10.3 C
Salta
lunes, septiembre 26, 2022

Ernesto Aparicio traficaba cocaína hacia Buenos Aires y Europa

Notas más leídas

Sospechado de ser el autor intelectual del crimen de Liliana Ledesma, José Ernesto Aparicio, ex diputado romerista, está involucrado en el tráfico de drogas a gran escala junto a Yudi. Ledesma lo había denunciado públicamente, lo que le costó la vida

La productora rural Liliana Ledesma denunció en medios de prensa de esta capital en agosto del año pasado que su marido Gilberto Villagómez, “era un traficante que trabajaba para Aparicio y fue asesinado en 1998 por orden suya”. Ledesma fue testigo de discusiones entre su marido y el ex diputado, Aparicio; también dio el nombre de Delfín Castedo, quien trabajaba para aquel. Fue asesinada a cuchilladas en Salvador Mazza un mes después, en septiembre de 2006.

Aparicio fue un legislador encolumnado con el gobierno de Juan Carlos Romero. Presidió la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara baja, cumplió funciones como asesor en la Municipalidad de Salvador Mazza y llegó a ser asesor personal del gobernador Romero. Antes había sido concejal del PJ en Salvador Mazza y congresal del partido Justicialista.

El periodista Jesús Rodríguez, corresponsal de Clarín escribe: “El testimonio de un narcotraficante arrepentido que está detenido en Buenos Aires, sumado al resultado de escuchas telefónicas que comenzaron a hacerse en noviembre de 1999, fueron los elementos clave para que la Cámara Federal de Apelaciones de Salta dictara el procesamiento del ex diputado justicialista Ernesto José Aparicio como destacado integrante de una banda que ingresaba cocaína al país desde Bolivia y la enviaba a Buenos Aires para exportarla rumbo a Europa.

El procesamiento, impulsado por el fiscal federal de Orán, José Luis Bruno, lo ubica a Aparicio como integrante de una “asociación ilícita para cometer delitos de narcotráfico” y como protagonista de “encubrimiento calificado lavado de dinero de origen delictivo”, esto último agravado por su condición de diputado (recién renunció a su banca en la Legislatura salteña al quedar cercado por esta investigación). La misma medida alcanzó al comerciante Alberto Yudi y a ambos se les prohibió la salida del país.

Por ahora, ambos acusados están libres …

El testimonio del “arrepentido” surgió en noviembre de 1999, cuando fue detenido en Buenos Aires, y puesto a disposición del Juzgado Federal Nº 12. Desde allí se ordenó las escuchas a Aparicio, a quien se lo mencionaría como “Mamila” o “El Gordo”.

Según su declaración, Aparicio hacía acondicionar la droga en bultos de 60 a 80 kilos, que se escondían en camiones cargados con hasta 22 toneladas de madera y así cruzaban la frontera de Bolivia hacia Salta. Desde allí, de acuerdo con el testigo, “llegaba a Buenos Aires a un depósito en el partido de San Martín, donde la droga era sacada y llevada a la Capital, a una mueblería ubicada en avenida Juan B. Justo”.

La cadena seguía hacia Mar del Plata, donde la droga se ocultaba en un galpón, según el testigo. Desde ahí era sacada del país en barco hacia Europa, rumbo a España, donde era entregada al comprador en un bar muy conocido del centro de Madrid.

El testigo dijo que conoció personalmente a Aparicio en 1997, cuando lo fue a visitar a Salvador Mazza. Meses después, contó, “Aparicio viajó a Buenos Aires acompañado de su guardaespaldas, llamado Wilson, y ofreció cuatro kilos de cocaína por 25.000 dólares”.

Con todo esto, recién el 2 de marzo de este año el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, ordenó la captura de Aparicio y de los hermanos Castedo. El ex legislador se mantuvo prófugo 21 días, finalmente se entregó pero fue liberado por falta de mérito. Lo mismo ocurrió con su presunto socio -se encargaría del lavado de dinero-, el comerciante Yudi.

El fiscal, sin embargo, apeló …

El juez federal Raúl Reynoso todavía no ordenó la detención de Aparicio y Yuri, a pesar de que la calificación de los delitos que les atribuye la Cámara Federal lo ameritaría. Sin embargo, altas fuentes de las delegaciones salteñas de Gendarmería Nacional y de la Policía Federal confirmaron a Clarín: “Estos dos ciudadanos tienen prohibida la salida del país”. Esa medida se tomó a partir de la resolución de la Cámara, que sin embargo no puede ordenar todavía en forma directa al juez que detenga a los imputados”.

La noticia difundida por el periodista salteño Jesús Rodríguez se publicó el día sábado 15 de diciembre en Clarín digital y el día domingo en la edición impresa de Clarín.

“Después de que se conociera su procesamiento como destacado integrante de una banda que traficaba cocaína a Europa, el ex diputado del PJ salteño Ernesto José Aparicio ahora quedó señalado como uno de los grandes proveedores de cocaína a la Capital Federal. La denuncia la hizo el mismo narco arrepentido que le había entregado a la Cámara Federal de Apelaciones de Salta información clave para que lo imputara”, dice la nota publicada en el principal diario argentino.

Se sabe que el testigo de quien se preserva su identidad, confesó ante el Juzgado Federal N° 12 que Aparicio expandía el comercio ilícito de estupefacientes en tres rutas: Bolivia, Argentina y Europa.

Las escuchas telefónicas confirmaron los datos aportados por el testigo; se comprobó la vinculación con traficantes de Capital Federal, desde donde Ernesto Aparicio establecía contacto con Delfín Castedo (prófugo por la causa Ledesma) mientras era acusado de narcotráfico por el Juzgado Federal N° 5 y se grabaron las conversaciones “en clave” entre Alberto Yudi y el ex diputado, que dieron cuenta de las dificultades de trasladar la droga desde Bolivia a Europa.

”Ahora, el juez federal de Orán, Raúl Reynoso deberá resolver la situación procesal del ex diputado provincial y del comerciante Alberto Yudi (de profesión exportador), tras el procesamiento ordenado para ambos por la Cámara Federal de Apelaciones de Salta. El tribunal los imputó por “asociación ilícita para cometer delitos de narcotráfico”, y “encubrimiento calificado de lavado de activos de origen delictivo”. Este último delito, para Aparicio es agravado por su condición de funcionario público”.

En la foto de portada se ve a Elena Romero, madre de Liliana Ledesma, mostrando una fotografía del casamiento de Liliana ( con el “narcotraficante Villagómez” tal como figura en la causa). La imagen captó el momento en el que Liliana bailaba con Aparicio.

El documento fotográfico es importante, ya que Ernesto Aparicio aseguró que “no la conocía” a Liliana Ledesma. Es por ello que la madre de la pequeña productora asesinada salió a mostrar esa fotografía. El lugar donde está la señora Romero es en la misma pasarela donde cayó muerta Liliana Ledesma, tras un feroz ataque a puñaladas.

Fuentes:

Procesan a un ex diputado salteño por traficar cocaína hacia Europa

www.clarin.com/diario/2007/12/15/policiales/g-08415.htm

Acusan a un ex diputado de Salta de traer droga a la Capital

www.clarin.com/diario/2007/12/16/policiales/g-06701.htm

Nota relacionada:

Escuchas telefónicas prueban quiénes mataron a Liliana Ledesma

www.salta21.com/spip.php?article156

Foto: diario Clarín (edición impresa)

1 COMENTARIO

  1. Ernesto Aparicio traficaba cocaína hacia Buenos Aires y Europa
    Me llamo Ernesto Aparicio y vivo en Bogotá Colombia. Podrían quitar este artículo ya que mi nombre se ve tachado por una mala reputación, ya que es el primer artículo que aparece cuando pongo mi nombre en Google.
    Gracias por su colaboración

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos