Han fallecido personas mayores de 60 años con patologías previas Noruega ha recibido y administrado más de 20.000 vacunas Pfizer ha anunciado su...

La genialidad de los chicos de la mano de Silvia Katz

El “Libro de preguntas posibles e imposibles” del Taller Azul de Silvia Katz, pintora y docente infantil, vuelve a dejarnos perplejos e inundados de una sensación de riqueza interior. Pero además, de inteligencia emocional.

En toda Europa, menos en la isla de Malta, donde rige una ley del sXVIII, hay legislación contra el aborto clandestino.
La distinción es crucial, visto que serpea en sectores de la sociedad argentina la extravagante idea de que “ahora se permitirá el aborto”, fingiendo ignorar que el aborto existe desde la aparición de la especie humana.
Más aun, si se trata de una aproximación de tipo religioso, ignorando que entre un 15/20% de los abortos son espontáneos; o sea, “voluntad divina”.
Las leyes contra el aborto clandestino, lo que reparan, son los efectos brutales de la clandestinidad, mayoritaria en sectores sociales menos protegidos y con menor instrucción; y sin olvidar que el aborto es una realidad social incluso entre “las personas de bien”, eventualmente religiosas, que ante un embarazo no querido apelan al discreto, bien pagado, “médico de confianza”. O sea, un sector social en el que la eventual adhesión religiosa no determina la decisión final. Como lo atestiguan infinitos y discretos consultorios obviamente tolerados por la sociedad, los gobiernos y la ley.
El problema, entonces, son las muertes crueles e inútiles, los traumas físicos y psíquicos que perduran, consecuencias inevitables de esa clandestinidad. Ninguna nación civilizada propicia el aborto, sino que actúa en contra de la realidad anti-social de ignorar su existencia. Solo hace falta entender la diferencia, y dejando de lado el aspecto científico de una discusión tan antigua como la humanidad, acerca del significado de “persona”.
Italia y Portugal sirven como testimonio. El primero es la sede del Vaticano, centro religioso de la cristiandad generado hace 2 000 años por el emperador Constantino, con su obvia influencia histórica y social; y Portugal, país históricamente católico y políticamente “marginal”, donde también rige una ley contra el aborto clandestino.

El aborto en Italia está regulado desde 1978 por la ley 194. Cuando se aprobó, se entendió una avance social complementado por otra ley, la del divorcio. Resistida con el mismo fervor por la iglesia católica.

…Come per la legge sul divorzio, il nostro paese ha dovuto aspettare gli anni Settanta per compiere un passo avanti incredibile in materia di diritti umani, in particolare della donna.
La legge italiana sull’aborto stabilisce che ogni donna può interrompere la gravidanza in ospedale entro i primi 90 giorni.
Ogni donna può recarsi in una struttura pubblica o convenzionata, parlare con il medico, che darà un certificato per l’interruzione di gravidanza. C’è poi una settimana di tempo per valutare se procedere o meno. In caso di minorenni, deve esserci almeno un genitore, altrimenti bisogna rivolgersi agli assistenti sociali e al giudice dei minori per autorizzare o meno l’aborto.
Una legge che di fatto ha reso l’aborto una pratica più sicura per tutte le donne, che prima erano costrette a farlo clandestinamente. Prima dell’approvazione del testo legislativo, infatti, interrompere volontariamente la gravidanza era un reato penale.
In Italia la media è del 70% negli ospedali pubblici, con picchi di più dell’80-90% in Molise, Trentino Alto Adige, Basilicata. Il reso in cliniche private.
A più di 40 anni da quella storica legge, molto c’è ancora da fare. E da difendere. Perché i diritti conquistati non devono mai essere dati per scontati.
Anche il diritto di ogni donna di poter fare una scelta consapevole, di prendere una decisione che già di suo non è facile da prendere in nessun caso.

Portugal:La ley que autoriza el aborto (no más allá de la décima semana), entró en vigor  en julio de 2007… pero ya antes de su aprobación, 12 hospitales públicos comenzaron a aplicarla. La ley exige tres días de reflexión, en reuniones con asistentes sociales, psicológicos y médicos. Garantiza para los médicos el derecho a la objeción de conciencia. Hasta ese momento, y como en la Argehtina, se admitían abortos por grave riesgo de la saluda materna, en casos de estupro o malformación del feto.
Cada año, según registros oficiales, se producían 10 000 abortos clandestinos en Portugal, que por entonces tenía unos 9 millones de habitantes.

– Por Luciano Tanto

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Entre 25 y 40 millones cuestan los carnet de vacunación

El Gobierno abrió una licitación para comprar 20 millones de carnet de vacunación contra el coronavirus, para los que podría gastar entre 25 y...

“Me hartan los ignorantes que, una vez descubiertos, se jactan de su ignorancia”

Rogelio Ramos Signes nació el 14 de diciembre de 1949 en La Rioja, capital de la provincia homónima, República Argentina, habiendo transcurrido...

En época de pandemia el turismo virtual ofrecería nuevas oportunidades

Una nueva propuesta de turismo virtual que utiliza técnicas matemáticas y transmisión en vivo podría ayudar a revitalizar la industria del turismo que ha...

Un sismo de 7.1 sacudió la Antártida

Poco después de que se conociera la noticia de que un sismo de magnitud 7,1 en la escala Richter sacudió este sábado a la...

No vacunarían en Argentina este año al menos a 15 millones de personas

Muchas personas entre los 18 y 60 años que no tienen ninguna enfermedad de base tendrían que esperar más de la cuenta para recibir...