28 C
Salta
viernes, septiembre 18, 2020

Felíz estreno de la Sinfonía Nº 3 de Copland

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

Primer detalle de este concierto. Los tres compositores fueron contemporáneos entre sí. Los tres, también, fueron norteamericanos. Sin embargo, los lenguajes sonoros refieren diferencias importantes. Veamos.

Salta, jueves 24 de noviembre de 2011. Teatro Provincial. Orquesta Sinfónica de Salta. Director Mº Jorge Lhez. Adagio para Cuerdas op.11 de Samuel Barber (1910-1981). Obertura Candide de Leonard Bernstein (1918-1990). Sinfonía nº 3 de Aaron Copland (1900-1990). Auspicio de la Embajada de Estados Unidos de Norteamérica en Argentina.

La noche se abrió con los ocho minutos del célebre Adagio para Cuerdas que Barber, escribió a partir del segundo movimiento de su Cuarteto para Cuerdas que lleva el mismo número de opus, el 11. Se trata de un trozo musical neo-romántico, con un tema atractivo aunque riesgoso si el maestro se introduce en las melosidades que se usan a veces. Felizmente Lhez construyó una acertada traducción y la condujo sin batuta, supongo que por su carácter coral. Es más, hay un Agnus Dei del mismo compositor que se basa precisamente en esta página. Hay críticos que sugieren, dada esa brevedad, no se debiera iniciar un concierto con ella. No es mi caso.

Luego el segundo compositor en la historia de la música estadounidense: Bernstein. En mi opinión el primero siempre fue Gershwin. Su obertura “Candide” pertenece a un musical que el compositor, pianista y fantástico conductor escribiera para Broadway y a pesar de no haber tenido éxito en las exigentes tablas del teatro con música neoyorkino, la pieza tiene su atractivo en la rimbobante expresividad de los metales que junto a la percusión, sirvieron de apoyo a un sutil trabajo de maderas y cuerdas. La obertura es impecable y Lhez comenzó a desarrollar su enorme expresividad.

Finalmente el estreno para Salta de la tercera de Copland. Gran compositor de música para ballet y películas, también incursionó en la música orquestal. Hijo de rusos judíos, no pudo desprenderse totalmente de su influencia y por tanto no le resultó fácil como a los anteriores autores profundizar las simientes del jazz de su país natal. Para mejor, tomó clases con la inolvidable maestra Nadia Boulanger en París que lo conectó con el impresionismo y conoció con ella los aportes de un genio del siglo XX, Igor Stravisnky que marcó su tarea de compositor. Esta sinfonía tiene una fuerte influencia del ánimo que imperaba en su país participante de la segunda Guerra Mundial.

Por otro lado, el esquema constructivo nada tiene que ver con la sinfonía tradicional permitiéndose licencias atento a la carencia de líneas melódicas profundas. Sin embargo no carece de mérito. Copland se dedica en realidad a explorar la riqueza tímbrica del sonido abstracto, no programático y su conocimiento de orquestador eficaz le permite arribar a una obra que si bien nadie sale silbando sus temas, todos terminan por comprender que la riqueza de sus pentagramas está en la belleza del sonido por el sonido mismo. Estreno absoluto para Salta, gracias al aporte de la Embajada de EE.UU en nuestro país. Este último detalle me permite decir que el arte, entendido como tal, no tiene obstáculos territoriales, ni políticos, ni religiosos, en verdad de ninguna índole, cuando hay funcionarios que subordinan esos aspectos en pro de la riqueza informativa del público ante la obra nueva. Final. El maestro Lhez con gesto claro, indicaciones precisas, de arrollador ánimo, produjo un notable trabajo conductor. La orquesta despertó y entregó su caudal musical.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...