30 C
Salta
viernes, septiembre 25, 2020

La sorprendente “zamba gitana” de Abel Pintos

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

De intérprete a compositor, del parecido con la Negra Sosa a la creación de un estilo propio. Las fans enloquecían en el proscenio. Sorprendió a los salteños con un giro vertiginoso -con un fuerte sesgo gitano- de la “Zamba para olvidar”, de Daniel Toro.

A su versión de la famosa zamba no la tiene grabada porque quiere que sea parte del repertorio de sus espectáculos en vivo, que la gente se la pida, le dijo a Salta 21; y comentó que con Daniel Toro tiene “algo mágico”.

En su show en Salta cantó 24 temas. Carismático, simpático, movedizo, el cantante folklorista nacido en Ingeniero White se pasea por distintos estilos y resalta: “estoy en la búsqueda”. A sala llena, en El Huerto, dejó una buena señal: es creador, canta bien y es popular. No se pega al folklore tradicional pero no se queda en el moderno. Un hito.

Sueño dorado, Anclada, Lucero, La llave, Sólo canto por vos, Buenos amores, Zambas (varias), Ojos de cielo, entre tantas otras que sumaron 24 resonaron en el teatro El Huerto. Sus éxitos, sus nuevas versiones. Entre el pop melódico y el folklore flamenco-catalán.

“La gira viene desde noviembre y va hasta octubre de este año”-comentó en entrevista con Salta 21. “Hemos hecho cerca de 200 shows con este disco y tenemos recitales mañana en Chilecito, sábado y domingo en la Rioja, el lunes y martes en la provincia de Buenos Aires. Esta semana la gira la iniciamos en Salta”.

¿Cómo vivís tu paso de intérprete a compositor?

– Con mucha emoción, como lo dije arriba del escenario, y sobre todo con la expectativa del crecimiento y del descubrimiento. La gente me descubre en una etapa nueva pero yo mismo me descubro. Cada vez que termino de componer una canción me sorprendo de haber tenido la posibilidad de donar toda una historia y sobre todo de poder expresar mis sentimientos a través de una letra de una música.

¿En qué estilos musicales te sentís más cómodo?

– Mi estilo musical tiene que ver con las canciones de raíz folklórica, después suelo integrar todas las influencias de la música que me llega directamente que es más allá del folklore; por ejemplo el rock o la música flamenca, catalana, madrileña. Me gusta utilizar mis influencias de la música de raíz folklórica. Dentro de los ritmos y formatos que más me gustan está la zambas, me siento más cómodo y me sale naturalmente, y con más fluidez.

¿Mercedes Sosa quedó atrás?

– No. Jamás va a quedar atrás Mercedes en mí porque tiene un lugar muy grande en mi corazón. Yo me crié escuchándola y es una de las artífices de mis gusto por la música nacional argentina.

¿Cómo se te ocurrió darle a la “Zamba para olvidar” ese toque gitano?

– Eso es lo que digo de las influencias. Es natural. Empecé interpretando Zamba para olvidar en forma común en recitales, y de a poco empecé a sentir que las modalidades españolas y flamencas resaltaban mucho el dolor y la angustia, entonces me parecía que podía llegar a ir muy de la mano con la trama de la canción y lo empecé a hacer. Daniel Toro me llamó y me dijo “Che qué lindo que te sale esa versión que hiciste”. Ahí continué haciéndolo. Lo hubiera hecho un par de veces más y ya me hubiese quedado con el gusto de hacer una versión. Pero para su autor está buenísimo y me parece que le da un clima más tenso a la canción, resalta la desesperación.

¿Está grabada?

– No. En realidad con Daniel Toro se da algo mágico que tiene que ver con canciones que siempre tomo de él, que las canto solamente en vivo, nunca las grabo y sin embargo en todo el país se comenta de mis versiones o de esta canción. Ya me pasó con El Antigal hace cuatro años atrás. Ahora me pasa con Zamba para olvidar. Es algo mágico y prefiero mantener esa unión de ese modo y no grabarlas. Para que el día de mañana sea como algo… no un mito pero que sea algo esperado en los recitales; que toquemos una versión de alguna canción de Daniel Toro para que vea que nace de nuevo.

¿Sentías que era algo fuerte tocarla aquí en Salta?

Si, por supuesto.

….

Emoción, lucidez, dinamismo y combinación sentida. Mucha originalidad. Más cerca de la gente. Un espectáculo desde adentro con estilo propio.

1 COMENTARIO

  1. La sorprendente “zamba gitana” de Abel Pintos
    LOS COMENTARIOS SERIAN MUCHOS…PERO ABEL ESTA CRECIENDO EN TODOS LOS SENTIDOS Y ESO ES BUENO!BUENISSIMO!!!PERO NO OLVIDA EL ”NIÑO” Q’LLEVA DENTRO. MONICA GOMEZ (BS AS)

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...